Algo blanco y algo verde II

La semana pasada dejamos a los novios saliendo, ya convertidos en marido y mujer, de la capilla de Santa Ana. Ahora los encontramos intentando aterrizar y estrenando ese sueño cumplido en el que se despertaran cada día.

En el jardín principal les esperaban los invitados, con ganas de celebrar y de verles.

Mientras disfrutaban fuera, dentro se ultimaban los detalles de una cena muy especial. Un cuadro de Favila, del bosque que rodea al Palacio, encargado por el padre la novia, fue la inspiración para la puesta en escena. Jugamos con dos mantelerías de lino distintas de M Viste tu mesa: una en tono gris piedra y otra verde.

Queríamos que a nadie le diera pena tener que entrar dentro, así que reproducimos el colorido del jardín en los centros de mesa, creando un efecto espejo.

La mesa presidencial estaba en el centro del patio y era para doce personas. El resto de los invitados se sentarían alrededor o en la planta superior, desde la que se veía también la mesa de los novios.

La papelería de Living las bodas, las velas y los cacharritos completaban la decoración. Todo estaba listo, solo faltaba la llegada de los comensales que encontraron su sitio gracias a un protocolo que colocamos en la zona de la panera.

Todos los kilómetros que hicieron para venir hasta aquí se los deseamos nosotras de felicidad.

Fotos: Mercedes Blanco

Cenar en un viñedo

Patricia empezó siendo una novia y acabó convirtiéndose en una compañera de trabajo. Cada vez que nos llama por teléfono le decimos que sí antes de que nos cuente lo que quiere proponernos.  Sabemos que será una buena idea y el post de hoy es una prueba de que no nos equivocamos.

0008130916

Patricia quería quitar la pantalla que separa a muchas personas de la ciudad, juntarlas y hacer que pasaran un buen rato juntas. Y que mejor manera de hacerlo que con vino. Fue en un reservado de la taberna Lo Nuestro y con una profesora de excepción: Carmen de G de Gastronomía.

0036130916

Patricia nos contó la idea que tenía en la cabeza y no tardamos  encontrar la manera de hacerlo. La mesa imperial se prestaba a muchas cosas. Quisimos jugar con una estructura de madera y recrear de alguna manera el momento de la vendimia.

0041130916

0011130916

El centro de mesa la ocupaba casi entera. La llenamos de hiedra, esparraguera, helechos, brezos, hipericum…

Patricia quería que el cristal fuera protagonista y se lo dimos con pequeños jarrones y portavelas. También en las botellas de vino que  pedimos en la taberna.

0018130916

0019130916

La papelería la diseñó ella y la presentó atada junto a la servilleta con un cordoncito en el mismo color que las uvas.

0020130916

0015130916

Pronto la mesa se llenó de gente y de conversaciones.  La cata despertó la curiosidad y también los sentidos.

0121130916

0158130916

Todas se fueron a casa habiendo aprendido algo y pasado un buen rato. Y nosotras felices por ver las fotos de Mercedes Blanco.

0186130916

Mientras viene el otoño

El otoño parece que se resiste a llegar y quizás por eso nos han entrado ganas de enseñaros esta boda que fue de las primeras que tuvimos en primavera.

A Cristina no la conocíamos hasta que entró por la puerta, pero estamos seguras de que ya no nos vamos a olvidar de ella. Su sonrisa y sus ideas hicieron que preparar su boda fuera un placer.

Se enamoró de un ramo que hicimos el año pasado pero en vez de repetirlo quisimos que ella tuviera un flechazo con el suyo, lo que sí mantuvimos fue el aire romántico que dan las rosas de jardín.

0212140516

0420140516

La capilla del Rey Casto fue el lugar elegido por los novios para darse el “sí quiero”. La entrada por el jardín es preciosa así que solamente pusimos unas flores en copas de hierro forjado y velas  en faroles.

0691140516

Todo estaba preparado para recibir a la novia que llegó con una enorme sonrisa.

