Algo blanco y algo verde II

La semana pasada dejamos a los novios saliendo, ya convertidos en marido y mujer, de la capilla de Santa Ana. Ahora los encontramos intentando aterrizar y estrenando ese sueño cumplido en el que se despertaran cada día.

En el jardín principal les esperaban los invitados, con ganas de celebrar y de verles.

Mientras disfrutaban fuera, dentro se ultimaban los detalles de una cena muy especial. Un cuadro de Favila, del bosque que rodea al Palacio, encargado por el padre la novia, fue la inspiración para la puesta en escena. Jugamos con dos mantelerías de lino distintas de M Viste tu mesa: una en tono gris piedra y otra verde.

Queríamos que a nadie le diera pena tener que entrar dentro, así que reproducimos el colorido del jardín en los centros de mesa, creando un efecto espejo.

La mesa presidencial estaba en el centro del patio y era para doce personas. El resto de los invitados se sentarían alrededor o en la planta superior, desde la que se veía también la mesa de los novios.

La papelería de Living las bodas, las velas y los cacharritos completaban la decoración. Todo estaba listo, solo faltaba la llegada de los comensales que encontraron su sitio gracias a un protocolo que colocamos en la zona de la panera.

Todos los kilómetros que hicieron para venir hasta aquí se los deseamos nosotras de felicidad.

Fotos: Mercedes Blanco

Maçao

Todo empezó como empiezan las grandes historias de amor, por casualidad. Paula, de Living las bodas, y Marco, fotógrafo de M2 Visual Studio, coincidieron en varias bodas y pensaron en hacer algo desde cero; por eso surgió esta editorial. No querían que fuera una más de todas las que se hacen últimamente, querían algo distinto, verídico y argumentado.

Cuando nos preguntaron si queríamos participar la respuesta fue: Sí, claro que queremos. Querían mezclar lo clásico y lo moderno, el pasado con el futuro y hacerlos confluir en una historia llamada presente.

Para esta historia necesitaban personajes y los encontraron en un poeta y una niña bien que se va a Barcelona a estudiar Bellas Artes. Allí se conocen, seenamoran y vuelven a casa de ella para casarse.

Ella no vivía en un edificio sino en un palacio y, como en ningún sitio iba a sentirse más a gusto, decidieron celebrar allí la ceremonia. Para escenificar ese lugar se eligió el Palacio de Moutas.

maáao-040

Igual que en una boda se reúne a toda la gente que se quiere, en esta sesión se rodearon de profesionales con los que les encanta coincidir. Muchos asturianos y otros que vienen a Asturias y ya no quieren marcharse.

Bebas Closet vistió a nuestra novia, una novia que cambia ese algo azul por rosa y se corona con una creación de Marta Ybern a juego con los adornos del vestido.

maáao-067

maáao-070

Para ella, que es valiente y romántica, pensamos en un ramo muy verde con pequeños toques rosas. Un ramo que sólo llevaría alguien seguro de sí mismo.

maáao-078

Las velas ayudaron a iluminar el camino hacia el lugar donde se iba a celebrar la ceremonia, creando una atmosfera muy especial.

maáao-082

maáao-083

maáao-085

maáao-086

El novio se aferró a un libro para no dejarse llevar por los nervios. No quiso renunciar a ser él mismo en ningún momento, mucho menos el día de su boda.

maáao-063

En el patio todo estaba preparado y aunque nunca había estado así, teníaalgo que lo hacía muy reconocible: los muebles eran los de siempre pero colocados de otra manera. Es curioso pero por la ventana se veía lo mismo que se reflejaba dentro: plantas, color… todo coincidía. Nada había cambiado pero a la vez todo era distinto: más moderno, más joven y mira que otra cosa no tendrá, pero al Palacio de Moutas le sobran años.

maáao-088

maáao-089

thumbnail_maáao-092

thumbnail_maáao-091

El pasillo terminaba en un círculo trenzado, interminable como el amor que nunca acaba y que a la vez, empieza continuamente. Una nueva forma de escenificar una metáfora y de enmarcar lo más importante de la ceremonia.

maáao-097

maáao-098

maáao-108

maáao-104

En la misma mesa donde toda la vida se celebraron las cosas,  se celebró la boda. No había mantel pero sí otras muchas cosas que hacían que nadie lo echase de menos.

