La boda de Andrea II

Y del mar se fueron al jardín del Palacio de Meres con el mismo sentimiento de que sus pies no tocaban el suelo. Felices, emocionados y con muchas ganas de pasar un buen rato con su familia y amigos.

Unos días antes de la boda nos trajeron a la tienda una red de pescadores trenzada en Luanco y eso nos sirvió de inspiración para hacer un sitting plan marinero.

El brezo, que le encanta a la novia, estuvo muy presente tanto en la decoración como en la papelería que diseñó la Tortuga para los novios con pequeñas ramitas que daban un elegante toque de color.

Dentro del Palacio, vegetamos algunos rincones para que sintieran que todavía seguían en el jardín. Al igual que en los centros de mesa, pensamos en algo fresco, pero con pequeños detalles otoñales.

Fue un día inolvidable y eso nada ni nadie lo pudo cambiar.

Fotos: Cristina Cañibano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s