Nunca es tarde si la fiesta es buena

Bárbara cumplió 40 años en la pandemia y no pudo celebrarlo como merecía, pero no quería renunciar a una fiesta, así que su marido Sergio se propuso hacer inolvidable sus 40 más 1 y se involucró en cada detalle.

Para ello eligieron el Club de Tenis, un lugar donde han vivido grandes acontecimientos familiares. A la vez que le gustaba la idea de sentirse “como en casa” a Sergio le apetecía darle un aire distinto y sorprender a todos los invitados, especialmente a la homenajeada.

Fue un reto que iba mucho más allá de decorar, había que crear un ambiente, montar un fiestón, así que llamamos a alguien que sabe mucho del tema: David de Siapro y nos pusimos a trabajar mano a mano.

Nos contó lo que necesitaba: la pista cerca de la barra, una zona para pinchar y un escenario para un grupo que iba a tocar y empezamos a transformar el comedor, a mover muebles, a quitar cortinas y cuadros…

Dimos mucho protagonismo a las plantas porque aportan un aire fresco y se bañaron las paredes con luces que fueron cambiando a lo largo de la noche. También trajimos mobiliario diferente y creamos una zona Chill Out aprovechando la terraza del salón contiguo que hacía que el espacio quedara más amplio y despejado, perfecto para bailar.

Como a Barbara le encanta el queso, Sergio llamó a Aitor Vega para que preparara una selección de los mejores y así alimentar, junto a todo lo que habían preparado en el club, las ganas que tenían todos de pasarlo bien.

Nadie paró de bailar hasta las 4 de la mañana, y con tan solo recordar lo vivido, se les van los pies.

Fotos: Mercedes Blanco

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s