Y justo en el final se encuentra el propio principio, igual que en el circulo de la ceremonia: en estas fotos está el motivo que dio nombre a la sesión y que marcó el colorido del banquete: una vajilla de Maçao propiedad de la madre de Paula.

Basándonos en ella, buscamos adornos para una mesa imperial en la que no faltaba detalle: desde los bajoplatos y servilletas de Mvistetumesa hasta la papelería caligrafiada de Naranjas Chinas, pasando por velas de distintos tamaños, centros con distintas flores en un barroco bien entendido y que habla al futuro de tú a tú.

maáao-121

maáao-122

maáao-114

maáao-120

maáao-130

Un momento tan dulce solo podía escenificarse con una tarta de Capin Cake diferente y única en su especie: una obra de arte con sabor y flores.

maáao-126

Después, a la luz de las velas, sonaron palabras y nadie echó de menos la música.

maáao-141

maáao-136

Agradecimientos: En primer lugar a Paula y a Marco por imaginar y realizar un proyecto tan bonito y dejarnos formar parte.

A todos los compañeros de aventuras porque juntos todo es mejor: Al Palacio de Moutas por hacernos sentir como en casa, a Bebas Closet, Marta Ybern, Miss García Shoes, Capin CakeSoraya Martin Joyas, La Costa del Algodón, Peluquería Mary Huerta, Personal Shopper Asturias, Naranjas Chinas, Soloio Moda y M Viste tu mesa.

Gracias a los modelos Paula Adúriz y Fredy de Morais que fueron además de grandes profesionales, encantadores y soportaron las horas y el frío con una gran sonrisa.

También a los blogs que se han hecho eco y han logrado que se enterara gente de otros países de algo que sucedió en un rincón de Asturias:

Green Wedding Shoes

100 Layer Cake

All lovely party

 

 

 

 

La comunión de Afri

La semana pasada hablábamos de las comuniones y hoy os enseñamos la más especial que hemos tenido este año, tenéis que perdonarnos  las demás pero es que su protagonista es hija de Mónica. Su madre es muy importante para nosotros, forma parte del equipo y de la familia.  Queremos tanto a esa niña como si fuera hija nuestra y por eso vivimos todos los preparativos de una manera muy especial.

El vestido se lo hizo Marta García-Conde a su prima Cova y fue tan especial que Afri quiso llevarlo dieciséis años después. Con Marta no compartimos apellidos pero es como si fuera de casa, así que fue un gusto ir a verla para las pruebas  que siempre acababan con un aperitivo. Aparte de ser amiga es también una artista, no hay nadie como ella y supo volver a superarse de nuevo.

198020517©mercedesblanco

176020517©mercedesblanco

Fotos: Mercedes Blanco

El vestido llevaba en el cuerpo unas florecitas bordadas en tonos malva y verdes, esos tonos junto con su pasión por el ballet le dieron la pista a su madre para trenzar un tocado de flores que acababa en el moño que ella misma se hizo.

Marta diseñó una capita a juego con el vestido que quitaba el frío y hacia el vestido todavía más especial.

16020517©mercedesblanco

Foto: Mercedes Blanco

Mercedes Blanco, a la que todas queremos mucho y fue compañera de Mónica del colegio,  participó en este momento tan especial dejándonos unas fotos que aparte de ser preciosas son para siempre.

10020517©mercedesblanco

70020517©mercedesblanco

Fotos: Mercedes Blanco

Afri recibió la comunión en el colegio San Ignacio junto con sus compañeros de clase. Fue una ceremonia preciosa que vivimos todos con mucha emoción. A la salida fue recibida con muchos besos por todos, especialmente de sus amigas que no perdieron detalle de todo lo que pasaba.

IMG_2384

IMG_2393

IMG_2398

Después pusimos rumbo al Club de Tenis. Eso era lo único que sabía Afri porque lo que allí le esperaba fue una autentica sorpresa.

