Fucsia por ellas

Muchas horas antes de que empiece una boda, nosotras ya estamos allí y en esta ocasión no solo fuimos las primeras en llegar, también las últimas en marchar. Y es que hay bodas que vivimos desde dentro, desde fuera y desde todos los lados y esta es una de ellas.

Conocemos a Reyes y a su familia desde siempre, juntos hemos vivido muchas cosas, y por eso, este era un momento muy especial para todos.

Preparar la boda fue algo emocionante y quisimos hacerlo con toda la alegría que la ocasión y ella merecían.

Horas antes de la ceremonia fuimos a llevarle el ramo a la habitación del hotel Reconquista. Allí estaba, muy bien acompañada por Lorena Carbajal y Ana de Llongueras, que la estaban dejando guapísima.

1

2

El mismo día y en el mismo lugar se casaba Chapa, una novia de la que ya os hablamos hace unas semanas, así que compartieron la decoración de la Catedral. Chapa tenía un motivo para elegir el color azul y nosotras otro para el fucsia. Se nos ocurrió utilizar los dos colores que además quedaban preciosos al mezclarlos.

La madrina apareció con un traje en el mismo tono, algo que resultó ser una preciosa coincidencia.

3

4

5

6

7

8

9

Dos personas muy especiales no quisieron esperar ni un minuto a felicitar a la novia: su abuela, radiante como la orquídea que llevaba en la chaqueta y su hermano César.

10

11

12

Esa alegría que se respiraba en el ambiente y se reflejaba en su cara, también estaba presente en la decoración del Reconquista. Seguimos apostando por el mismo color porque ese tono era y es un homenaje a la personalidad de la madre y de la abuela de novia.

13

14

Queríamos un mantel muy especial que tuviera mucha vida y Mdevistetumesa nos trajo uno que nos sacó los colores y una sonrisa. Colocamos copas y jarrones llenos de flores en medio del patio y unos cuadros decorados a mano por Elena con tinta frambuesa. Gracias a estas fotos de Mercedes Blanco se puede apreciar su delicado y bonito trabajo.

15

16

18

En uno de los pasillos que llevaban al Patio de los Gatos colocamos otro protocolo de mesas donde empezaba a verse las primeras de las muchas velas que encendimos cuando se hizo de noche.

19

20

Cada mesa tenía un centro distinto pero algo en común, gente alrededor con muchas ganas de celebrar. Varias generaciones, entre las que estábamos nosotras y nuestros hijos, con ganas de pasarlo bien y razones para brindar.

21

22

Al terminar la cena acabó el plazo que Reyes le puso Manu para no hacer “fricadas” y empezó la fiesta. Decidió ser ella misma quien lo inaugurara dándole una sorpresa que vino a la vez que la tarta: una espada de Juego de tronos. Una divertida coreografía fue el pistoletazo de salida a una noche que prometía ser tan larga como divertida y que estuvo animada por Siapro.

23

24

25

El fotomatón fue uno de los rincones más visitados y donde el novio se sentía como pez en el agua ya que tenía como protagonista a los personajes de cómic de los que tanto habla en su blog Comicsenserie.

26

27

Al día siguiente fuimos a desmontar y lo que realmente guardamos fue un recuerdo inmejorable. Parece que fue ayer pero ya ha pasado un año y vaya año.

 

 

 

 

 

Algo rosa

Algo rosa y no algo cualquiera, concretamente un velo creado con dos piezas de tul superpuestas: una rosa y otra de color crema teñidas en el taller de Covadonga Plaza nos sirvieron de inspiración para ponernos a trabajar. Marta quería algo natural, como es ella y eso fue lo que hicimos.

MARTA Y JOSEBA - 0158-XL

MARTA Y JOSEBA - 0129-XL

Para el ramo intentamos recrear el efecto del velo con rosas spray y la paniculata seca. El eucalipto le daba el aire desenfadado que ella nos pedía.