0722140516

Al inicio todas las miradas estaban puestas en la puerta esperando la entrada de Cristina, después todas se volvieron hacia el altar lleno de flores blancas.

0787140516

0843140516

1119140516

1197140516

Las ganas de primavera nos empujaron a llenar de color el salón de los espejos de las Caldas. Un gran centro presidía la estancia más espectacular de todo el balneario.

2005140516

El sitting plan surgió de la papelería que nos trajo Cristina. Aprovechamos un pasillo y un biombo para colocarla y ayudar a los invitados a que encontraran su sitio en la cena.

2034140516

2135140516

Para los centros de mesa usamos una colección de portavelas y cacharritos plateados llenos de distintas flores y colores.

2022140516

2085140516

Mientras viene el otoño…pensamos en primavera.

2428140516

Mercedes Blanco fotografía

 

Fucsia por ellas

Muchas horas antes de que empiece una boda, nosotras ya estamos allí y en esta ocasión no solo fuimos las primeras en llegar, también las últimas en marchar. Y es que hay bodas que vivimos desde dentro, desde fuera y desde todos los lados y esta es una de ellas.

Conocemos a Reyes y a su familia desde siempre, juntos hemos vivido muchas cosas, y por eso, este era un momento muy especial para todos.

Preparar la boda fue algo emocionante y quisimos hacerlo con toda la alegría que la ocasión y ella merecían.

Horas antes de la ceremonia fuimos a llevarle el ramo a la habitación del hotel Reconquista. Allí estaba, muy bien acompañada por Lorena Carbajal y Ana de Llongueras, que la estaban dejando guapísima.

1

2

El mismo día y en el mismo lugar se casaba Chapa, una novia de la que ya os hablamos hace unas semanas, así que compartieron la decoración de la Catedral. Chapa tenía un motivo para elegir el color azul y nosotras otro para el fucsia. Se nos ocurrió utilizar los dos colores que además quedaban preciosos al mezclarlos.

La madrina apareció con un traje en el mismo tono, algo que resultó ser una preciosa coincidencia.

3

4

5

6

7

8

9

Dos personas muy especiales no quisieron esperar ni un minuto a felicitar a la novia: su abuela, radiante como la orquídea que llevaba en la chaqueta y su hermano César.

10

11

12

Esa alegría que se respiraba en el ambiente y se reflejaba en su cara, también estaba presente en la decoración del Reconquista. Seguimos apostando por el mismo color porque ese tono era y es un homenaje a la personalidad de la madre y de la abuela de novia.

13

14

Queríamos un mantel muy especial que tuviera mucha vida y Mdevistetumesa nos trajo uno que nos sacó los colores y una sonrisa. Colocamos copas y jarrones llenos de flores en medio del patio y unos cuadros decorados a mano por Elena con tinta frambuesa. Gracias a estas fotos de Mercedes Blanco se puede apreciar su delicado y bonito trabajo.

15

16

18

En uno de los pasillos que llevaban al Patio de los Gatos colocamos otro protocolo de mesas donde empezaba a verse las primeras de las muchas velas que encendimos cuando se hizo de noche.

19

20

Cada mesa tenía un centro distinto pero algo en común, gente alrededor con muchas ganas de celebrar. Varias generaciones, entre las que estábamos nosotras y nuestros hijos, con ganas de pasarlo bien y razones para brindar.

21

22

Al terminar la cena acabó el plazo que Reyes le puso Manu para no hacer “fricadas” y empezó la fiesta. Decidió ser ella misma quien lo inaugurara dándole una sorpresa que vino a la vez que la tarta: una espada de Juego de tronos. Una divertida coreografía fue el pistoletazo de salida a una noche que prometía ser tan larga como divertida y que estuvo animada por Siapro.

23

24

25

El fotomatón fue uno de los rincones más visitados y donde el novio se sentía como pez en el agua ya que tenía como protagonista a los personajes de cómic de los que tanto habla en su blog Comicsenserie.

26

27

Al día siguiente fuimos a desmontar y lo que realmente guardamos fue un recuerdo inmejorable. Parece que fue ayer pero ya ha pasado un año y vaya año.