El ballet y el color turquesa fueron el tema de conversación de varias tardes en la tienda. Queríamos hacer algo tan especial como ella y queríamos que fuera así desde el principio, desde la misma puerta.

Paula de Living las bodas nos diseñó un cartel precioso y Monica hizo una corona de tul donde coloco su par de puntas de ballet.

IMG_2432

Adornamos la pared con un regalo que hizo su tia Vir, unos carteles donde Afri era la primera bailarina de una de sus obras favoritas en el Teatro Campoamor.

thumbnail_IMG_2465

Llenamos la chimenea de bailarinas y flores, por poner, pusimos flores hasta en las letras de su nombre. Queríamos que todo reflejara alegría.

IMG_2419

IMG_2336

El mantel de la mesa de los niños era de su color favorito: azul turquesa. De los jarrones salían bailarinas y peonias de tul. La vajilla y las servilletas tenían los mismos colores y protagonistas.

IMG_2366

IMG_2367

IMG_2464

Para los mayores apostamos por manteles blancos y flores en los tonos de la fiesta.  Las servilletas eran de la colección de liberty de Mvistetumesa  , que tambien nos trajó los bajoplatos. Los marcasitios tenían el mismo dibujo que el recordatorios de Pepe, pepa y cia.

IMG_2420

IMG_2413

IMG_2418

IMG_2415

No podía faltar el rincón de las chuches, un lugar que recibió muchas visitas a lo largo del día y que tenía dos fuentes llenas de  unas galletas muy especiales: unas eran regalo de Elena, intima amiga de la familia, que las hizo y envió desde Mallorca.

Los brownes de Isabel llevaban un ingrediente especial: el cariño y eso se notó tanto que se acabaron rapidísimo.

IMG_2341

IMG_2526

IMG_2524Recibió muchos regalos pero para nosotras el mejor de todos fue ella.

IMG_2423

IMG_2433

IMG_2416

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una boda en el callejón

De una manera u otra, unos hace años y otros hace meses, todos llegamos a González del Valle. A día de hoy además de calle, compartimos ilusiones y clientes. Son muchas las veces que vamos a probar tocados a la tienda de Sandra, o que vienen con el vestido a vernos a nosotras, o que se llevan el tocado para que Ana y todo el equipo de Llongueras lo vean y piensen en el peinado, o que se asoman después de pasar por el estudio de Lorena a que veamos lo guapas que las ha dejado.Esas excursiones calle arriba, calle abajo inspiraron esta sesión de fotos. Teníamos muchas ganas de hacer cosas juntos, solo necesitábamos una excusa y la encontramos rápidamente.

No quisimos irnos lejos porque en el callejón tenemos un rincón precioso. Allí creamos un espacio muy especial: un pequeño cocktail con inspiración tropical y un toque de color. Mvistetumesa estrenó un mantel blanco con hojas verdes y convertimos una sombrilla en una especie de palmera.

DSC_0192

DSC_0183

Sandra fue la encargada de elegir los modelos que llevaríamos Ana, del blog “Por mi Balcón”, y yo,Emma. Un día nos llamó y quedamos para probarlos. Mónica estaba allí con distintos tocados y flores pensando qué haría para la ocasión. Fue un rato divertido, con gente entrando y saliendo, y pruebas entre alfileres y horquillas.

Ese día empezamos muy temprano, primero visitando a Lorena Carbajal y después al equipo de Llongueras. Ya peinadas y maquilladas, nos fuimos a SANandCOCO a vestirnos

Las posibilidades eran infinitas y costo elegir solo unas pocas. Un mono de seda y un cinturón de flores dieron el pistoletazo de salida a una mañana en la que el sol también quiso acompañarnos.

DSC_0115

El siguiente vestido tenía un estampado muy geométrico por eso pensamos en un color único pero impactante: el azul turquesa y en una flor especial: las hortensias preservadas.

DSC_0211

Ana llevaba un vestido liso y eso nos daba más juego a la hora de mezclar colores y flores. Sobre un moño bajo colocamos una media corona trasera en tonos vivos y con un efecto silvestre.