MARTA Y JOSEBA - 0147-L

MARTA Y JOSEBA - 0155-XL

MARTA Y JOSEBA - 0350-XL

MARTA Y JOSEBA - 0377-L

MARTA Y JOSEBA - 0359-L

Pocas veces vemos un cortejo de arras tan numeroso como el que tenía Marta: siete niñas y dos niños vestiditos de blanca y capitas grises, a juego con el cielo, ya que esa mañana llovió muchísimo. Les hicimos unas coronas con hortensias en los mismos tonos que las rosas de su ramo. Todos vivieron con mucha emoción y nervios los momentos previos, primero mirando al cielo para que dejara de llover y después sin quitar los ojos de la novia. Por suerte, Marta y el sol salieron a la vez.

MARTA Y JOSEBA - 0001-XL

MARTA Y JOSEBA - 0004-L

MARTA Y JOSEBA - 0733-XL

MARTA Y JOSEBA - 0739-XL

MARTA Y JOSEBA - 0772-XL

MARTA Y JOSEBA - 0851-XL (1)

La misa se celebró en la Capilla de Santa Ana, decorada de una manera sencilla pero especial para la ocasión. Estrenamos dos copas antiguas llenas de ramas floridas, propias de la época. Además, adornamos todo el altar con una guirnalda de flores blancas tal y como nos pidió la madre de la novia.

MARTA Y JOSEBA - 0053-L

MARTA Y JOSEBA - 0938-XL

MARTA Y JOSEBA - 0071-XL

MARTA Y JOSEBA - 1140-XL

MARTA Y JOSEBA - 1036-XL

MARTA Y JOSEBA - 1443-XL

A la salida empezó a llover y no solo pétalos, nada que no pudiera arreglarse con una sonrisa y un paraguas.

MARTA Y JOSEBA - 0078-L

MARTA Y JOSEBA - 1535-XL (1)

MARTA Y JOSEBA - 1625-XL (1)

Por el tiempo tuvieron que cambiar los jardines por los pasillos del Palacio para dar el ya habitual paseo, pero fue igual o más bonito y nos dejó imágenes tan bonitas como estas tomadas por Cristina Cañibano.

MARTA Y JOSEBA - 1705-XL

MARTA Y JOSEBA - 1810-XL

MARTA Y JOSEBA - 1821-XL

Las flores del momento fueron protagonistas del aperitivo. No hacía falta buscar otros colores, el campo en abril nos regala unos maravillosos y no los quisimos rechazar.

MARTA Y JOSEBA - 2041-L

MARTA Y JOSEBA - 0043-L

MARTA Y JOSEBA - 0040-XL

MARTA Y JOSEBA - 2133-L

Marta quería plantas en vez de flores para decorar las mesas y a nosotros nos encantó la idea de hacer algo diferente y alegre. Aunque la boda era de mañana, apostamos por velas para dar un aire romántico a los salones.

MARTA Y JOSEBA - 0028-XL

MARTA Y JOSEBA - 0023-XL

Antes del baile y de dar el ramo, los novios sorprendieron a sus madres con unas flores que preparamos con mucho cariño. Y es que ellas, que se volcaron tanto con la boda se merecían ese abrazo y muchos más.

MARTA Y JOSEBA - 2931-L

MARTA Y JOSEBA - 2934-L

MARTA Y JOSEBA - 2999-L

Después empezó el baile, la música, las luces… y todo lo demás.

MARTA Y JOSEBA - 3167-L

 

 

Los primeros de muchos

Conocimos a María cuando ella tenía tres años, era compañera de nuestros hijos en el colegio así que os podéis hacer a la idea de la emoción que sentimos cuando nos vino a decir que se casaba. El tiempo vuela y noticias como esa nos hacen aterrizar y empezar a pensar que los pequeños también se acaban haciendo mayores. Ella fue la primera de la clase en prometerse e inaugurar la época de bodas.

Así que nos pusimos manos a la obra, que septiembre estaba cerca y eran muchas las cosas que había que preparar. Durante meses vimos muy de cerca como cuidaban los detalles. Aunque evidentemente se preparan, los gestos sinceros en una boda tienen una naturalidad y frescura especial y esta boda estaba llena de ellos.

Después de meses de preparativos y nervios, llego el gran día. María se preparó en casa rodeada por su familia y acompañada por Ana, que vino desde Guatemala porque por nada del mundo se quería perder un momento tan importante. Juntas vivieron las horas previas como si fuera una fiesta y es que realmente ya lo era.

