La boda de Cristina y Javier I

Esta fue una boda de otoño de 2020 que acabó encontrando una nueva fecha a principios de primavera del año siguiente.

A los novios les apetecía que la decoración estuviera inspirada en un bosque, así que lo que hicimos fue darle el colorido de la época para que todo se pareciera lo más posible a lo que habían imaginado cuando preparaban inicialmente su boda.

Lo que no cambió fue el lugar elegido, el Palacio de Meres con su preciosa capilla de Santa Ana, sus salones y jardines.

El ramo de novia estaba pensado para acompañar su precioso vestido, un diseño sencillo y romántico para el que imaginamos un ramo alargado, campestre y con aire despeinado.

Para decorar la capilla quisimos mantener el encanto que tienen los bosques, con sus flores a ras del suelo, la mezcla de ramas y hojas y esa luz tenue tan especial que nos ayudaron a crear las velas.

Nada más terminar la ceremonia, los novios se fueron a dar un pequeño paseo con algo de lluvia y una gran sonrisa como paraguas. La celebración os la contamos la semana que viene.

Fotos: Pelayo Lacazette

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s