DSC_0261

DSC_0290

 

Las flores dan mucha vida y cerca de la cara más todavía. Por eso pensamos en coronas grandes y para nada simétricas, en una apuesta valiente y alegre. Como Ana llevaba un chaleco estampado apostamos por una corona en dos colores. Como mi look era de dos piezas en tonos lisos pensamos en algo más pintoresco, para contrastar.

DSC_0404

DSC_0437

DSC_0408

DSC_0356

DSC_0343

 

Miguel en plena calle quitó las horquillas y dejó unas ondas que daban un aire más desenfadado. Dos coronas muy distintas para dos invitadas únicas.

DSC_0526

DSC_0515

 

DSC_0516

Nos encanta dar rienda suelta a la creatividad y hacer cosas diferentes como este tocado que hicimos para Ana.

DSC_0680

Otra de las artistas que tenemos en el callejón es Marta Ybern, que trajo una corona de verdad, con la que despedimos este post y empezamos a soñar con el siguiente cuento.

DSC_0577

 

DSC_0592

Las fotos son de Maca Castaño a la que todos conoceréis por su marca,” La señorita” y que, aunque no está en el callejón, la tenemos adoptada.

 

 

 

A ciegas

Teníamos las mismas ganas de enseñaros esta boda que las que tuvimos en su día cuando estábamos preparándola. Chapa y su madre son las clientas que cualquiera quisiera tener, desde el primer momento se pusieron en nuestras manos y nos dejaron hacer. Algo que nos resultó una responsabilidad y un placer a partes iguales.

_MG_2141

Cuando vimos el vestido de Marcos Luengo, nos quedamos sin palabras, nos gustaba todo: la manga larga, el escote en la espalda, la falda de organza… Unos detalles del bordado inspiraron las notas de color del ramo que hicimos para ella con rosas de jardín, eucalipto, verónicas, flor de arroz y astrantias. Pensamos en flores que reflejaran el romanticismo y la dulzura del traje y la novia.

773C4921

773C4898

773C4914

Chapa se preparó en la suite de Rua Quince, desde allí se veía la Catedral, lugar a donde empezaban a llegar los primeros invitados.

Cuando llego la hora, Chapa salió del brazo de su padre de Rua Quince, pero hubo alguien que no quiso esperar y fue corriendo a recibirla:Cata, su niña de arras, que llevaba un vestido de Marta García-Conde. Para ella hicimos una corona y un aro con flores de los mismos colores que llevaba el ramo de la novia.

IMG_9929

IMG_9943

En la Catedral quisimos hacer algo diferente a lo que habíamos hecho en otras ocasiones. Han sido muchas las veces que lo hemos decorado y de las primeras que teníamos carta blanca para dar rienda suelta a nuestra imaginación. El retablo nos dio la pista que necesitábamos: concretamente su color azul. La época del año y la juventud de los novios quedaron reflejadas en los delfinium y las hortensias con las que llenamos el pasillo y el altar.

IMG_6202

773C5071

IMG_6200

773C5110

IMG_6222

A la salida, los novios fueron recibidos por sus familiares y amigos, con los que se marcharon caminando a celebrarlo. Un paseo corto que se alargó con abrazos, fotos y felicitaciones.

IMG_0160

IMG_0140

Aunque todo el mundo ha pasado muchas veces por delante, pocos son los que conocen el interior de Rua Quince, por eso y porque no hay mejor manera de dar la bienvenida a alguien que con unas flores, hicimos un bodegón con hiedras, velas y hortensias. Queríamos que resultara muy acogedor. El aperitivo se sirvió en uno de los salones del palacio, con vistas a la catedral.  Escribimos el menú que preparo Deloya en distintos espejos para que todos los invitados pudieran verlo.

_MG_2799

773C5611

773C5365

Unas acuarelas pintadas por la madre del novio y los nombres de jugadores del Real Oviedo, nos sirvieron para dar forma al sitting plan. Los novios son grandes forofos del equipo de la ciudad y nadie se sorprendió cuando vieron los nombres de las mesas.

