Casarse entre amigos

Cuando alguien del sector te llama para su boda, es una alegría doble: al final es mucha gente en la que pueden confiar y es un honor y una suerte a partes iguales que nos elijan a nosotras.

Eli, trabajo durante un tiempo con nuestra querida Paula, de Living las bodas y desde que vino a la tienda tuvimos un filing muy especial.

Como en todas las bodas que organizan, todo estaba estudiado al milímetro. Empezando por los colores: mostaza y azul.

davidfernandez-eliyguille-72

davidfernandez-eliyguille-96

davidfernandez-eliyguille-90

El ramo y los zapatos de Miss García tenían el color mostaza como protagonista, los primeros en el ante y el segundo en la cinta de terciopelo y en alguna de sus flores. La chapa de la señorita llevaba grabada una palabra especial para la novia.

davidfernandez-eliyguille-125

davidfernandez-eliyguille-132

davidfernandez-eliyguille-103

Querían un lugar especial para la ceremonia. Algo urbano y a la vez íntimo. Todo eso lo encontraron en el Hotel Ayre, concretamente en su azotea.

davidfernandez-eliyguille-165

davidfernandez-eliyguille-168

Allí mismo, de pie y delante de todos sus invitados, se dieron el sí, en una ceremonia emotiva, oficiada por Javi de Liebling. El color amarillo estaba presente en las flores y el azul en un cartel de bienvenida hecho por Living las bodas y en la papelería diseñada para la ocasión.

davidfernandez-eliyguille-194

davidfernandez-eliyguille-199

davidfernandez-eliyguille-191

Para la salida, ideamos con Paula unos conos llenos de confeti y hojas de eucalipto con los que recibieron a los novios y a toda la felicidad que venía con ellos.

davidfernandez-eliyguille-135

davidfernandez-eliyguille-263

davidfernandez-eliyguille-266

davidfernandez-eliyguille-287

Unas plantas más abajo, esperaba una celebración a la altura. Todo estaba cuidado con un cariño especial, todo el equipo había trabajado mucho para sorprender a novios e invitados.

davidfernandez-eliyguille-324

El salón estaba lleno de flores y velas. Todo en tonos azules, ocres…La luz de las velas encendidas contrastaba con los numeros de las mesas, hechos de cinc.

davidfernandez-eliyguille-306

davidfernandez-eliyguille-330

davidfernandez-eliyguille-308

La papelería parecía un espejo donde se veían todas las flores que adornaban las mesas.

davidfernandez-eliyguille-333

davidfernandez-eliyguille-332

Todo estaba listo y lo único que faltaba era gente con ganas de celebrar. Y eso, llegó.

davidfernandez-eliyguille-368

davidfernandez-eliyguille-378

Aparte de grandes profesionales, en esta boda se dieron cita buenos amigos y eso se noto en el resultado y también en estas fotos.

davidfernandez-eliyguille-422

davidfernandez-eliyguille-433

davidfernandez-eliyguille-444

Las fotos son de David Fernández, con quien hemos coincidido varias veces la temporada pasada.

 

 

 

Bodas de verano I

Volvemos a estar por aquí después de uno de los veranos mas atípicos que recordamos y también difícil de olvidar. Este año hemos tenido problemas para que entrara todo en el maletero pero en vez de equipaje llevábamos flores, jarrones y plantas. Hemos hecho muchos kilómetros pero la mayoría sin salir de Asturias. Hemos estado en casas, palacios, hoteles donde nos hemos quedado a soñar en vez de a dormir. Y… ¿sabéis qué? No lo cambiamos por nada, nos encanta nuestro trabajo y nuestros novios.

IMG-20160728-WA0003

Hemos vivido un verano precioso lleno de bodas diferentes y parejas únicas. No hemos parado y todavía nos quedan por delante unos meses de mucho movimiento.

Para compensar nuestra ausencia os hemos preparado un “popurrí” de fotos de estos dos meses, necesitaríamos mucho mas de dos post para que vierais todas las que os queremos enseñar, pero tenemos tiempo y un curso entero por delante para hacerlo ¿no?.

En sesenta y dos días da tiempo a todo: a bodas civiles y religiosas, urbanas y campestres, pequeñas y grandes…

IMG_1134

IMG_0870

Palacio de Meres.

LuciaPepe_Baja_DDVYR-204

Días de vino y rosas.

IMG-20160903-WA0012

Hotel Ayre.

img-20160829-wa0004

La Riega

IMG_20160722_205150

Palacio de Meres.

IMG-20160709-WA0007

IMG_20160805_210125

IMG_20160903_195459

img-20160820-wa0009

Hemos hecho ramos con todas las flores posibles y de todos los colores: uno partiendo de un tocado de Le touquet, otro con unas flores que tenían un significado especial, otro en los mismos tonos que los zapatos, cada uno tenía su historia y todas eran preciosas.

IMG_20160827_131035

Pelayo Lacazette.

_mg_5600

Cristina Cañibano.

IMG-20160827-WA0000

Mercedes Blanco

IMG_20160831_120032

Al norte del norte.

img-20160903-wa0010

qd

Ricardo Moreno

qv

La semana que viene os seguiremos contando más cosas de nuestro verano, que si una boda da para mucho, imaginaros un montón…

IMG_0735

Palacio de la concepción

Una ceremonia civil en otoño

Hoy os queremos enseñar una boda civil que montamos aprovechando el patio y el mobiliario antiguo de El Palacio de Meres.

Queríamos hacer  algo distinto porque entendemos que no hay necesidad de imitar la distribución de las bodas religiosas. Es un acto con personalidad propia y queríamos que la distribución lo reflejara.

Se colocó una mesa para el maestro de ceremonias y un atril para las personas que tenían que leer. Los invitados se colocaron alrededor del patio, un detalle bonito de este montaje es que podían ver algo que solo está reservado al padrino y la madrina, que es ver la cara de los novios durante el trascurso de la ceremonia. Algo sin duda emocionante.

Aprovechando la época del año colocamos copas efecto piedra llenas de  brezo, helechos y hiedra en distintas zonas del patio.

IMG_1754

 

IMG_1762

 

IMG_1765

Pese a estar en otoño hizo un día buenísimo, así que el catering del Balneario sirvió el aperitivo en el jardín: había cocina en directo y barra de Gin-fizz. Lo adornamos con brezos, helechos, amaranto y hortensias.

IMG_1787

 

IMG_1788

 

IMG_1792

Diseñamos una zona Chill-out con bancos de hierro y mesas de madera reciclada.

IMG_1794

 

IMG_1796

Para el almuerzo mantuvimos el colorido: granate, verde pistacho y fresa. Las mesas se adornaron con cacharritos que recordaban a las vajillas antiguas y los llenamos de otoño.

IMG_1937

 

IMG_1939

 

IMG_1955

 

IMG_1957

Para la noche se reinventaron los espacios con velas y faroles, ofreciendo un aspecto más romántico y acogedor.

IMG_2057

 

IMG_2092

Conclusión: Cualquier época del año es buena para casarse, cualquier ceremonia es buena para comprometerse, lo importante no es el tiempo ni la forma, lo que cuenta es el amor, y eso no entiende ni de meses ni de ideologías.

El amor entiende de amor, y con eso lo comprende todo.

Imágenes: Macusa Cores

 

Emma Baizán.