Teresa se casó en verano I

El verano tiene algo que le falta al resto del año: la alegría, el buen tiempo, las hortensias…igual es la suma de todo.
Teresa eligió esta época del año y la ciudad donde la vimos crecer para dar el sí a Pelayo en dos de los escenarios más típicos de Oviedo: la Catedral y el hotel Reconquista.
En una de las habitaciones se vistió acompañada de su familia. Allí se puso su traje, un elegante diseño de Marcela Mansergas con una preciosa cola. El ramo tenía un aire clásico con un punto actual, inspirado en la juventud y la madurez de Teresa. Mezclamos Achemilla, Lisiantus, Astilbe…y colocamos una medalla de la Virgen con un significado especial para ella.

2451220717 ©mercedesblanco

1326220717 ©mercedesblancoLa novia entró del brazo de su padre y acompañada por su cortejo y su hermana. Para arroparla en su camino al altar, colocamos copas con plantas y hortensias a lo largo del camino. La decoración fue sencilla porque el retablo, rico en detalles y color, tenía gran protagonismo.
La ceremonia fue muy emotiva, repleta de gestos y detalles, entre ellos la ceremonia de velación.

1386220717 ©mercedesblanco

1413220717 ©mercedesblanco

1428220717 ©mercedesblanco

1463220717 ©mercedesblanco

1789220717 ©mercedesblanco

1796220717 ©mercedesblanco

Los novios recorrieron sus primeros pasos como marido y mujer con una enorme sonrisa y con todos sus invitados como testigos del momento.

2072220717 ©mercedesblanco

2120220717 ©mercedesblanco

En el Reconquista todo estaba listo para recibir a los invitados. El aperitivo fue al aire libre en el patio y estuvo marcada por las felicitaciones, los abrazos y las conversaciones.

2275220717 ©mercedesblanco

2278220717 ©mercedesblanco

2230220717 ©mercedesblanco

2205220717 ©mercedesblanco

2185220717 ©mercedesblanco

Colocamos dos protocolos de mesas: uno en el medio del patio y otro a la entrada del salón. Ambos tenían unas acuarelas pintadas por una amiga de la novia de lugares importantes para ellos. Elegimos un colorido suave para las flores para que los dibujos lucieran en todo su esplendor.

2168220717 ©mercedesblanco

2166220717 ©mercedesblanco

2271220717 ©mercedesblanco

Os esperamos a la entrada del salón la semana que viene.
Fotos: Mercedes Blanco

Telva Novias en el Norte

No queríamos dejar pasar una semana más sin enseñaros a los que no pudisteis estar y recordar con los que vinieron lo que vivimos en el Palacio de Meres en el encuentro que organizó la revista TELVA para novias de Asturias, Cantabria, Galicia y País Vasco.

Laina nos llamó con mucho tiempo e ilusión para hablarnos del evento y no nos lo pensamos dos veces. Aparte de participar, decoramos el Palacio para que luciera todavía más bonito de lo que ya es. Un reto que disfrutamos mucho porque lo conocemos como la palma de nuestra mano, aunque, curiosamente siempre nos sorprende.

Para la fachada de la Capilla de Santa Ana pensamos en una estructura vegetal del tamaño que requiere su imponente fachada. En el interior colocamos dos copas de piedra con la misma vegetación, enmarcando la entrada y salida desde ambas perspectivas.

158280418©mercedesblanco

159280418©mercedesblanco

166280418©mercedesblanco

Cerca del altar estaban tres  impresionantes vestidos de Marcos Luengo para las que hicimos un ramo jugando con los tonos elegidos por el diseñador y las líneas que nos marcó. Mantuvimos la decoración en verdes con toques blancos y jugamos con las velas para crear un ambiente especial.

180280418©mercedesblanco

También nos pidieron que planteáramos una ceremonia civil en el jardín bajo uno de los toldos de Global Rent. Se nos ocurrió colocar las sillas en forma circular para hacer algo más íntimo y cercano.

89280418©mercedesblanco

88280418©mercedesblanco

Para el aperitivo Mónica de M viste tu mesa estrenó algunas de sus nuevas mantelerías y causaron sensación. Los manteles en tonos vivos y estampados dan alegría y nos encanta hacer centros a juego con ellos.