 

 

 

 

 

Una boda en primavera

Cuando la madre de Irene vino a contarnos que se casaba su hija todas pensamos que si se volcaba con la boda tanto como lo hacía cada vez que venía a los talleres de navidad, la organización no podía estar en mejores manos. Para ella fue un placer y para los novios una tranquilidad.

Les apetecía casarse en Oviedo así que buscaron Iglesia y lugar para el banquete en la misma ciudad y muy cerquita uno del otro. Pero para cerca, lo que estábamos nosotras de la diseñadora de su vestido de novia: Covadonga Plaza. Eso nos permitió ver su cara de felicidad al salir de las pruebas y ver la preciosa mantilla de su abuela que fue el punto de partida del traje que llevo ese día. Y no solo del traje, también del ramo ya que intentamos recrear el efecto de la puntilla con flores pequeñas y algún toque dorado.

0004230416

0105230416

0010230416

Como os habíamos dicho al principio, querían hacerlo todo en el centro de Oviedo así que eligieron San Isidoro, una Iglesia que está en la plaza de ayuntamiento y tiene un espectacular altar barroco.

Al ser tan rico arquitectónicamente, apostamos por una decoración sobria con pocos adornos y grandes. Colocamos dos copas con flores junto al altar y otras dos a ambos lados del Sagrario.

Como el pasillo es estrecho, colocamos una alfombra de flores y dos copas justo antes de los últimos bancos y dejamos el pasillo despejado para que la novia pudiera entrar cómodamente del brazo del padrino.

0702230416

0995230416

1118230416

Al acabar la misa, familiares y amigos pusieron rumbo al Hotel de la Reconquista dando un agradable paseo. Al llegar allí incluso los que nunca habían estado en la ciudad, lo reconocieron y es que la fachada del hotel es uno de los rincones más emblemáticos de nuestra ciudad.

El aperitivo se sirvió en el hall de entrada. Preparamos una gran copa en la mesa central con flores en tonos suaves. Muchos estaban de pie e iban a ver dónde y con quien se sentarían después, buscando su nombre en el  sitting plan que colocamos en uno de los rincones.

1589230416

1592230416

La cena se sirvió en el Patio de los Gatos. Tuvimos una idea y la suerte de contar con todo el equipo del hotel que nos hizo el trabajo fácil y agradable. Pensamos en una distribución de mesas distinta a la habitual, manteniendo únicamente en el centro la mesa presidencial y colocando alrededor mesas cuadradas y rectangulares.

Para decorar y también para los más despistados, colocamos un sitting plan a la entrada del salón. Las velas estaban presentes en muchos rincones, incluido el corredor en el que estrenamos una colección de velas led que parecen de verdad y dan luz además de tranquilidad.

1647230416

1614230416

La mesa presidencial tenia sillas distintas y una colcha familiar como mantel. Ya sabéis que esos detalles hacen que sea todavía más especial. Colocamos un centro alto para enmarcarla todavía más y que se viera desde todos los ángulos del salón.

1619230416

1624230416

El verde tuvo que compartir protagonismo con el rosa como homenaje a la primavera.  Jugamos con distintos recipientes y velas de todos los tamaños para crear algo especial y diferente.

1632230416

1630230416

1808230416

0017230416

Esta vez no vamos a terminar con una foto del baile sino de la corona que le hizo Mónica a la novia para que se pusiera cuando terminara el primero y se quitara la mantilla.

0046230416

2008230416

Gracias Mercedes por unas fotos tan bonitas, siempre es un lujo coincidir contigo. Si queréis ver más imágenes de esta boda podéis leer el post que ella escribió.

Desde niña hasta ahora

Conocemos a Carolina desde que era una niña y venía con su madre a buscar adornos para el árbol de navidad, por eso nos emocionamos al saber que se casaba y que quería contar con nosotras.

Que estuviera viviendo en Nueva York no fue ningún problema para prepararlo todo.  La distancia no existe con una madre volcada e internet. Todo fue posible y además, un placer.

