El enramado

Blanca vino a vernos desde París en Navidad. Entró en la tienda acompañada de sus padres y con muchas ideas. La primera, darle otra vida al vestido de novia de su madre. La segunda, era replicar en distintos momentos un cuadro con hortensias que había pintado su tía para ellos.

Cuando nos enseñó fotos de su traje pensamos en un ramo ligero pero con cuerpo, el que daban las peonias blancas con sus miles de pétalos.

BlancaAntoine_seleccion_004

BlancaAntoine_seleccion_019

BlancaAntoine_seleccion_021

La ceremonia fue en la Capilla de Santa Ana del Palacio de Meres.Pusimos un adorno a los pies del altar con flores blancas, dejándola todo el protagonismo al retablo que fue lo que dibujó su madre para hacer los misales.

BlancaAntoine

BlancaAntoine_seleccion_028

BlancaAntoine_seleccion_047

A la salida la novia recibió una sorpresa de su familia ya que trajeron a un grupo folclórico de León que llenó todo de color, música y emoción con el enramado, una tradición que no conocíamos pero de la que nos quedamos enamoradas. Los trajes regionales, los bailes y los arcos de ramas y flores conquistaron a todos los presentes y dejaron un recuerdo imborrable en su memoria y en el álbum de fotos.

BlancaAntoine_seleccion_051

BlancaAntoine_seleccion_055

BlancaAntoine_seleccion_057

BlancaAntoine_seleccion_070

Las hortensias salieron del cuadro de su tía para inundar el aperitivo con toda su fuerza y color, y también siguieron presentes en el almuerzo.

BlancaAntoine_seleccion_062

BlancaAntoine_seleccion_104

BlancaAntoine_seleccion_105

BlancaAntoine_seleccion_117

Fue un día muy especial que nunca olvidarán.

BlancaAntoine_seleccion_086

 

Fotos: Días de vino y rosas.

 

 

El otoño es de color naranja

Eso pensaron Arancha y Ángel cuando decidieron casarse en esa época del año. Los meses previos los vivieron con mucha ilusión y eso se notaba en cada detalle que escogían y en sus sonrisas.

La novia eligió a Nicolas Costura para que hiciera su traje. Su tocado en tonos dorados nos inspiró para hacer un ramo con distintas rosas, peonias y paniculata y quedó tan dulce como ella.

82271018©mercedesblanco

23181029©mercedesblanco

La ceremonia fue en San Juan el Real, una iglesia situada en pleno centro de Oviedo, con mucho color así que optamos por una decoración en tonos verdes y blancos centrada en 3 puntos: la entrada, la escalinata y el altar.

493271018©mercedesblanco

422271018©mercedesblanco

552271018©mercedesblanco

Aunque fuera llovía, en el interior no parecía un día gris. Las copas de piedra se mimetizaban perfectamente con la barandilla, haciendo que pareciera un elemento más de la basílica y que resaltaran más las flores.

614271018©mercedesblanco

720271018©mercedesblanco

1289271018©mercedesblanco

A la salida, los novios y sus invitados pusieron rumbo al Hotel de la Reconquista. Allí les esperaba el aperitivo en el hall y mil fotos y conversaciones. Pusimos un protocolo de mesas en el centro del salón, con mucho verde para darle un punto de frescura.

1375271018©mercedesblanco

El color calabaza, que le gustaba a la novia, fue protagonista del logo que diseñaron para su boda y que estaba presente en toda la papelería y también en las flores.

21181029©mercedesblanco

El almuerzo fue en el patio de los gatos. Para la ocasión vestimos el corredor con una enredadera que trepaba por la barandilla y colocamos la mesa presidencial en el centro del salón para que todos los invitados sintieran que tenían cerca a los novios. Además de sillas diferentes, diseñamos un centro alto con base de flores y pequeñas calabazas y pinchos de castañas como adorno otoñal.

11181029©mercedesblanco

18181029©mercedesblanco

15181029©mercedesblanco

17181029©mercedesblanco

14181029©mercedesblanco

Gracias a Mercedes Blanco por sus bonitas fotografías y a Arancha y Ángel por pensar en nosotras para un momento tan especial.