773C5358

El jardín fue el lugar elegido para la cena. Global Rent monto  una carpa transparente de la que colgamos luces de verbena. Aprovechamos la entrada para colocar un recordatorio de las mesas.

IMG_6335

_MG_2785

_MG_2788

Todas las mesas eran redondas salvo la presidencial, que quisimos destacar de una manera especial, por eso pedimos a los novios que nos trajeran algo que tuviera significado para ellos. Chapa y Álvaro nos llevaron un mantel familiar y unos candelabros de plata. Para el resto de las mesas apostamos por una mantelería neutra de Deloya y los  bajoplatos de ratan de MVistetumesa que daban un toque rustico acorde con el jardín donde se celebraba la cena. Unas soperas inglesas llenas de hortensias azules daban el toque de color, el humor lo ponían los meseros que recreaban el canto de una alineación justo antes de empezar el partido.

IMG_2931

IMG_6324

IMG-20150704-WA0037

_MG_2790

_MG_2789

_MG_2791

Los novios dejaron un sobre con el nombre de cada invitado dedicándoles unas palabras. Un bonito detalle porque hay tantas cosas que decir y poco tiempo para ello. Que la papelería fuera azul no era casualidad y es que, cuando se sienten tanto los colores, no se puede pensar en otros.

IMG_6325

Inés, la hermana de la novia, vivió con mucha ilusión todos los preparativos de la boda. Conocía todos los detalles, salvo uno: que el ramo iba a ser para ella.

IMG_2939

El vals fue como el saque de honor del partido, después de eso, empezó algo grande.

_MG_3049

Las fotos son de Rodrigo Cores.

 

 

Making of de la sesión de comunión

Hace un par de semanas os enseñamos una sesión de comuniones en la casona de San Andrés. Hoy queremos compartir todo lo que hay detrás, lo que no se ve pero esta ahí. Y es que, aunque en una foto salga solo una persona, en realidad hay muchas trabajando para que todo salga bien.

Todo empezó semanas antes, cuando visitamos con libros e ideas la casona. Aquel día llovía un montón, exactamente igual que cuando hicimos la sesión. Fuimos juntas para inspirarnos e intercambiar impresiones.

IMG_20160404_231042

IMG-20160212-WA0021

Volvimos empapadas y con muchas ideas en las que trabajar. Cada una tenía que encargarse de una pieza del puzle para que todo encajara de maravilla. Y nos pusimos manos a la obra…

Las semanas siguientes fueron de muchas llamadas, visitas a la tienda y mensajes. La suerte es que como además de trabajar juntas, nos llevamos todas genial, fue divertido.

Empezamos el montaje el día antes, en el que, para variar, también llovió. Por suerte en Asturias ya estamos curtidos y nada nos frena.

IMG_20160226_133844

Con la cantidad de coches que había aparcados a la mañana siguiente delante de la casa, todo tenía que ir sobre ruedas.

Era divertido ver el trasiego de vestidos, flores, niñas, coronas, mantelería, papelería, vajilla, cámaras…

IMG-20160227-WA0017

En la casa hacia mucho frío así que teníamos a las niñas “guardadas” en el salón con calefacción, abrigos y mantas. Katisukas que en el último momento cambiábamos por bailarinas, capas que volaban justo antes de que Mercedes hiciera la foto y paraguas sujetados de puntillas para que nadie se mojara y a la vez no salieran en la foto.

IMG_0317

Mónica y Marta estaban pendientes de las niñas: de poner y quitar los vestidos, hacer las lazadas, colocar las coronas… la verdad es que sin ellas la sesión no hubiera salido igual.

IMG_0306

IMG_0315

IMG_0377

IMG_0334

Cati estuvo la mayor parte de la mañana entre los fogones de la cocina, pero de vez en cuando salía y venía a ver qué tal iba todo. La verdad es que se nos hacia la boca agua con todo lo que había preparado.

IMG_0329

IMG_0330

IMG_0340

IMG_0408

La mesa estaba llena, pero al final todos los platos se quedaron vacíos, fue un éxito absoluto.

