Unos novios inolvidables

De Paula y Eduardo no nos vamos a olvidar nunca. Fueron los últimos novios que recibimos en la tienda justo antes de que empezara el confinamiento. Recordamos perfectamente que vinieron con sus padres y que estuvimos un rato viendo opciones y hablando de mil cosas.

La pandemia les cambió muchas veces los planes, pero ellos siguieron, y podemos dar fe de ello, igual ilusionados que el primer día.

Y como nunca llovió que no parara, llegó su momento y pudieron celebrar la boda que siempre habían soñado.

Paula nos pidió que los girasoles fueran protagonistas de la decoración y nos pareció un precioso símbolo de alegría y esperanza. Así que, además para hacer su ramo, nos sirvió de inspiración para la ceremonia que tuvo lugar bajo un árbol centenario por el que hicimos trepar una enorme guirnalda.

Fue una boda divertida y alegre, y es que las celebraciones reflejan a sus protagonistas y ellos son así.

La celebración fue muy divertida y familiar, con una mesa presidencial muy larga porque, con tanta gente querida, cuesta elegir a quien tener cerca ese gran día.

Fotos: Eduardo Ezequiel Photo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s