144280418©mercedesblanco

93280418©mercedesblanco

 

 

El protocolo de mesas fue un pequeño homenaje a nuestro nombre. Hicimos un invernadero con plantas, hojas y ramas todo en verde.

70280418©mercedesblanco

73280418©mercedesblanco

Para el banquete había varios ambientes planteados: uno tropical (que es la última tendencia) y otro en líneas más clásicas. Para el primero, Mónica nos propuso usar una mantelería de flamencos ideal que encajaba perfectamente con la idea de centros altos efecto palmera que teníamos en la cabeza. Las sillas de bambú de Global Rent, el techo lleno de cestos y los bajoplatos en tonos salmón hicieron el resto.

81280418©mercedesblanco

84280418©mercedesblanco

Llevábamos tiempo con ganas de llenar de hiedra el corredor y darle un aire diferente y esta fue la ocasión perfecta. En el centro del patio colocamos la mesa presidencial que era una réplica de la que hicimos en la boda que publicamos la semana pasada con una guirnalda de lado a lado y la vajilla de Meres.

90280418©mercedesblanco

64280418©mercedesblanco

Estuvimos presentes en todo el Palacio pero también tuvimos un rincón que compartimos con M viste tu mesa en el que recibimos a los novios y hablamos con ellos sobre las dudas que tenían.

79280418©mercedesblanco

80280418©mercedesblanco

76280418©mercedesblanco

74280418©mercedesblanco

Queremos dar las gracias al Palacio de Meres por lo bien que nos han tratado, cuidado y por ser la embajada perfecta para las bodas del Norte. También a Telva por hacer un evento tan especial en nuestra tierra.

No podemos despedirnos sin dar las gracias a Mercedes Blanco, sin ella no podríamos tener recuerdos tan bonitos de las bodas y eventos en los que participamos. Es una artista.

 

 

Una boda muy familiar

Ser tantas en la tienda hace que sea fácil tener a una sobrina entre las novias del año. Sus bodas son especiales porque, además de trabajar, vamos de invitadas.

Mónica y Tato quisieron casarse en Somió porque siempre veranearon allí y les traía muy buenos recuerdos.

La novia nos pidió un ramo silvestre que hicimos con rosas spray, eucalipto, senecio, astrantia… logrando una mezcla con mucho verde,  algo de gris y toques de color crudo.

01141151016

El vestido era de Marcos Luengo y tenía un detalle muy especial: unas puntillas familiares que hacían de ese traje un diseño único e irrepetible.

07811151016

07351151016

07001151016

En la Iglesia de San Julián se han casado varios primos de la novia, así que intentamos decorarlo de una manera diferente. En el altar colocamos centros asimétricos con flores menudas, dándole un toque romántico.

12801151016

12901151016

La nota de color la pusieron las pamelas de las invitadas, que eran impresionantes.

21361151016

La celebración fue en el Palacio de la Riega que tiene una gran terraza y las mejores vistas de Gijón.

17351151016

19101151016

Para el protocolo de mesas nos trajeron unas esculturas de El Póntico, escultor y  tío de la novia, que representaban unos árboles.

22521151016

Dentro mantuvimos el color verde del paisaje, para ello trabajamos con el equipo de Nacho Manzano que sacó bajoplatos dobles y un vaso de agua en un tono manzana. Queríamos dar un aire fresco y ceder protagonismo a las acuarelas que el padre de Mónica pintó para la ocasión recreando playas asturianas, también se encargó de las minutas con motivos marinos. Ningún detalle se dejó al azar, la mantelería color arena y los nudos marineros que hizo la novia para atar las servilletas, lograron que la costa estuviera más cerca que nunca.

19041151016

19051151016

19021151016

19031151016

La presidencia tenía un mantel con un suave estampado de M viste tu mesa y estaba colocada en el centro, para que todos los invitados estuvieran cerca de los novios y no perdieran detalle de momentos como el reparto del ramo.