059_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

135_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

146_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

María quería llevar en el tocado y en el ramo unas ramitas de mimosa, algo complicado por la época del año y por lo que removimos cielo y tierra para que no fuera imposible. Y no lo fue.

153_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

148_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

199_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

Quería un ramo que fuera como ella y para nosotras ella era, además de guapa, alegre y romántica así que pensamos en hortensias, lavanda…y por supuesto, mimosa.

497_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

548_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

El ramo también tenía uno de esos pequeños detalles de los que os hablábamos al principio, bueno en realidad, eran dos: dos medallas: una de Covadonga y otra de San Enrique de Ossó y Santa Teresa, por el lugar donde estudió y ahora trabaja.

684_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

La misa tuvo lugar en el Altar Mayor de la Catedral de Oviedo. Como septiembre acababa de empezar y aún se respiraba verano, decoramos todo con paniculata. Sencillo pero especial.

287_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

292_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

319_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

327_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

484_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

503_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

Para celebrarlo eligieron el Palacio de Valdesoto. En sus jardines, además de disfrutar del aperitivo se pueden sacar fotos preciosas como estas de Pelayo Lacazette.

640_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

716_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

Nacho, el novio, es periodista deportivo en LNE. Su trabajo y pasión por el fútbol inspiró el protocolo de mesas: jugadores de ayer y hoy del Real Oviedo. Las hortensias que pusimos no podían ser de otro color que no fuera azul.

740_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

779_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

Cada mesa tenía la foto y unas líneas sobre el jugador que le daba nombre. Los más veteranos los conocían a todos y algunos ya se hubieran podido ir a dormir en ese momento porque habrían aprendido una cosa nueva.

804_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

Volviendo otra vez al principio y a los detalles, los novios tuvieron uno que nos dejó sin palabras a nosotras, así que imaginamos que a los invitados más todavía: encargaron una chapa para cada uno con algo personal y lo dejaron en la mesa, eso provoco la risa de unos, la emoción de otros y la sorpresa de todos.

741_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

Cientos de velas iluminaron el camino al salón, no hizo falta soplar para que se cumpliera el deseo: la felicidad de los novios era ya una realidad.

806_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

876_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

Si queréis leer mas sobre esta boda, podéis hacerlo en Hortensias Azules.

Una boda en el callejón

De una manera u otra, unos hace años y otros hace meses, todos llegamos a González del Valle. A día de hoy además de calle, compartimos ilusiones y clientes. Son muchas las veces que vamos a probar tocados a la tienda de Sandra, o que vienen con el vestido a vernos a nosotras, o que se llevan el tocado para que Ana y todo el equipo de Llongueras lo vean y piensen en el peinado, o que se asoman después de pasar por el estudio de Lorena a que veamos lo guapas que las ha dejado.Esas excursiones calle arriba, calle abajo inspiraron esta sesión de fotos. Teníamos muchas ganas de hacer cosas juntos, solo necesitábamos una excusa y la encontramos rápidamente.

No quisimos irnos lejos porque en el callejón tenemos un rincón precioso. Allí creamos un espacio muy especial: un pequeño cocktail con inspiración tropical y un toque de color. Mvistetumesa estrenó un mantel blanco con hojas verdes y convertimos una sombrilla en una especie de palmera.

DSC_0192

DSC_0183

Sandra fue la encargada de elegir los modelos que llevaríamos Ana, del blog “Por mi Balcón”, y yo,Emma. Un día nos llamó y quedamos para probarlos. Mónica estaba allí con distintos tocados y flores pensando qué haría para la ocasión. Fue un rato divertido, con gente entrando y saliendo, y pruebas entre alfileres y horquillas.

Ese día empezamos muy temprano, primero visitando a Lorena Carbajal y después al equipo de Llongueras. Ya peinadas y maquilladas, nos fuimos a SANandCOCO a vestirnos

Las posibilidades eran infinitas y costo elegir solo unas pocas. Un mono de seda y un cinturón de flores dieron el pistoletazo de salida a una mañana en la que el sol también quiso acompañarnos.

