La fiesta solidaria de Fundación Aladina de Casa Trabanco

De una fiesta solidaria, sale otra porque ayudar es contagioso. Eso fue lo que pensaron Raquel de Dorothys Red Shoes y Yoli de Casa Trabanco cuando, en la celebración del quinto aniversario de su blog en Madrid, se les ocurrió hacer algo en Asturias.
Raquel es madrina de la fundación Aladina que se encarga, bajo la tutela de Paco Arango, de llenar de color y esperanza rincones de hospitales: el HUCA ha sido escenario de esa transformación, las salas blancas y frías se han convertido en espacios acogedores para hacer más llevadera la estancia a los pequeños luchadores y sus familias. Algo encomiable y necesario porque una enfermedad no puede privar a un niño de ser lo que es: un niño.
Yoli quiso rodearse de los que habitualmente estamos con ella y la respuesta fue un sí rotundo por parte de todos: Siapro, Global Rent, JFK… todos pusimos nuestro granito de arena para que fuera una noche especial y no estuvimos solos.
Tantos fueros los que se animaron a participar que lo que iba a ser una cena sentados se acabó convirtiendo en un cocktail. La gente se volcó. Todo el mundo se quería apuntar y Wisi Sarandreses hizo una gran labor gestionándolo todo.
Ayudar deja buen sabor de boca y en este caso, fue literal porque Casa Trabanco sirvió un menú excelente y regó el evento con uno de sus productos estrella: la sidra.

EVENTO ALADINA-TRABANCO

EVENTO ALADINA-TRABANCO

EVENTO ALADINA-TRABANCO

EVENTO ALADINA-TRABANCO

Sé intentó aprovechar el espacio de la mejor manera posible para que la gente estuviera a gusto. La puesta en escena habitual de Casa Trabanco y la ayuda de Global Rent y Siapro dio como resultado una ambientación mágica.

EVENTO ALADINA-TRABANCO

EVENTO ALADINA-TRABANCO

EVENTO ALADINA-TRABANCO

 

Para la decoración nos inspiramos en el color naranja del logo de la Fundación, en la alegría con la que trabajan y también en los verdaderos protagonistas de todo: los niños. Así que elegimos flores y velas coloridas, dándole un aire fresco y optimista.

EVENTO ALADINA-TRABANCO

EVENTO ALADINA-TRABANCO

EVENTO ALADINA-TRABANCO

EVENTO ALADINA-TRABANCO

Fue una noche inolvidable de esas en las que te vas a dormir con una sonrisa y la sensación de paz que deja saber que entre todos estamos creando un mundo mejor.

EVENTO ALADINA-TRABANCO

EVENTO ALADINA-TRABANCO

 

Fotos: JFK IMAGEN SOCIAL

Una boda en Casa Trabanco II

La celebración fue en Sariego, en la nave de elaboración y el llagar que tiene Trabanco. Los espacios vivieron una transformación absoluta que fue posible gracias a dos cosas: el potencial del lugar y la confianza ciega que depositaron en nosotras. Pero empecemos por el principio: el aperitivo, con sello de la casa, se sirvió en el jardín para disfrute de todos los invitados.
YOLI Y JOSE
YOLI Y JOSEYOLI Y JOSE

YOLI Y JOSEYOLI Y JOSE

En el interior decoramos todo el techo con ramas secas, eucalipto y luces de German Vizcaino, logrando así bajar la altura de la nave para que fuera más acogedora. Tanto gustó la propuesta que no lo desmontamos y ahora está en todas las bodas.
La iluminación en tono rosado fue obra de Siapro y logró crear un ambiente muy especial. Jugamos con la geometría mezclando tableros largos de madera vista y mesas redondas con manteles de M viste tu mesa.
YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE

La presidencia era muy especial ya que sólo estaban los novios. Algo poco habitual pero muy emocionante porque estaban solos y, a la vez, con tus sus invitados.

YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE

El otoño fue el gran proveedor de decoración con brasicas, cardos, manzanas, eucalipto… también usamos velas en tonos verdes y vasitos en distintos colores. Las proteas, flores favoritas de la novia, aparecieron en los centros de mesa y en la papelería que diseñó Paula para la ocasión.
YOLI Y JOSE
YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE

 

Fue una boda de esas que, al acabar, deberían de volver a empezar porque no habrá otra igual.

YOLI Y JOSE

Fotos: JFK IMAGEN SOCIAL

Boda en Casa Trabanco

Dicen que de una boda sale otra boda pero, en esta ocasión, salieron muchas. Fuimos a Casa Trabanco hace un año y, desde entonces, volvemos cada poco.
Yoli vivió los preparativos con mucha ilusión porque la ceremonia y la celebración iban a ser en un lugar en el que ella se sentía como en casa porque, de hecho, es de su familia.
Paula, que por aquel entonces dirigía Living las bodas, fue la encargada de organizar todo y tan bien lo hizo que ahora trabaja allí de responsable de eventos.
Este fue uno de los retos más bonitos del 2017. Un lugar con belleza singular y mucho potencial, historia y sabor. Una familia estupenda. El entorno no podía ser más especial: decenas de manzanos con sus ramas, hojas y frutos y el paisaje asturiano que tan bonito es, aunque estemos acostumbrados.

YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE

 

 

El otoño fue muy protagonista con sus colores, empezando por el ramo de la novia inspirado en los tonos del tocado de flores de tela que le hicieron en Le Touquet.

YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE

 

YOLI Y JOSE

La ceremonia fue en un antiguo túnel que se empezó a construir para unir Gijón con San Martín del Rey Aurelio. Abrimos las puertas de par en par, colocamos unos cortinones y un arco para enmarcar a los protagonistas. Jugamos con el contraste y utilizamos sillas transparentes que rompían un poco y le daban un aire especial sin restar protagonismo a las barricas.
YOLI Y JOSE
YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE
YOLI Y JOSE

 
También decoramos el coche en el que llegaron los novios y le hicimos un adorno a dos invitados muy especiales: la hija de Jose y su perrito.
La ceremonia era una pista de lo que iba a venir: una celebración con nombre propio y muchas botellas de sidra. Lo que bien empieza, acaba de manera extraordinaria.
YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE
YOLI Y JOSE
YOLI Y JOSE
YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE

a05b5500-c097-4512-8876-cc8a75219d32

YOLI Y JOSEFotos: JFK IMAGEN SOCIAL