Aunque estaba lejos, para el vestido pensó en Covadonga Plaza, como ella sí que estaba cerca pudimos ver el traje y pensar un ramo acorde. Era un diseño muy sobrio con unos bordados de hilo que caían desde los hombros hasta la espalda. Como era bastante entallado, jugamos a crear contraste, dándole volumen con las flores: rosas de distintos tamaños que atamos con una cinta de terciopelo del tono de los tallos.

Carolina se vistió en el Real Balneario de las Caldas,  donde luego se celebraría el banquete. Nosotras que estábamos decorando el salón y teníamos muchas ganas de verla vestida de novia, por suerte, Mercedes Blanco decidió bajar al salón de los espejos, que es uno de los rincones más espectaculares del Balneario, a hacerle unas fotos antes de salir para la Iglesia. Y pudimos verla y compartir esos momentos previos tan especiales: con sus emociones, nervios y recados de última hora.

0110250915

0303250915

0830250915

0817250915

Para la ceremonia eligieron la Iglesia de San Juan de Priorio, que está  próxima y es muy bonita. Querían algo sencillo y sencillo lo hicimos. A ambos lados de la puerta colocamos copas con paniculata y distintos verdes que parecían cogidos del jardín. Es una forma de acompañar a la novia a la llegada y de recibir a los novios a la salida.

1010250915

Dentro colocamos la alfombra de sisal y los reclinatorios de lino. La sencillez es algo bonito y quisimos mantenerla, por eso colocamos solamente dos adornos altos de hiedra y paniculata. Menos a veces, es más y esta fue una de esas veces.

1035250915

1112250915

1212250915

1318250915

1385250915

1405250915

Al terminar la ceremonia los novios fueron recibidos por una banda de gaitas y un montón de besos. Empezaba a atardecer, se encendieron las luces y las velas y pusieron rumbo al balneario.

1442250915

1593250915

El aperitivo se sirvió en el salón de los espejos y haciendo honor a su nombre escribimos el menú en uno de ellos. Como es espectacular y no hace falta decorarlo mucho, colocamos un bodegón en el centro que era una explosión de color y naturaleza.

2081250915

1981250915

2044250915

2047250915

2034250915

Colocamos el protocolo de mesas en el pasillo que iba desde el salón de los espejos al comedor donde se celebraba la cena. Inspiradas por las velas y los brezos que tanto gustan a Carolina, pensamos en algo muy colorido y con un toque otoñal.

1990250915

1989250915

El salón tenía el blanco como protagonista así que decidimos restarle importancia con los jarrones, portavelas de plata y los primeros brezos de la temporada. Los bajoplatos de M Viste tu mesa, encajaron muy bien.

2012250915

2011250915

2018250915

2111250915

Del ramo de Carolina tenemos muchas fotos y la última no podía ser más especial, sobre todo para ella, que lo recibió emocionada.

2174250915

Bailar a la luz de las velas está muy bien, pero si además puede añadirse luces de verbena todavía mejor. Y eso fue lo que pusimos para el primer baile y para todos los que vinieron después.

2241250915

También puedes leer sobre esta boda en el blog de la Champanera.

Primera comunión entre flores.

Ha empezado la primavera y no sólo viene cargada de flores: las primeras comuniones son protagonistas de esta época y de las imágenes de un trabajo muy especial que queremos enseñaros hoy.

Todo empezó hace tiempo. Charlando con Cati Tartiere, que comenzaba con su blog “estamlaqueyolodiga”pensamos que estaría bien hacer algo entre amigas.  A todas nos encanta lo que hacemos y también estar juntas, por eso nos pareció una idea preciosa mezclar las dos cosas y hacer esta sesión.

La casona de San Andrés y su luz, hacía tiempo que había enamorado a Mercedes Blanco  así que… decidido; recrearíamos una primera comunión de niñas en una “casona asturiana”. Mónica que, además de presentar unas mesas maravillosas, lleva toda la vida con nosotras, sería la encargada de diseñar y trenzar  las coronas de flores que acompañarían los vestidos de nuestra amiga  Marta García-Conde. Cati se ocuparía de dar forma a los menús . Avisamos a Patricia Ibarrondo, que hace una papelería ideal y Patricia Avilés que hace unas medallas más que bonitas. Semanas más tarde, en San Andrés,  pasamos un sábado estupendo y eso que llovía a mares.

