Una boda muy familiar

Ser tantas en la tienda hace que sea fácil tener a una sobrina entre las novias del año. Sus bodas son especiales porque, además de trabajar, vamos de invitadas.

Mónica y Tato quisieron casarse en Somió porque siempre veranearon allí y les traía muy buenos recuerdos.

La novia nos pidió un ramo silvestre que hicimos con rosas spray, eucalipto, senecio, astrantia… logrando una mezcla con mucho verde,  algo de gris y toques de color crudo.

01141151016

El vestido era de Marcos Luengo y tenía un detalle muy especial: unas puntillas familiares que hacían de ese traje un diseño único e irrepetible.

07001151016

07351151016

07811151016

En la Iglesia de San Julián se han casado varios primos de la novia, así que intentamos decorarlo de una manera diferente. En el altar colocamos centros asimétricos con flores menudas, dándole un toque romántico.

12801151016

12901151016

La nota de color la pusieron las pamelas de las invitadas, que eran impresionantes.

21361151016

La celebración fue en el Palacio de la Riega que tiene una gran terraza y las mejores vistas de Gijón.

17351151016

19101151016

Para el protocolo de mesas nos trajeron unas esculturas de El Póntico, escultor y  tío de la novia, que representaban unos árboles.

22521151016

Dentro mantuvimos el color verde del paisaje, para ello trabajamos con el equipo de Nacho Manzano que sacó bajoplatos dobles y un vaso de agua en un tono manzana. Queríamos dar un aire fresco y ceder protagonismo a las acuarelas que el padre de Mónica pintó para la ocasión recreando playas asturianas, también se encargó de las minutas con motivos marinos. Ningún detalle se dejó al azar, la mantelería color arena y los nudos marineros que hizo la novia para atar las servilletas, lograron que la costa estuviera más cerca que nunca.

19071151016

19051151016

19021151016

19031151016

La presidencia tenía un mantel con un suave estampado de M viste tu mesa y estaba colocada en el centro, para que todos los invitados estuvieran cerca de los novios y no perdieran detalle de momentos como el reparto del ramo.

22991151016

27081151016

En la discoteca que montó Siapro en la terraza bailamos hasta que amaneció. Nadie quería marcharse de allí, de ser por nosotros, la música seguiría sonando.

24651151016

Fotos: Mercedes Blanco

 

 

Nunca igual

Lucia quería que su boda fuera igual de bonita que la de su hermana y a la vez, completamente diferente. El lugar y la época del año coincidían pero nada más.

Marcos Luengo diseñó para ella un vestido de líneas rectas y buscamos el contraste con el ramo de rosas de jardín, eucalipto y olivo.

02462151016

03412151016

Para la decoración de Santa María de la Corte nos centramos en tres zonas: la escalinata, el inicio del pasillo y el altar. Mezclamos hortensias blancas, esparraguera, paniculata…

03462151016

03442151016

04892151016

06532151016

05412151016

06972151016

08792151016

Los novios entraron  al Real Balneario Las Caldas por el jardín, acompañados por todos sus invitados y el sonido de gaitas y tambores.

11732151016

11852151016

En el salón de los espejos estaba preparado el aperitivo. Como había muchos invitados colocamos un bodegón en el centro con todos los platos que iban a degustar antes de sentarse a cenar.

11992151016

12002151016

13112151016

A Lucia le gustó tanto el protocolo de mesas de su hermana que nos pidió el mismo, pero le sorprendimos con algún detalle nuevo. La papelería era de Living las bodas.

13432151016

13452151016

13462151016

Si en la boda de Marta el color del brezo fue el protagonista, para Lucia buscamos otro tono típico del otoño. Trabajamos mano a mano con Siapro para crear una iluminación que bañara todo de naranja, creando un ambiente muy especial.

13772151016

13752151016

La mesa presidencial era de mayor tamaño que el resto y estaba cubierta por un mantel de Mvistetumesa color calabaza.

13862151016

13832151016

Las velas colocadas a distintas alturas y las luces de verbena daban un toque romántico y acogedor.

13812151016

13912151016

El salón de los espejos se convirtió en una discoteca. Entre sus paredes disfrutaron de un concierto y una fiesta inolvidable.

19452151016

20942151016

 

21402151016

22332151016

Las fotos son de nuestra querida Mercedes Blanco.

 

 

 

 

 

Un bosque en Oviedo

A Bea le perdimos la pista cuando se  marcho fuera a estudiar y  nos reencontramos mientras organizaba su boda. Algo que nos hizo mucha ilusión y a la vez, darnos cuenta de que el tiempo pasa volando.

Marcos Luengo diseñó para ella un vestido de manga larga y volumen con un cinturón de pedrería precioso. Esa pieza y la época del año nos inspiraron un ramo diferente en tonos granates, rosas viejos y grises. Con movimiento y algunas moras.

