Pronto será otoño

Aunque el verano aún está presente, nosotras tenemos la cabeza puesta en el otoño y en todas las bodas que tendremos en los próximos meses. Para inaugurar esta nueva época del año hemos rescatado las fotos de una de las más bonitas que hicimos el año pasado por esta misma época y que nos llevó hasta Cantabria.

GORA Y AITOR ©jfkimagensocial

Gora vino a vernos con tiempo porque quería preparar su boda con calma, tenía muy claro lo qué quería y cuales iban a ser los proveedores que le iban a acompañar en un día tan especial y eso hizo que todo fuera más fácil.

Covadonga Plaza le diseñó un vestido con una falda de tul tan impresionante como la pedrería que empezaba en los hombros y terminaba en la espalda. El tono de ese adorno y del tocado de Le Touquet nos marcó el colorido del ramo en el que además de ponerle sus rosas favoritas, añadimos unas ramitas de eucalipto buscando el gris del bordado.

GORA Y AITOR ©jfkimagensocial

GORA Y AITOR ©jfkimagensocial

La Hostería Castañeda fue el lugar elegido por los novios para su boda, fuimos juntos a visitarlo y a planear como sería todo, empezando por la ceremonia civil que se celebraría en el bosque.

Nos pidieron mantener la estética del bosque así que apostamos por el color verde, hojas y  ramas. Mezclamos helechos, hiedra, paniculata… buscando el aire otoñado propio de la época. Un momento emotivo y muy romántico con los novios enmarcados en el arco y cientos de árboles arropando los bancos donde se sentaban los invitados.

GORA Y AITOR ©jfkimagensocial

GORA Y AITOR ©jfkimagensocial

GORA Y AITOR ©jfkimagensocial

GORA Y AITOR ©jfkimagensocial

GORA Y AITOR ©jfkimagensocial

Para el aperitivo hicimos centros con brezos a juego con el estampado de los manteles.

GORA Y AITOR ©jfkimagensocial

GORA Y AITOR ©jfkimagensocial

GORA Y AITOR ©jfkimagensocial

GORA Y AITOR ©jfkimagensocial

El protocolo de mesas con la papelería diseñada por de rosas y Baobabs lo colocamos a la entrada de la Hostería aunque realmente parecía que lo habíamos puesto a la entrada del bosque porque estaba rodeado de helechos, brezos, hiedras…

GORA Y AITOR ©jfkimagensocial

A la novia le encantan las velas, así que decidimos sorprenderla con cientos de ellas colocadas en vasitos, candelabros… al encenderlas todas daban una luz muy especial.

GORA Y AITOR ©jfkimagensocial

GORA Y AITOR ©jfkimagensocial

GORA Y AITOR ©jfkimagensocial

Con su brindis damos la bienvenida al otoño y a todo lo bueno que está por llegar.

GORA Y AITOR ©jfkimagensocial

Fotos: JFK Imagen social

El verano es una boda

Para muchos verano es sinónimo de vacaciones, destinos paradisiacos, colores vivos…y para nosotras eso también es sinónimo de boda. Esta semana os queremos enseñar una muy especial que decoramos en el Palacio de Meres este verano. Ya sabéis que está en Asturias pero aquel sábado parecía Mallorca, sol y calor incluidos.

Las buganvilias, que tan bonitas lucen en fachadas y jardines, fueron las elegidas para el ramo de Sofía que era veraniego y muy especial.

C72B0237

La ceremonia es un momento emotivo, celebrarla en el jardín, entre los muros y los árboles que rodean al Palacio, hizo que fuera inolvidable.

La decoración era sencilla porque se necesitaba poco, ese es uno de los encantos que tiene Meres, que desnudo ya está prácticamente vestido.

C72B0293

C72B0274

C72B0278

C72B0364

 

De un jardín pasaron a otro, unos pocos metros separaban Asturias de Mallorca. Puede parecer imposible pero siendo en novio piloto fue fácil volar de un sitio a otro en un abrir y cerrar de ojos.

C72B0304

C72B0335

C72B0324

Decoramos todo con telas mallorquinas, limones que son típicos de la zona, capazos y mucho color.  Queríamos hacer algo acogedor, sencillo porque el verano no es complicado y alegre porque había mucho que celebrar.

C72B0261

C72B0262

C72B0264

La mantelería blanca cedió todo el protagonismo a las servilletas hechas con tela mallorquina que nos trajo la novia. Los centros fueron una combinación de distintos cacharros y flores buscando el color de las servilletas.

C72B0213

C72B0288

C72B0219

C72B0294

Decorar puede ser igual que leer: una forma de viajar sin moverse del sitio.

 

Las fotos son de Macusa Cores.

 

 

Casarse entre amigos

Cuando alguien del sector te llama para su boda, es una alegría doble: al final es mucha gente en la que pueden confiar y es un honor y una suerte a partes iguales que nos elijan a nosotras.