26871151016

22991151016

27081151016

En la discoteca que montó Siapro en la terraza bailamos hasta que amaneció. Nadie quería marcharse de allí, de ser por nosotros, la música seguiría sonando.

24651151016

Fotos: Mercedes Blanco

 

 

Algo blanco y algo verde II

La semana pasada dejamos a los novios saliendo, ya convertidos en marido y mujer, de la capilla de Santa Ana. Ahora los encontramos intentando aterrizar y estrenando ese sueño cumplido en el que se despertaran cada día.

En el jardín principal les esperaban los invitados, con ganas de celebrar y de verles.

Mientras disfrutaban fuera, dentro se ultimaban los detalles de una cena muy especial. Un cuadro de Favila, del bosque que rodea al Palacio, encargado por el padre la novia, fue la inspiración para la puesta en escena. Jugamos con dos mantelerías de lino distintas de M Viste tu mesa: una en tono gris piedra y otra verde.

Queríamos que a nadie le diera pena tener que entrar dentro, así que reproducimos el colorido del jardín en los centros de mesa, creando un efecto espejo.

La mesa presidencial estaba en el centro del patio y era para doce personas. El resto de los invitados se sentarían alrededor o en la planta superior, desde la que se veía también la mesa de los novios.

La papelería de Living las bodas, las velas y los cacharritos completaban la decoración. Todo estaba listo, solo faltaba la llegada de los comensales que encontraron su sitio gracias a un protocolo que colocamos en la zona de la panera.

Todos los kilómetros que hicieron para venir hasta aquí se los deseamos nosotras de felicidad.

Fotos: Mercedes Blanco

Cenar en un viñedo

Patricia empezó siendo una novia y acabó convirtiéndose en una compañera de trabajo. Cada vez que nos llama por teléfono le decimos que sí antes de que nos cuente lo que quiere proponernos.  Sabemos que será una buena idea y el post de hoy es una prueba de que no nos equivocamos.

0008130916

Patricia quería quitar la pantalla que separa a muchas personas de la ciudad, juntarlas y hacer que pasaran un buen rato juntas. Y que mejor manera de hacerlo que con vino. Fue en un reservado de la taberna Lo Nuestro y con una profesora de excepción: Carmen de G de Gastronomía.

0036130916

Patricia nos contó la idea que tenía en la cabeza y no tardamos  encontrar la manera de hacerlo. La mesa imperial se prestaba a muchas cosas. Quisimos jugar con una estructura de madera y recrear de alguna manera el momento de la vendimia.

0041130916

0011130916

El centro de mesa la ocupaba casi entera. La llenamos de hiedra, esparraguera, helechos, brezos, hipericum…

Patricia quería que el cristal fuera protagonista y se lo dimos con pequeños jarrones y portavelas. También en las botellas de vino que  pedimos en la taberna.

0018130916

0019130916

La papelería la diseñó ella y la presentó atada junto a la servilleta con un cordoncito en el mismo color que las uvas.

0020130916

0015130916

Pronto la mesa se llenó de gente y de conversaciones.  La cata despertó la curiosidad y también los sentidos.

0121130916

0158130916

Todas se fueron a casa habiendo aprendido algo y pasado un buen rato. Y nosotras felices por ver las fotos de Mercedes Blanco.

0186130916

Mientras viene el otoño

El otoño parece que se resiste a llegar y quizás por eso nos han entrado ganas de enseñaros esta boda que fue de las primeras que tuvimos en primavera.

A Cristina no la conocíamos hasta que entró por la puerta, pero estamos seguras de que ya no nos vamos a olvidar de ella. Su sonrisa y sus ideas hicieron que preparar su boda fuera un placer.

Se enamoró de un ramo que hicimos el año pasado pero en vez de repetirlo quisimos que ella tuviera un flechazo con el suyo, lo que sí mantuvimos fue el aire romántico que dan las rosas de jardín.

0212140516

0420140516

La capilla del Rey Casto fue el lugar elegido por los novios para darse el “sí quiero”. La entrada por el jardín es preciosa así que solamente pusimos unas flores en copas de hierro forjado y velas  en faroles.

0691140516

Todo estaba preparado para recibir a la novia que llegó con una enorme sonrisa.