031_boda_bea_toni_17_10_2015

116_boda_bea_toni_17_10_2015

117_boda_bea_toni_17_10_2015

Las hortensias que también formaban parte del ramo, estaban en la decoración de San Isidoro. Muchos de los invitados y la familia del novio venían de Canarias y elegimos unas flores muy nuestras.

143_boda_bea_toni_17_10_2015

Mezclamos hortensias blancas y verdes porque el color ya lo ponía el numeroso cortejo que acompañó a la novia.

155_boda_bea_toni_17_10_2015

162_boda_bea_toni_17_10_2015

249_boda_bea_toni_17_10_2015

Los novios querían una boda urbana y eligieron el Real Club de Tenis en pleno centro. Un lugar en el que estamos siendo testigos de las bodas de varias generaciones.

310_boda_bea_toni_17_10_2015

Mientras llegaban los invitados se dieron un paseo por el jardín para hacerse unas fotos y disfrutar de los primeros minutos de casados.

404_boda_bea_toni_17_10_2015

331_boda_bea_toni_17_10_2015

Las escaleras de madera y los trofeos de caza, unido a la pasión del padre de la novia por el parque de Redes, nos llevaron a decorar todo pensando en los bosques asturianos.

471_boda_bea_toni_17_10_2015

Colocamos a la entrada un sitting plan que tenía como protagonistas a los distintos pueblos de la zona y un invitado especial: un urogallo que suele estar en ese rincón todo el año.

462_boda_bea_toni_17_10_2015

Como la boda era muy grande, colocamos otro protocolo de mesas en uno de los rincones del coctel.

496_boda_bea_toni_17_10_2015

El padre de la novia hizo un dibujo y el otoño puso el resto: manzanas, castañas, brezos, hortensias…

464_boda_bea_toni_17_10_2015

La cena se hizo con vistas a las pistas.

505_boda_bea_toni_17_10_2015

Nosotras pusimos las luces, dándoles a la terraza y a la Pecera un aire especial. Del ritmo se encargaron ellos.

571_boda_bea_toni_18_10_2015

580_boda_bea_toni_18_10_2015

596_boda_bea_toni_18_10_2015

Las fotos son de Pelayo Lacazette.

 

 

 

A ciegas

Teníamos las mismas ganas de enseñaros esta boda que las que tuvimos en su día cuando estábamos preparándola. Chapa y su madre son las clientas que cualquiera quisiera tener, desde el primer momento se pusieron en nuestras manos y nos dejaron hacer. Algo que nos resultó una responsabilidad y un placer a partes iguales.

773C4921

Cuando vimos el vestido de Marcos Luengo, nos quedamos sin palabras, nos gustaba todo: la manga larga, el escote en la espalda, la falda de organza… Unos detalles del bordado inspiraron las notas de color del ramo que hicimos para ella con rosas de jardín, eucalipto, verónicas, flor de arroz y astrantias. Pensamos en flores que reflejaran el romanticismo y la dulzura del traje y la novia.

773C4914

Chapa se preparó en la suite de Rua Quince, desde allí se veía la Catedral, lugar a donde empezaban a llegar los primeros invitados.

Cuando llego la hora, Chapa salió del brazo de su padre de Rua Quince, pero hubo alguien que no quiso esperar y fue corriendo a recibirla:Cata, su niña de arras, que llevaba un vestido de Marta García-Conde. Para ella hicimos una corona y un aro con flores de los mismos colores que llevaba el ramo de la novia.

IMG_9929

IMG_9943

En la Catedral quisimos hacer algo diferente a lo que habíamos hecho en otras ocasiones. Han sido muchas las veces que lo hemos decorado y de las primeras que teníamos carta blanca para dar rienda suelta a nuestra imaginación. El retablo nos dio la pista que necesitábamos: concretamente su color azul. La época del año y la juventud de los novios quedaron reflejadas en los delfinium y las hortensias con las que llenamos el pasillo y el altar.

IMG_6202

IMG_2381

773C5071

IMG_2464

A la salida, los novios fueron recibidos por sus familiares y amigos, con los que se marcharon caminando a celebrarlo. Un paseo corto que se alargó con abrazos, fotos y felicitaciones.

IMG_0160

Aunque todo el mundo ha pasado muchas veces por delante, pocos son los que conocen el interior de Rua Quince, por eso y porque no hay mejor manera de dar la bienvenida a alguien que con unas flores, hicimos un bodegón con hiedras, velas y hortensias. Queríamos que resultara muy acogedor. El aperitivo se sirvió en uno de los salones del palacio, con vistas a la catedral.  Escribimos el menú que preparo Deloya en distintos espejos para que todos los invitados pudieran verlo.