Eli, trabajo durante un tiempo con nuestra querida Paula, de Living las bodas y desde que vino a la tienda tuvimos un filing muy especial.

Como en todas las bodas que organizan, todo estaba estudiado al milímetro. Empezando por los colores: mostaza y azul.

davidfernandez-eliyguille-72

davidfernandez-eliyguille-96

davidfernandez-eliyguille-90

El ramo y los zapatos de Miss García tenían el color mostaza como protagonista, los primeros en el ante y el segundo en la cinta de terciopelo y en alguna de sus flores. La chapa de la señorita llevaba grabada una palabra especial para la novia.

davidfernandez-eliyguille-125

davidfernandez-eliyguille-132

davidfernandez-eliyguille-103

Querían un lugar especial para la ceremonia. Algo urbano y a la vez íntimo. Todo eso lo encontraron en el Hotel Ayre, concretamente en su azotea.

davidfernandez-eliyguille-165

davidfernandez-eliyguille-168

Allí mismo, de pie y delante de todos sus invitados, se dieron el sí, en una ceremonia emotiva, oficiada por Javi de Liebling. El color amarillo estaba presente en las flores y el azul en un cartel de bienvenida hecho por Living las bodas y en la papelería diseñada para la ocasión.

davidfernandez-eliyguille-194

davidfernandez-eliyguille-199

davidfernandez-eliyguille-191

Para la salida, ideamos con Paula unos conos llenos de confeti y hojas de eucalipto con los que recibieron a los novios y a toda la felicidad que venía con ellos.

davidfernandez-eliyguille-135

davidfernandez-eliyguille-263

davidfernandez-eliyguille-266

davidfernandez-eliyguille-287

Unas plantas más abajo, esperaba una celebración a la altura. Todo estaba cuidado con un cariño especial, todo el equipo había trabajado mucho para sorprender a novios e invitados.

davidfernandez-eliyguille-324

El salón estaba lleno de flores y velas. Todo en tonos azules, ocres…La luz de las velas encendidas contrastaba con los numeros de las mesas, hechos de cinc.

davidfernandez-eliyguille-306

davidfernandez-eliyguille-330

davidfernandez-eliyguille-308

La papelería parecía un espejo donde se veían todas las flores que adornaban las mesas.

davidfernandez-eliyguille-333

davidfernandez-eliyguille-332

Todo estaba listo y lo único que faltaba era gente con ganas de celebrar. Y eso, llegó.

davidfernandez-eliyguille-368

davidfernandez-eliyguille-378

Aparte de grandes profesionales, en esta boda se dieron cita buenos amigos y eso se noto en el resultado y también en estas fotos.

davidfernandez-eliyguille-422

davidfernandez-eliyguille-433

davidfernandez-eliyguille-444

Las fotos son de David Fernández, con quien hemos coincidido varias veces la temporada pasada.

 

 

 

La novia del tocado de flores

Terminamos 2016 viendo una boda nuestra publicada en la web de Telva y hemos querido empezar 2017 enseñandola en nuestro blog.

Hay novias que no solo llevan flores en el ramo también en la cabeza y hoy os queremos enseñar a una de ella: Ana.

111_boda_ana_nacho_10_10_2015

Ana tenía mucho estilo y las ideas muy claras: sabía que quería llevar una corona y el pelo suelto. Así que nos pusimos a buscar flores y empezamos a trenzarlas.

Tenía que ser perfecta: ni muy grande ni muy pequeña, con algo de color pero sin pasarse…

113_boda_ana_nacho_10_10_2015

 

Después de darle vueltas elegimos brunia, rosas feish, astilbe, eucalipto, limonium….

197_boda_ana_nacho_10_10_2015

El ramo tenía las mismas flores e idénticos colores que el tocado y no podía quedar mejor el precioso vestido de otaduy que la novia eligió en Vintage bodas.

163_boda_ana_nacho_10_10_2015

131_boda_ana_nacho_10_10_2015

Quisimos darle un aire más silvestre y alegre. Con un toque otoñal pero alejado de los tópicos.

207_boda_ana_nacho_10_10_2015

453_boda_ana_nacho_10_10_2015

212_boda_ana_nacho_10_10_2015

La ceremonia civil se celebró en la Salgar. Querían hacer algo muy campestre y eso fue lo que tuvieron: en medio de un jardín, rodeados de arboles y de sus invitados.

Hicimos unos centros con flores menudas en tonos malvas y rosas que contrastaban con el mobiliario industrial de la salgar.

Uno de los detalles diferentes es que los novios estuvieron toda la ceremonia mirando a sus invitados y eso hizo que fuera si cabe, más emotivo.

247_boda_ana_nacho_10_10_2015

623_boda_ana_nacho_10_10_2015

622_boda_ana_nacho_10_10_2015

330_boda_ana_nacho_10_10_2015

Al terminar la ceremonia los novios fueron recibidos con cientos flores de hortensias.

