La boda de Telma y Carlos

La decoración de esta boda es muy bonita pero cuando se conoce la historia, se encuentra además de la estética; un significado.

La familia de Carlos tiene una ganadería de toros bravos y quisimos rendir un pequeño homenaje al color de sus campos, sin olvidar el verde de la tierra de Telma: Asturias.

Para la capilla del Palacio de Meres elegimos una alfombra de sisal, capazos y canastos de mimbre que llenamos con espigas, roble y eucalipto.

0835060713

0843060713

1091060713

El ramo tenía un aire despeinado y campestre contrastaba con la sencillez del vestido diseñado por Covadonga Plaza.

0542060713

Para el aperitivo en el jardín elegimos mantelería de lino y centros diferentes en cada mesa . El cielo azul, el entorno y un montón de invitados con ganas de pasárselo bien hicieron el resto.

2

1

1553060713

1134060713

En un rincón  con cajas antiguas, piezas de cristal y pizarras se podía leer la bodega y el menú del aperitivo.

4

Un capote que pertenecía curiosamente al padre de la novia fue el centro del protocolo de mesas inspirado en el campo y sus aperos.  Unas acuarelas con palabras del diccionario taurino sirvieron para marcarlas.

1204060713

Para los centros de mesa usamos como base piezas de estilo inglés llenas de trigo, hiedra y verde. Las velas aportaron ese toque de calidez que tienen las noches de verano en el campo.

3

1622060713 (1)

1628060713 (1)

Una pareja de candelabros y unos lavafrutas de plata de la familia de Telma nos sirvieron para vestir la mesa presidencial y diferenciarla del resto.

1627060713 (1)

Las fotos son de Mercedes Blanco, y gracias a ellas podemos recordar hoy  una boda que se celebró hace tiempo.

2040060713

¿A que la historia hace que la decoración sea aún más especial?

Algo azul

Dicen que las novias tienen que llevar algo viejo, algo prestado y algo azul. Gabriela quiso que ese “algo azul” estuviera muy presente en su boda, empezando por su anillo de pedida.

Llevaba un precioso vestido de Teresa Palazuelo y una mantilla antigua con mucha historia. Los pendientes de Suárez fueron un regalo de sus amigas de Gijón y le hizo mucha ilusión estrenar ese día.

Le preparamos un ramo en tonos blancos, malvas y azules con astrantia, cardos… y un tocado a juego para cuando se quitase la mantilla.

0213120714

0421120714

0467120714

0767120714

La misa se celebró en San Julián de Somió. Quería que toda la decoración tuviese un aire asturiano porque el novio era del sur y venían muchos invitados de fuera, así que pensamos en hortensias azules. Las niñas de arras iban ataviadas con el traje regional. Su hermana Águeda, que se había casado un año antes en el mismo sitio, llevaba un colorido diseño de Agatha Ruiz de la Prada.

1058120714

1081120714

1271120714

Uno de los momentos más emotivos fue la ceremonia de la velación, muy habitual en el sur y con gran significado para ellos.

1454120714

A la salida de la Iglesia fueron recibidos por un grupo de gaiteros que tocó el himno de Asturias.

1685120714

El lugar elegido para la celebración fue el palacio de la Riega situado en una de las colinas de Gijón y que tiene unas vistas privilegiadas de la ciudad.

1929120714

1877120714

El Chef Nacho Manzano ofreció un gran aperitivo al que dimos forma con puestecitos, en ellos se podían degustar quesos asturianos, jamón, beber sidra o champagne… utilizamos mesas rústicas y sombrillas adornadas con hiedra para darle un aire más campestre. El jardín se ambientó con hortensias y faroles pensando en el atardecer.

1779120714

1788120714

1789120714

1790120714

Como era una boda grande preparamos con ayuda de  Rosas y baobabs dos protocolos de mesa, uno auxiliar en la entrada del palacio y otro principal en el salón. Las hortensias siguieron jugando un papel muy importante.

0046120714

0045120714

0042120714

2226120714

En el comedor utilizamos una mantelería estampada de viste tu mesa, bajoplatos de ratán y centros muy campestres con hortensias azules y hiedra.

1911120714

1918120714

Viendo ahora las fotos de Mercedes Blanco nos damos cuenta que hasta el cielo fue azul ese día.

0041120714

I y II ENCUENTRO TELVA NOVIAS

Hace unos días se celebró en Madrid el II Encuentro de Novias Telva. Nosotras no pudimos ir físicamente, el fin de semana del 30-31 de mayo teníamos bodas y comuniones que decorar, pero no quisimos perder la oportunidad de acompañar a Covadonga Plaza que viajo a Madrid con sus vestidos y nuestras flores.

Durante las semanas previas hablamos del espacio que ocuparían dentro de los jardines de la Fundación Lázaro Galdiano y nos detallaron como iban a ser los vestidos para que pudiéramos empezar a trabajar.

Lo primero que nos contaron fue que en medio de su stand había un busto de piedra y que no querían taparlo sino integrarlo porque no dejaba de ser un elemento singular.

