Más que mil palabras

Cuando preparábamos el post sobre protocolos de mesa de la semana pasada nos vino a la cabeza esta boda y hemos querido recordarla hoy con vosotros.

Pero no adelantemos acontecimientos, empezamos por donde hay que empezar las cosas, por el principio para no perdernos nada.

Marina quería un ramo que fuera igual que su vestido de Navascués, blanco y vaporoso, así que pensamos en peonías, muguet y rosas buscando darle un aire elegante y ligero al mismo tiempo.

0058@Marinaurbon_0043

0119@Marinaurbon2_0036

La ceremonia se celebró en la Catedral de Oviedo, enmarcamos el pasillo con copas llenas de hortensias blancas y hiedra que terminaba en el altar decorado con flores de los mismos tonos que el ramo de la novia.

0265@Marinaurbon2_0080

Los niños de arras vestidos por Marta García-Conde llevaban unos trajes blancos con encajes antiguos y una cinta verde que nos sirvió de inspiración para la cesta y las coronitas. Acompañaron a la novia en su entrada y a los recién casados en la salida de la catedral bajo una lluvia de pétalos en un día soleado.

0314@Marinaurbon_0209

0337@Marinaurbon2_0116

0386@Marinaurbon2_0137

0504@Marinaurbon_0327

El hotel Reconquista fue el lugar elegido para una celebración que tenía una decoración con mucha historia, concretamente la suya.

En el centro del patio donde se servía el aperitivo se colocó, entre hortensias rosas, uno de los protocolos de mesas más entrañables que hemos preparado en los últimos años.

DSC_0086

IMG_1254

Había una lista donde los invitados buscaban su nombre con ayuda de unas azafatas, y tenían que coger un sobre dentro del jarrón con el número que les habían dado. Dentro había una foto que despertó la sonrisa y la intriga a partes iguales.

Otro de los emocionantes detalles que decoraban esta boda fue un biombo con fotos de las bodas de familia y amigos más íntimos. Un rincón que trajo sonrisas y lágrimas, de felicidad, a más de uno.

0860@Marinaurbon2_0437

Pero volviendo a lo de las fotos antiguas que tenían intrigados a los invitados y a vosotros también: ellos eligieron unas imágenes de distintos momentos de su vida para ilustrar las mesas. La foto que tenían en el sobre se correspondía con la imagen que se iban a encontrar al sentarse. Un bonito recuerdo para guardar en el álbum y en la memoria.

Todas las mesas tenían centros bajos, salvo el de la presidencial que era alto y estaba ubicada en el centro para que pudiese verse desde todos los ángulos. Utilizamos velas para crear un ambiente romántico y colores pistacho, rosas, blanco y malva que recordaban al verano, ya que estábamos en el mes de julio. Los números de las mesas estaban caligrafiados en color plata a juego con los distintos cacharritos y candelabros que las decoraban.

marina llaca (16)

0739@Marinaurbon2_0337

0734@Marinaurbon2_0332

DSC_0051

Ellos pensaron, y con razón, que una imagen valía más que mil palabras y por eso nosotras queremos despedir este post con una foto que saco click10 y que seguro que sus protagonistas guardan con mucho cariño.

0959@Marinaurbon_0548

También puedes leer más detalles de esta boda en el blog de la champanera: (pincha aquí) 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s