773C5654

773C5611

773C5365

Unas acuarelas pintadas por la madre del novio y los nombres de jugadores del Real Oviedo, nos sirvieron para dar forma al sitting plan. Los novios son grandes forofos del equipo de la ciudad y nadie se sorprendió cuando vieron los nombres de las mesas.

773C5358

El jardín fue el lugar elegido para la cena. Global Rent monto  una carpa transparente de la que colgamos luces de verbena. Aprovechamos la entrada para colocar un recordatorio de las mesas.

IMG_6335

IMG_2931

IMG_6360

 

Todas las mesas eran redondas salvo la presidencial, que quisimos destacar de una manera especial, por eso pedimos a los novios que nos trajeran algo que tuviera significado para ellos. Chapa y Álvaro nos llevaron un mantel familiar y unos candelabros de plata. Para el resto de las mesas apostamos por una mantelería neutra de Deloya y los  bajoplatos de ratan de MVistetumesa que daban un toque rustico acorde con el jardín donde se celebraba la cena. Unas soperas inglesas llenas de hortensias azules daban el toque de color, el humor lo ponían los meseros que recreaban el canto de una alineación justo antes de empezar el partido.

_MG_2789

_MG_2791

Los novios dejaron un sobre con el nombre de cada invitado dedicándoles unas palabras. Un bonito detalle porque hay tantas cosas que decir y poco tiempo para ello. Que la papelería fuera azul no era casualidad y es que, cuando se sienten tanto los colores, no se puede pensar en otros.

IMG_6325

Inés, la hermana de la novia, vivió con mucha ilusión todos los preparativos de la boda. Conocía todos los detalles, salvo uno: que el ramo iba a ser para ella.

IMG_2939

El vals fue como el saque de honor del partido, después de eso, empezó algo grande.

_MG_3049

Las fotos son de Rodrigo Cores.

 

 

De madre a hija

Nos hace mucha ilusión compartir este post contando la historia de la boda de Covadonga, ya que hace unos años hicimos la  de su madre.

Foto 11-10-15 14 03 24

Empezamos con el ramo, que era una mezcla de hortensias, astrantia, flor de cera, astilbe, hojas de haya… un ramo de contrastes y con dos detalles muy especiales: dos medallas; una de la Virgen de Covadonga, como no podía ser de otra manera y otra de la Virgen del Pilar, en honor a su marido y a la familia materna de éste.

0030041014

0028041014

 

Para un día tan especial la novia eligió un diseño clásico de Marcos Luengo y se puso, para estar así de guapa, en las manos de Lorena Carbajal y peluquería Nieves.

0327041014

Mencía, Casilda y Paula,sus sobrinas y las niñas de su cortejo, son hijas de la que en su día también fue niña de arras en la boda de su madre. Tres hermanas muy seguidas para las que hicimos unas coronas de flores otoñales a conjunto con los vestidos hechos a medida en “La casita de Mitos Roca”.

0436041014

La ceremonia tuvo lugar en la Catedral de Oviedo, vestida para la ocasión de un solemne otoño y de las veces que más bonita ha estado. A ambos lados de la puerta colocamos dos centros altos para enmarcar la entrada y salida de los novios. Covadonga  llegó del brazo de su padre y padrino y estuvo arropada por familiares, amigos y decenas de brezos colocados desde la entrada hasta los pies del altar.

0624041014baja

0628041014

0838041014

La lluvia estuvo presente en la ceremonia y en el aperitivo, pero esto  no eclipsó a los verdaderos protagonistas para los que no pudo haber un mejor día que ese 4 de Octubre de 2014.

El aperitivo se sirvió en el hall de entrada. En la mesa central era un homenaje al otoño y sus colores,que tanto gustan a Cova y a Gonzalo: un pedacito de bosque en pleno centro de la ciudad.

0875041014

En un sitio clave, instalamos allí también el protocolo de mesas para que los invitados pudieran buscar su sitio durante el aperitivo.

El punto de partida fueron unas acuarelas pintadas por su abuelo,materno, al que Cova estaba muy unida y no quiso dejar la ocasión de hacerle un homenaje el día más feliz de su vida.El seating plan fue un proyecto muy personal, lo realizaron Cova y su padre durante el verano y nos pidieron que lo enmarcáramos y rodeáramos de hiedra, dándole especial enfásis en la decoración.

0881041014

0403041014

 

Para la cena en el Patio de los Gatos pensamos en centros bajos, salvo uno; el de la mesa presidencial situada en el centro del salón, que quisimos destacar de una forma especial. El colorido seguía siendo otoñal, pero más suave.

0019041014

0020041014

La noche y los invitados llegaron al mismo tiempo, la claridad se fue apagando y las velas, encendiéndose creando una atmósfera agradable y especial.

0894041014

Las bodas en otoño nos parecen muy románticas, casi tanto como el primer vals.

1182041014

Las fotos son de nuestra querida Mercedes Blanco.