La cena de Navidad

Seguimos, semana tras semana, los post de Cati que, en su Blog Está mal que yo lo diga, nos cuenta sus recetas y trucos para convertir la hora de la comida en el mejor momento del día.

Nos gustan muchas cosas de su filosofía: la primera son los ingredientes, no hay ninguno raro. Podemos encontrarlos todos en las tiendas donde hacemos la compra habitualmente. La segunda es que ella misma puede preparar las recetas por ti, ayudarte a recibir y  sorprender a tus invitados.

Todos los años hace por estas fechas un menú navideño y nos encanta participar decorando la mesa porque, además de cocinar y ambientar la mesa hace que las comidas y las cenas sean todavía más especiales.

La idea partió de unos platos que heredó Cati de su abuela. Tenían un colorido diferente que nos inspiró para encontrar el colorido del centro de mesa en el que estrenamos dos lámparas que seguro que presidirán muchas bodas el año que viene.

Los centros estaban colocados alrededor de las bases de las dos lámparas y unidos entre sí por flores de pascua.

Las velas también fueron protagonistas pero no en el color habitual, elegimos el color negro y coral, a juego con la vajilla.

52141217 ©mercedesblanco

54141217 ©mercedesblanco

63141217 ©mercedesblanco

94141217 ©mercedesblanco

 

La mantelería era de Mviste tu mesa, en color verde oscuro y con las servilletas haciendo contraste. No hay que poner todo a juego, mezclar hace que las posibilidades sean infinitas y nada monótonas.

116141217 ©mercedesblanco

La cristalería era una mezcla de dos juegos distintos, pusimos la copa de agua de color. Se lleva mucho hacer eso y es una tendencia que nos encanta.

 

El reportaje es de Mercedes Blanco, sus fotos son un regalo.

Os dejamos con el postre y nuestros mejores deseos para estas fiestas. Feliz Navidad.

152141217 ©mercedesblanco

 

Making of de la sesión de comunión

Hace un par de semanas os enseñamos una sesión de comuniones en la casona de San Andrés. Hoy queremos compartir todo lo que hay detrás, lo que no se ve pero esta ahí. Y es que, aunque en una foto salga solo una persona, en realidad hay muchas trabajando para que todo salga bien.

Todo empezó semanas antes, cuando visitamos con libros e ideas la casona. Aquel día llovía un montón, exactamente igual que cuando hicimos la sesión. Fuimos juntas para inspirarnos e intercambiar impresiones.

IMG-20160212-WA0021

IMG_20160404_231042

Volvimos empapadas y con muchas ideas en las que trabajar. Cada una tenía que encargarse de una pieza del puzle para que todo encajara de maravilla. Y nos pusimos manos a la obra…

Las semanas siguientes fueron de muchas llamadas, visitas a la tienda y mensajes. La suerte es que como además de trabajar juntas, nos llevamos todas genial, fue divertido.

Empezamos el montaje el día antes, en el que, para variar, también llovió. Por suerte en Asturias ya estamos curtidos y nada nos frena.

IMG_20160226_133844

Con la cantidad de coches que había aparcados a la mañana siguiente delante de la casa, todo tenía que ir sobre ruedas.

Era divertido ver el trasiego de vestidos, flores, niñas, coronas, mantelería, papelería, vajilla, cámaras…

IMG-20160227-WA0017

En la casa hacia mucho frío así que teníamos a las niñas “guardadas” en el salón con calefacción, abrigos y mantas. Katisukas que en el último momento cambiábamos por bailarinas, capas que volaban justo antes de que Mercedes hiciera la foto y paraguas sujetados de puntillas para que nadie se mojara y a la vez no salieran en la foto.

IMG_0317

Mónica y Marta estaban pendientes de las niñas: de poner y quitar los vestidos, hacer las lazadas, colocar las coronas… la verdad es que sin ellas la sesión no hubiera salido igual.

IMG_0306

IMG_0315

IMG_0377

Cati estuvo la mayor parte de la mañana entre los fogones de la cocina, pero de vez en cuando salía y venía a ver qué tal iba todo. La verdad es que se nos hacia la boca agua con todo lo que había preparado.

IMG_0329

IMG_0330

IMG_0408

La mesa estaba llena, pero al final todos los platos se quedaron vacíos, fue un éxito absoluto.

IMG_0347

Todo lo que digamos de las niñas es poco: se portaron genial, fueron unas super modelos y aguantaron fenomenal todas las horas que duró la sesión.

Mercedes les pedía que se pusieran serias y entre foto y foto, se les escapaba la risa.

IMG_0364

IMG_0366 (2)

IMG_0413

Y no podemos olvidarnos de Mercedes, que no paro en todo el día, que subió y bajó escaleras, entró y salió de casa mil veces…un lujo de fotógrafa y de amiga.

IMG_0313

IMG_0310

IMG_0388

IMG_0419

¿A que teníamos razón cuando os decíamos al principio que detrás de una foto hay mucho?

Decorando una primera comunión

Este post empieza en una pequeña capilla que está en San Andres pero podría ser cualquier parroquia o colegio.

Cuando empezamos a pensar la decoración, tuvimos claro que queríamos hacer algo acorde a lo que iba a ocurrir allí: una comunión. De ahí el protagonismo de las flores blancas, el significado de las espigas y el adorno de la Virgen, ya que mayo es su mes.