0722140516

Al inicio todas las miradas estaban puestas en la puerta esperando la entrada de Cristina, después todas se volvieron hacia el altar lleno de flores blancas.

0787140516

0843140516

1119140516

1197140516

Las ganas de primavera nos empujaron a llenar de color el salón de los espejos de las Caldas. Un gran centro presidía la estancia más espectacular de todo el balneario.

2005140516

El sitting plan surgió de la papelería que nos trajo Cristina. Aprovechamos un pasillo y un biombo para colocarla y ayudar a los invitados a que encontraran su sitio en la cena.

2034140516

2135140516

Para los centros de mesa usamos una colección de portavelas y cacharritos plateados llenos de distintas flores y colores.

2022140516

2085140516

Mientras viene el otoño…pensamos en primavera.

2428140516

Mercedes Blanco fotografía

 

Fucsia por ellas

Muchas horas antes de que empiece una boda, nosotras ya estamos allí y en esta ocasión no solo fuimos las primeras en llegar, también las últimas en marchar. Y es que hay bodas que vivimos desde dentro, desde fuera y desde todos los lados y esta es una de ellas.

Conocemos a Reyes y a su familia desde siempre, juntos hemos vivido muchas cosas, y por eso, este era un momento muy especial para todos.

Preparar la boda fue algo emocionante y quisimos hacerlo con toda la alegría que la ocasión y ella merecían.

Horas antes de la ceremonia fuimos a llevarle el ramo a la habitación del hotel Reconquista. Allí estaba, muy bien acompañada por Lorena Carbajal y Ana de Llongueras, que la estaban dejando guapísima.

1

2

El mismo día y en el mismo lugar se casaba Chapa, una novia de la que ya os hablamos hace unas semanas, así que compartieron la decoración de la Catedral. Chapa tenía un motivo para elegir el color azul y nosotras otro para el fucsia. Se nos ocurrió utilizar los dos colores que además quedaban preciosos al mezclarlos.

La madrina apareció con un traje en el mismo tono, algo que resultó ser una preciosa coincidencia.

3

4

5

6

7

8

9

Dos personas muy especiales no quisieron esperar ni un minuto a felicitar a la novia: su abuela, radiante como la orquídea que llevaba en la chaqueta y su hermano César.

10

11

12

Esa alegría que se respiraba en el ambiente y se reflejaba en su cara, también estaba presente en la decoración del Reconquista. Seguimos apostando por el mismo color porque ese tono era y es un homenaje a la personalidad de la madre y de la abuela de novia.

13

14

Queríamos un mantel muy especial que tuviera mucha vida y Mdevistetumesa nos trajo uno que nos sacó los colores y una sonrisa. Colocamos copas y jarrones llenos de flores en medio del patio y unos cuadros decorados a mano por Elena con tinta frambuesa. Gracias a estas fotos de Mercedes Blanco se puede apreciar su delicado y bonito trabajo.

15

16

18

En uno de los pasillos que llevaban al Patio de los Gatos colocamos otro protocolo de mesas donde empezaba a verse las primeras de las muchas velas que encendimos cuando se hizo de noche.

19

20

Cada mesa tenía un centro distinto pero algo en común, gente alrededor con muchas ganas de celebrar. Varias generaciones, entre las que estábamos nosotras y nuestros hijos, con ganas de pasarlo bien y razones para brindar.

21

22

Al terminar la cena acabó el plazo que Reyes le puso Manu para no hacer “fricadas” y empezó la fiesta. Decidió ser ella misma quien lo inaugurara dándole una sorpresa que vino a la vez que la tarta: una espada de Juego de tronos. Una divertida coreografía fue el pistoletazo de salida a una noche que prometía ser tan larga como divertida y que estuvo animada por Siapro.

23

24

25

El fotomatón fue uno de los rincones más visitados y donde el novio se sentía como pez en el agua ya que tenía como protagonista a los personajes de cómic de los que tanto habla en su blog Comicsenserie.

26

27

Al día siguiente fuimos a desmontar y lo que realmente guardamos fue un recuerdo inmejorable. Parece que fue ayer pero ya ha pasado un año y vaya año.