DSC_0115

El siguiente vestido tenía un estampado muy geométrico por eso pensamos en un color único pero impactante: el azul turquesa y en una flor especial: las hortensias preservadas.

DSC_0211

Ana llevaba un vestido liso y eso nos daba más juego a la hora de mezclar colores y flores. Sobre un moño bajo colocamos una media corona trasera en tonos vivos y con un efecto silvestre.

DSC_0261

DSC_0290

 

Las flores dan mucha vida y cerca de la cara más todavía. Por eso pensamos en coronas grandes y para nada simétricas, en una apuesta valiente y alegre. Como Ana llevaba un chaleco estampado apostamos por una corona en dos colores. Como mi look era de dos piezas en tonos lisos pensamos en algo más pintoresco, para contrastar.

DSC_0404

DSC_0437

DSC_0408

DSC_0356

DSC_0343

 

Miguel en plena calle quitó las horquillas y dejó unas ondas que daban un aire más desenfadado. Dos coronas muy distintas para dos invitadas únicas.

DSC_0526

DSC_0515

 

DSC_0516

Nos encanta dar rienda suelta a la creatividad y hacer cosas diferentes como este tocado que hicimos para Ana.

DSC_0680

Otra de las artistas que tenemos en el callejón es Marta Ybern, que trajo una corona de verdad, con la que despedimos este post y empezamos a soñar con el siguiente cuento.

DSC_0577

 

DSC_0592

Las fotos son de Maca Castaño a la que todos conoceréis por su marca,” La señorita” y que, aunque no está en el callejón, la tenemos adoptada.

 

 

 

Una boda en primavera

Cuando la madre de Irene vino a contarnos que se casaba su hija todas pensamos que si se volcaba con la boda tanto como lo hacía cada vez que venía a los talleres de navidad, la organización no podía estar en mejores manos. Para ella fue un placer y para los novios una tranquilidad.

Les apetecía casarse en Oviedo así que buscaron Iglesia y lugar para el banquete en la misma ciudad y muy cerquita uno del otro. Pero para cerca, lo que estábamos nosotras de la diseñadora de su vestido de novia: Covadonga Plaza. Eso nos permitió ver su cara de felicidad al salir de las pruebas y ver la preciosa mantilla de su abuela que fue el punto de partida del traje que llevo ese día. Y no solo del traje, también del ramo ya que intentamos recrear el efecto de la puntilla con flores pequeñas y algún toque dorado.

0004230416

0105230416

0010230416

Como os habíamos dicho al principio, querían hacerlo todo en el centro de Oviedo así que eligieron San Isidoro, una Iglesia que está en la plaza de ayuntamiento y tiene un espectacular altar barroco.

Al ser tan rico arquitectónicamente, apostamos por una decoración sobria con pocos adornos y grandes. Colocamos dos copas con flores junto al altar y otras dos a ambos lados del Sagrario.

Como el pasillo es estrecho, colocamos una alfombra de flores y dos copas justo antes de los últimos bancos y dejamos el pasillo despejado para que la novia pudiera entrar cómodamente del brazo del padrino.

0702230416

0995230416

1118230416

Al acabar la misa, familiares y amigos pusieron rumbo al Hotel de la Reconquista dando un agradable paseo. Al llegar allí incluso los que nunca habían estado en la ciudad, lo reconocieron y es que la fachada del hotel es uno de los rincones más emblemáticos de nuestra ciudad.

El aperitivo se sirvió en el hall de entrada. Preparamos una gran copa en la mesa central con flores en tonos suaves. Muchos estaban de pie e iban a ver dónde y con quien se sentarían después, buscando su nombre en el  sitting plan que colocamos en uno de los rincones.

1589230416

1592230416

La cena se sirvió en el Patio de los Gatos. Tuvimos una idea y la suerte de contar con todo el equipo del hotel que nos hizo el trabajo fácil y agradable. Pensamos en una distribución de mesas distinta a la habitual, manteniendo únicamente en el centro la mesa presidencial y colocando alrededor mesas cuadradas y rectangulares.