Enmarcamos la entrada de la capilla con hiedra, paniculata y ramas floridas para que lo vieran los familiares y amigos que siguieron la ceremonia desde la puerta por falta de espacio.

0677270216

Nos pareció una idea bonita trenzar una guirnalda  para rodear la imagen de piedra. También hicimos ramos silvestres para llenar los jarrones que pusimos en el altar.

Cuando terminó la misa, atravesamos el jardín hasta la casa. Allí adornamos distintos rincones para la ocasión: lo que alegro la vista y la cámara.

60

66

Después de las fotos, de los regalos, de los besos de las abuelas (barra de labios incluida), de enseñar el vestido a las amigas…llegó el momento de sentarse a comer.

77

81

Para los niños teníamos pensada una mesa en el jardín, pero la lluvia no estuvo de acuerdo. Así que tuvimos que trasladarla al corredor.

Quisimos hacer algo especial para ellos, donde fueran totalmente protagonistas. Mónica eligió manteles en colores alegres y servilletas diferentes pero coordinadas. Como la mesa era alargada, pensamos en pequeños jarroncitos  y tazas llenas de flores.

Cati preparó una comida que hizo las delicias de los pequeños: con hamburguesas, croquetas, mini pizzas  y Patricia escribió el menú con un diseño sencillo, inspirado en la tela de las servilletas.

El rincón con chucherías colocado de una manera especial. Duró tan poco que a Mercedes casi no le dio tiempo a hacer las fotos.

90

91

Para los mayores preparamos el comedor. Un lugar tranquilo y agradable, lejos de ruidos y lleno de recuerdos. Aprovechamos la consola y la repisa de la chimenea para colocar flores. No queríamos que fuera igual que la mesa de los niños pero sí que mantuviera ese aire primaveral y alegre que tienen las celebraciones donde los niños son protagonistas.

93

96

Cati nos propuso un menú tipo buffet y nosotras nos pusimos a pensar para hacer algo diferente.

La mesa del comedor era tan bonita que nos dio pena cubrirla con un mantel y decidimos dejarla desnuda. Acercamos una mesa auxiliar y reconvertimos una estantería para ganar espacio.

Mónica pensó en bajoplatos provenzales, vajilla inglesa y servilletas de flores. Estilos diferentes que supo armonizar bien y que mezclamos con plantitas y flores de colores vivos y primaverales.

Aprovechamos para sacar esas piezas que todos tenemos en casa y que nunca encontramos ocasión: la comunión es un buen momento para disfrutar de lo que no usamos habitualmente.

Pero la diferencia con la mesa de los niños no solo estaba en la decoración y el espacio, también en el menú. Cati preparo un almuerzo exquisito que hizo las delicias de la cámara y también del paladar (algo de lo que podemos dar fe).

117

98

110

119

A los niños les encanta jugar después de comer y cuando se cansan, suelen ir  a la mesa de los mayores. Y a los mayores les encanta después de comer tranquilos, recibir la visita y los correspondientes besos de los pequeños.

Así que el postre, para delicia de ambas partes, se comió en la mesa de los mayores. Una tarta especial y cuya receta es uno de los secretos mejor guardados. Lo que desde luego ya no lo es, fue su fantástico sabor.

105

107

Después de la tarta, los mayores tomaron el café y los pequeños volvieron a sus juegos, y es que pocas cosas hay más divertidas que mirarse en el reflejo de una jarra. Una de ellas es ver como se miraban.

122

 

El nuevo proyecto de Catalina

Catalina Tartiere es la mujer que está detrás del blog ESTA MAL QUE YO LO DIGA y delante de los fogones. Y alguien que es bueno tener cerca cuando organices algo en casa, porque lo pequeño también hay que cuidarlo.

Imagínate que vienen, como fue el caso, varias amigas a tomar un brunch o una merienda y les sorprendes con algo parecido a esto.

0003brunch

Si estás pensando que tú no puedes ni tienes tiempo para preparar tanto, te vamos a dar una buena noticia, ella puede hacerlo por ti.

Las celebraciones familiares, reuniones de amigas o eventos corporativos pequeños que suponen un agobio como anfitriona y evitas celebrar en casa, van a cambiar.

0041brunch

Contar con la ayuda de alguien como ella, que sabe de cantidades, que te puede asesorar para que sea todo equilibrado y completo, y que se puede encargar de todo para que tú solo disfrutes es posible. Ya no querrás celebrarlo fuera.

0014brunch

 

0018brunch

0035brunch

Catalina dio el salto del blog a su proyecto de catering y lo presento con un brunch a finales de junio.

0021brunch

Nosotras pusimos nuestro granito de arena con una decoración muy sencilla pero que daba un toque especial a la mesa y es que no solo hacemos bodas y grandes eventos, también nos gusta poner un poco de color a eventos que organicéis en casa.

0071brunch

0033brunch

Empezamos a las once y si es por nosotras aun no habríamos terminado. Tenemos por suerte las fotos de Mercedes Blanco para recordarlo y dar fe de la buena pinta que tenía todo.

0047brunch

0066brunch

Si está mal que ella lo diga, ya lo contamos nosotras.