IMG_0347

Todo lo que digamos de las niñas es poco: se portaron genial, fueron unas super modelos y aguantaron fenomenal todas las horas que duró la sesión.

Mercedes les pedía que se pusieran serias y entre foto y foto, se les escapaba la risa.

IMG_0364

IMG_0366 (2)

IMG_0413

Y no podemos olvidarnos de Mercedes, que no paro en todo el día, que subió y bajó escaleras, entró y salió de casa mil veces…un lujo de fotógrafa y de amiga.

IMG_0313

IMG_0310

IMG_0388

IMG_0419

¿A que teníamos razón cuando os decíamos al principio que detrás de una foto hay mucho?

Desde niña hasta ahora

Conocemos a Carolina desde que era una niña y venía con su madre a buscar adornos para el árbol de navidad, por eso nos emocionamos al saber que se casaba y que quería contar con nosotras.

Que estuviera viviendo en Nueva York no fue ningún problema para prepararlo todo.  La distancia no existe con una madre volcada e internet. Todo fue posible y además, un placer.

Aunque estaba lejos, para el vestido pensó en Covadonga Plaza, como ella sí que estaba cerca pudimos ver el traje y pensar un ramo acorde. Era un diseño muy sobrio con unos bordados de hilo que caían desde los hombros hasta la espalda. Como era bastante entallado, jugamos a crear contraste, dándole volumen con las flores: rosas de distintos tamaños que atamos con una cinta de terciopelo del tono de los tallos.

Carolina se vistió en el Real Balneario de las Caldas,  donde luego se celebraría el banquete. Nosotras que estábamos decorando el salón y teníamos muchas ganas de verla vestida de novia, por suerte, Mercedes Blanco decidió bajar al salón de los espejos, que es uno de los rincones más espectaculares del Balneario, a hacerle unas fotos antes de salir para la Iglesia. Y pudimos verla y compartir esos momentos previos tan especiales: con sus emociones, nervios y recados de última hora.

0110250915

0303250915

0830250915

0817250915

Para la ceremonia eligieron la Iglesia de San Juan de Priorio, que está  próxima y es muy bonita. Querían algo sencillo y sencillo lo hicimos. A ambos lados de la puerta colocamos copas con paniculata y distintos verdes que parecían cogidos del jardín. Es una forma de acompañar a la novia a la llegada y de recibir a los novios a la salida.

1010250915

Dentro colocamos la alfombra de sisal y los reclinatorios de lino. La sencillez es algo bonito y quisimos mantenerla, por eso colocamos solamente dos adornos altos de hiedra y paniculata. Menos a veces, es más y esta fue una de esas veces.

1035250915

1112250915

1212250915

1318250915

1385250915

1405250915

Al terminar la ceremonia los novios fueron recibidos por una banda de gaitas y un montón de besos. Empezaba a atardecer, se encendieron las luces y las velas y pusieron rumbo al balneario.

1442250915

1593250915

El aperitivo se sirvió en el salón de los espejos y haciendo honor a su nombre escribimos el menú en uno de ellos. Como es espectacular y no hace falta decorarlo mucho, colocamos un bodegón en el centro que era una explosión de color y naturaleza.

2081250915

1981250915

2044250915

2047250915

2034250915

Colocamos el protocolo de mesas en el pasillo que iba desde el salón de los espejos al comedor donde se celebraba la cena. Inspiradas por las velas y los brezos que tanto gustan a Carolina, pensamos en algo muy colorido y con un toque otoñal.

1990250915

1989250915

El salón tenía el blanco como protagonista así que decidimos restarle importancia con los jarrones, portavelas de plata y los primeros brezos de la temporada. Los bajoplatos de M Viste tu mesa, encajaron muy bien.

2012250915

2011250915

2018250915

2111250915

Del ramo de Carolina tenemos muchas fotos y la última no podía ser más especial, sobre todo para ella, que lo recibió emocionada.

2174250915

Bailar a la luz de las velas está muy bien, pero si además puede añadirse luces de verbena todavía mejor. Y eso fue lo que pusimos para el primer baile y para todos los que vinieron después.

2241250915

También puedes leer sobre esta boda en el blog de la Champanera.