269_boda_ana_nacho_10_10_2015

El otoño es una época preciosa para casarse, especialmente si nos regala días como aquel sábado.

535_boda_ana_nacho_10_10_2015

536_boda_ana_nacho_10_10_2015

597_boda_ana_nacho_10_10_2015

En el Museo del pueblo de Asturias les esperaban todos los invitados. Juntos empezaron la celebración con un aperitivo en el jardín.

624_boda_ana_nacho_10_10_2015

708_boda_ana_nacho_10_10_2015

Ya en el interior, estaba preparada la cena. Utilizamos flores iguales a las de la ceremonia pero esta vez las colocamos en cestos de musgo y que hacían juego con el motivo de la papelería.

722_boda_ana_nacho_10_10_2015

718_boda_ana_nacho_10_10_2015

726_boda_ana_nacho_10_10_2015

Y con las mismas flores con las que empezamos el post, terminamos.

774_boda_ana_nacho_10_10_2015

777_boda_ana_nacho_10_10_2015

Foto: Pelayo Lacazatte.

 

 

 

 

Una boda en Hawaii

La boda de Aida y Pablo ha sido una de las más divertidas de la temporada y ni el frío ha podido convencernos de que esperáramos al buen tiempo para enseñaros las fotos.

Cuando ellos vinieron a vernos y nos contaron la idea que tenían en la cabeza, nos encanto. Trasladar Hawaii a la Riega nos parecía un reto apasionante y el motivo precioso: ellos se habían casado allí solos y querían volver a vivir ese momento rodeados de familiares y amigos.

En la invitación hablaban de una boda pero en realidad la gente iba a asistir a un viaje…un viaje inolvidable. En la maleta solo hacía falta llevar ropa de fiesta y ganas de pasarlo bien.

La novia nos pidió un ramo de peonias y olivo. Quería algo sencillo como su vestido y que hiciera juego con el tocado que le había hecho Cristina Pascual.

aida-y-pablo-jfkimagensocial6

Al aterrizar allí los invitados estaban desconcertados: el trayecto había sido corto pero habían llegado muy lejos.

aida-y-pablo-jfkimagensocial14

Para la ceremonia nos habían pedido un arco de flores. Ambientamos el espacio con hojas de monstera, palmito, flores de acanto, peonias… El pasillo lo llenamos de pétalos, velas y flores.

 

aida-y-pablo-jfkimagensocial7

aida-y-pablo-jfkimagensocial9

aida-y-pablo-jfkimagensocial13

aida-y-pablo-jfkimagensocial11

aida-y-pablo-jfkimagensocial16

La ceremonia oficiada por Javi de Liebling fue emocionante y divertida. Fue volver a esa playa donde se habían dicho sí pero esta vez con toda la gente que no podía faltar.

aida-y-pablo-jfkimagensocial17

aida-y-pablo-jfkimagensocial18

Al final se intercambiaron Leis que son los collares hawaiianos y que nosotras preparamos para la ocasión.

aida-y-pablo-jfkimagensocial20

aida-y-pablo-jfkimagensocial21

Aunque el día era muy soleado, como es típico en Hawaii a la salida se vieron sorprendidos por una lluvia…de olivo.

aida-y-pablo-jfkimagensocial10

aida-y-pablo-jfkimagensocial37

aida-y-pablo-jfkimagensocial39

La celebración fue tipo Cocktail. Colocamos un bodegón de bienvenida, palmeras incluidas y que por un momento nos hizo dudar de si estábamos de vacaciones o trabajando.

aida-y-pablo-jfkimagensocial31

aida-y-pablo-jfkimagensocial41

Y como en casa del herrero no siempre hay cuchillos de palo, ellos quisieron poner el toque de su proyecto Rawcoco que muchos conoceréis en Gijón.

aida-y-pablo-jfkimagensocial28

aida-y-pablo-jfkimagensocial29

aida-y-pablo-jfkimagensocial32

aida-y-pablo-jfkimagensocial27

La papelería de Living las bodas daba ese toque exótico que pedían los novios y que tanto gustó a los invitados.

aida-y-pablo-jfkimagensocial30

El chiringuito de tabaco de Living las bodas no tenía nada que envidiar a los que se pueden encontrar paseando por la isla.

aida-y-pablo-jfkimagensocial42

aida-y-pablo-jfkimagensocial33

Se hizo de noche y también la luz gracias a cientos de bombillas que iluminaron el cielo de su particular paraíso.

aida-y-pablo-jfkimagensocial43

aida-y-pablo-jfkimagensocial44

Si la boda había sido diferente, la fiesta no podía ser menos. Nos pusimos manos a la obra y transformamos la carpa en una zona disco para que los invitados siguieran la fiesta.

thumbnail_imagen-1

Las fotos son de Jfk con los que hemos coincidido varias veces este año y siempre es un placer. La coordinación corrió a cargo de Wednesday WP que lograron que todo saliera perfecto.