Se nos ocurrió darle otra vida a las guirnaldas con las que decoramos algunas bodas: enredarlas en aquella estatua. Usamos hiedra porque encajaba muy bien en el jardín y paniculata para mantener el blanco de los vestidos de novia.

0381@IIEncuentroTelva_0653

Click10

0389@IIEncuentroTelva_0664

Click10

Además les preparamos ramos para acompañar a los vestidos, todos tenían un porque y distintos estilos. Uno estaba creado especialmente para la falda que llevaba Emma toda llena de flores, la idea era el ramo no rompiera sino que formara parte de la falda, como si alguien hubiera arrancado unas cuentas y con ellas hiciera el ramo. Algo que se aprecia perfectamente en las fotos de Click10

0345@IIEncuentroTelva_0553 (FILEminimizer)

Click10

0364@IIEncuentroTelva2_0822 (FILEminimizer)

Click10

0375@IIEncuentroTelva_0630 (FILEminimizer)

Click10

También preparamos un ramo más grande y  despeinado inspirado en unos bordados que llevaba otro vestido y que acabo en manos de Emma. Es curioso cómo al cambiar el ramo, le da un aire totalmente diferente como bien queda reflejado por Natalia Ibarra.

Covadonga Plaza- Emma Baizan Comp-022IMG_1515-Editar

Natalia Ibarra

Covadonga Plaza- Emma Baizan Comp-043IMG_1545-Editar

Natalia Ibarra

Covadonga Plaza- Emma Baizan Comp-062IMG_1615-Editar

Natalia Ibarra

Preparar con Covadonga este evento nos hizo recordar el montaje del año pasado. Un evento en el que trabajamos codo con codo con De rosas y baobabs, Marta García-Conde, Deloya… y los demás miembros de Somos Norte y que quedo inmortalizado gracias a las fotos de Mercedes Blanco.

En esa ocasión la decoración servía de hilo conductor de los trabajos de cada miembro del equipo.

0157250514

Mercedes Blanco

0161250514

Mercedes Blanco

0265250514

Mercedes Blanco

0181250514

Mercedes Blanco

Con todo lo que nos han contado y el nivel de los profesionales que había este año, estamos deseando volver el año que viene.

Las primeras veces

Dicen que en casa del herrero cuchillo de palo pero esta vez fue todo lo contrario. Patricia es arquitecta de profesión y protagonista de esta historia, quería una boda de diseño más que de cuento.

Este post lo hemos titulado “la primera vez” porque recordamos una boda que trajo muchas cosas que vinieron para quedarse y eso que ya han pasado cuatro años de aquel día.

Lo más importante no fue qué si no quien: Patricia, la novia, entró en la floristería buscando algo diferente, quería trasladar las lecciones de diseño que aprendió estudiando arquitectura  a la decoración. Pasamos tardes dándole vueltas hasta que dimos con ello.

Para acompañar al vestido creado por Covadonga Plaza de corte años 20 en tul y plata y el tocado vintage de delospiesalacabeza hicimos un bouquet de pequeñas rosas blancas, astrantia rosa y hiedra. Fue la primera vez que teñimos unas hojas de plata vieja dándole al ramo un toque especial.

0010210511

0024210511

0282210511

Para enmarcar la entrada de San Juan colocamos maceteros de zinc a distintas alturas con bolas de paniculata y hiedra. Jugamos con las mismas formas geométricas para decorar la barandilla que precede al altar, logrando ese ambientación arquitectónica que ella nos pedía. Fue la primera vez que decoramos una Iglesia así.

2

1

0595210511

El Hotel de la Reconquista parecía diferente ese día, los invitados coinciden con nosotras que aunque habían estado varias veces nunca lo habían visto así. Fue la primera vez que alguien se tomó en serio la iluminación. Eventaria y Patricia lograron crear un universo de colores que iba cambiando en función de la comida que se servía. La mesa presidencial estaba en el centro del Patio de los Gatos bajo un chorro de luz.

1092210511

1214210511

La luz fue también protagonista en los centros de mesa con cientos de velas encendidas que brotaban entre paniculata y distintos verdes.

1207210511

Cubrimos la mesa presidencial con un mantel color plata de Viste tu Mesa y unas sillas diferentes. Algo que se ha repetido hasta la saciedad, pero esta fue la primera vez.

1199210511

1190210511

1184210511

1168210511

El baile tuvo lugar en la Capilla; sus muros tienen mucha historia y aquella noche se añadieron unas líneas. La iluminación y el saber hacer nos dejaron fotos como esta y un recuerdo en la retina difícil de olvidar.

1457210511

Cuando la boda se acabó nuestra relación con Patricia no había hecho más que empezar. Trabajamos mano a mano en muchos proyectos y los que aún nos quedan.

Hoy este post va dedicado a ella, a las primeras veces de las cosas y a las ganas de crear algo único y lo mejor de todo, algo tuyo.

Las fotos son de Mercedes Blanco.