Boda en Casa Trabanco

Dicen que de una boda sale otra boda pero, en esta ocasión, salieron muchas. Fuimos a Casa Trabanco hace un año y, desde entonces, volvemos cada poco.
Yoli vivió los preparativos con mucha ilusión porque la ceremonia y la celebración iban a ser en un lugar en el que ella se sentía como en casa porque, de hecho, es de su familia.
Paula, que por aquel entonces dirigía Living las bodas, fue la encargada de organizar todo y tan bien lo hizo que ahora trabaja allí de responsable de eventos.
Este fue uno de los retos más bonitos del 2017. Un lugar con belleza singular y mucho potencial, historia y sabor. Una familia estupenda. El entorno no podía ser más especial: decenas de manzanos con sus ramas, hojas y frutos y el paisaje asturiano que tan bonito es, aunque estemos acostumbrados.

YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE

El otoño fue muy protagonista con sus colores, empezando por el ramo de la novia inspirado en los tonos del tocado de flores de tela que le hicieron en Le Touquet.

YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE

La ceremonia fue en un antiguo túnel que se empezó a construir para unir Gijón con San Martín del Rey Aurelio. Abrimos las puertas de par en par, colocamos unos cortinones y un arco para enmarcar a los protagonistas. Jugamos con el contraste y utilizamos sillas transparentes que rompían un poco y le daban un aire especial sin restar protagonismo a las barricas.

YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE
También decoramos el coche en el que llegaron los novios y le hicimos un adorno a dos invitados muy especiales: la hija de Jose y su perrito.
La ceremonia era una pista de lo que iba a venir: una celebración con nombre propio y muchas botellas de sidra. Lo que bien empieza, acaba de manera extraordinaria.

YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE
Fotos: JFK IMAGEN SOCIAL

Autentica felicidad I

Decidimos titular el post así porque felicidad es la mejor palabra para definir a Gladys y Juan. Ellos son la alegría, el optimismo, las ganas… y la suma de todo eso da por resultado la felicidad.

Participar en la boda de dos personas que se quieren tanto fue un auténtico placer. Todo fue fácil, confiaron a ciegas y se dejaron llevar.

Nuevamente trabajamos mano a mano con Paula de Living las bodas, con la que volveremos a coincidir mucho este año.

Gladys es una persona muy especial y su vestido no iba a ser menos. Alfonso Pérez fue el encargado de diseñar un traje irrepetible, con encaje, muchos cortes y un toque de color dorado que nos inspiró para crear el ramo.

587

Las mangas infinitas con efecto capa nos hicieron  pensar en un ramo largo, con lisianthus color crema atados con una cintas dorada que nos trajo el diseñador y de las que colgaba un camafeo antiguo.

703

611

La ceremonia civil se celebró en los jardines de la Riega, con la ciudad de Gijón y el mar Cantábrico de fondo.

Querían algo informal, alegre y muy participativo. También que sus sobrinos estuvieran en primera fila y que los invitados no perdieran detalle de todo lo que ocurriera.

Buscamos sillas por todo el palacio, desde la terraza hasta la última de las habitaciones. No eran iguales pero eso no importaba, quedaba bonita la mezcla de distintas formas, colores y materiales.

Gladys y Juan. Fotografía JFK 50

Enmarcamos el pasillo con capazos, frascas de cristal y faroles. Enfrente de todas las sillas había una zona reservada para los novios y otra, muy cerquita, para su cortejo de arras.

Colocamos dos bancos, uno  para Gladys y Juan, bajo un arco recubierto de vegetación y capazos llenos de flores, y otro de madera blanca para los niños.

Mezclamos hortensias blancas, rosas y azules con otras flores para darle un aire campestre y alegre huyendo de la ceremoniosidad y creando el ambiente distendido que querían los novios.

645

768

700

589

 

La novia salió del Palacio acompañada del padrino y de sus niños de arras, ellas llevaban unas medias coronas de flores rosas trenzadas por Mónica.

769

774

798

Fue una ceremonia preciosa, llena de sonrisas, palabras bonitas, besos, abrazos y mucho, mucho amor.

844

803

19

18

20

 

Hay bodas en las que la fiesta empieza mucho antes del baile, y esta es una de ellas.

Gladys y Juan. Fotografía JFK 422

Gladys y Juan. Fotografía JFK 430

Continuará…

Fotos: JfK imagen social