0677270216

Como sabemos que las madres están deseando tenerlo todo organizado, hemos decidido empezar hablando de las niñas y la semana que viene de la decoración.

50

Cuando en la tienda planteamos una corona o tocado, una de las primeras cosas que pensamos es que las niñas son niñas y, aunque al principio están muy quietas, luego no paran de jugar y moverse. Eso fue lo que nos llevó a buscar flores que parezcan naturales pero que en realidad no lo son. Así ellas pueden disfrutar sin tener que preocuparse.

40

Si el vestido elegido tiene algún detalle en color, se puede usar como punto de partida para las flores. Los de Marta García-Conde nos inspiran coronas muy especiales. Nos encanta que venga a la tienda a enseñarnos trocitos de puntillas, encajes antiguos y cintas con las que hace los vestidos. Es una artista y trabajar mano a mano con ella es siempre un placer.

 

África y Marina, estaban ideales con las cintas de terciopelo a juego de sus coronas en fucsias, rosa viejo, granates… Parece mentira lo que favorecen las flores en la cara de estas niñas.

70

124

 

Mónica sabe perfectamente lo que le favorece a su hija, le hizo a África una corona de hiedra que bajaba por sus hombros como la que sube por las paredes de la casa.  La pintamos un poco de dorado para que encajara perfecto con los toques de oro del vestido. Marta eres una artista.

63

La mirada de Ceci quita el habla. Es una niña intensa y encantadora.La media  corona con hortensias secas  rositas y flor de arroz, no le podía quedar mejor. Daba gusto verla posar para su madre…

69

Clara tiene una cara preciosa. Llevaba una corona de rosas y eucalipto verde grisáceo a juego con el día y con la cinta del vestido. Que encajara también con el color de la contraventana prometemos que fue casualidad!

0949270216 (1)

Los clásicos vestidos de comunión, enteramente blancos, se prestan a alegres contrastes.  Para los que llevaban María y Paloma pensamos en ranúnculos, peonias, cosmos, mimosas, alelíes…

26

27

Princesas convertidas en top-models por un día.

18

68

57

Desde luego, no se puede negar que somos un equipo: Cintas, coronas, medallas, verdes, dorados, malvas…. cada cosa en su sitio y Mercedes recogiéndolo todo con su cámara.

No podemos olvidarnos de las hermanas e invitadas de las niñas que reciben la primera comunión, que viven con mucha emoción ese día y también quieren formar parte. Por eso hemos pensado en algún detalle más pequeño pero igualmente especial.

41

122

123

Hay tantas posibilidades que no pudimos fotografiarlas ni hacerlas todas. Lo mismo pasó con los colores y las mezclas de flores. Los diseños pueden ser más grandes, más pequeños y colocarse de una forma u otra: coronas, tocados, medias coronas, prendedores…

Aunque una imagen vale más que mil palabras, y si os apetece que vuestras niñas vayan así de guapas ese día lo mejor que hacéis es pasaros por la tienda con ellas y que se prueben las coronas. Tenemos muchísimas  y un espejo enorme para que se miren y se miren y se miren….

Con Mónica estaréis en las mejores manos. Ella es capaz de hacer auténticas maravillas y de dar vida a las flores de una manera especial. La ocasión así lo merece.

Queremos dar las gracias a Ceci, Marina, África, Clara, María y Paloma por su sonrisa constante, por lo bien que aguantaron el frío sin quejarse, por lo fácil que fue trabajar con ellas, por aguantar con los vestidos puestos sin arrugarlos y por salir tan guapas en las fotos.Y también a Marta y a Mónica por vestirlas, desvestirlas, peinarlas, despeinarlas y cuidarlas todo el día.

2662270216 (1)