Para decorar y también para los más despistados, colocamos un sitting plan a la entrada del salón. Las velas estaban presentes en muchos rincones, incluido el corredor en el que estrenamos una colección de velas led que parecen de verdad y dan luz además de tranquilidad.

1647230416

1614230416

La mesa presidencial tenia sillas distintas y una colcha familiar como mantel. Ya sabéis que esos detalles hacen que sea todavía más especial. Colocamos un centro alto para enmarcarla todavía más y que se viera desde todos los ángulos del salón.

1619230416

1624230416

El verde tuvo que compartir protagonismo con el rosa como homenaje a la primavera.  Jugamos con distintos recipientes y velas de todos los tamaños para crear algo especial y diferente.

1632230416

1630230416

1808230416

0017230416

Esta vez no vamos a terminar con una foto del baile sino de la corona que le hizo Mónica a la novia para que se pusiera cuando terminara el primero y se quitara la mantilla.

0046230416

2008230416

Gracias Mercedes por unas fotos tan bonitas, siempre es un lujo coincidir contigo. Si queréis ver más imágenes de esta boda podéis leer el post que ella escribió.

Como en casa en cualquier parte

Uno de los privilegios de nuestro trabajo es que solemos ver el traje de la novia antes del día de la boda. Cuando Ana Cristina nos lo enseño, nos quedamos impresionadas por el volumen que tenía la falda y lo bonito que era el cinturón. Enseguida se nos empezaron a ocurrir ideas para el ramo: tenía que ser recogido y corto porque el talle era bastante alto y no queríamos que tuviera que estar pendiente de los tallos. No quería llevar color, pero tampoco que fueran blancas, así que le enseñamos unas rosas color champagne.

Semanas después se estaba vistiendo en el Palacio de Meres y la verdad es que iba como una autentica princesa.

Ana y Josu _ 004

Ana y Josu _ 038

Ana y Josu _ 063

Ana y Josu _ 054

La capilla de Santa Ana estaba preciosa decorada con hortensias, tan típicas del verano y tan nuestras. Adornamos los pulpitos y colocamos una guirnalda en el altar. Aprovechamos distintos rincones para colocar algunas velas, que siempre dan mucha calidez. Los testigos, que eran un montón, arroparon a los novios y vivieron la ceremonia desde primera fila.

Ana y Josu _ 102

Ana y Josu _ 129

Ana y Josu _ 131

Ana y Josu _ 098

Ana y Josu _ 173

Ana y Josu _ 197

Para que el novio no echara de menos su tierra en un día tan especial, Ana Cristina decidió traerle un trocito de San Sebastián. Un grupo de baile regional amenizo el aperitivo con la reverencia y el aurresku, que fue vivido con emoción por unos y con sorpresa por otros.

Ana y Josu _ 254

Ana y Josu _ 252

Ana y Josu _ 257

Ana y Josu _ 258

El espectáculo siguió con las propuestas gastronómicas de Nacho Manzano entre las que nunca falta el arroz con pitu.

Ana y Josu _ 274

Ana y Josu _ 279

De San Sebastián a París se va dando un paseo, eso fue lo que pensaron los novios cuando nos contaron su idea de poner a las mesas nombres de los lugares más emblemáticos de la ciudad del amor. Para que nadie se perdiera había un mapa que nos había traído la novia de uno de sus últimos viajes.

Ana y Josu _ 265

Ana y Josu _ 266

Pese a lo grande que es Paris, logramos meterlo en varios salones del palacio. Pensamos en manteles blancos y en centros coloridos para crear contraste y recrear ese romanticismo que tiene la capital de Francia.

Ana y Josu _ 294

Ana y Josu _ 296

Ana y Josu _ 286

12 de Octubre 2012 060 (2)

Si hay algo que sabe bien la gente de San Sebastián es hacer de la gastronomía una fiesta. Y que mejor ocasión que una cena para crear la tamborrada, un acontecimiento que tiene lugar la víspera de la celebración de su patrono y en la que se iza la bandera y salen las distintas sociedades gastronómicas tocando la marcha de Sarriegui, vestidos de cocineros y tocando barriles y tambores. Ni ese era el día ni estaban allí, pero eso fue lo de menos.

Ana y Josu _ 402

Ana y Josu _ 416

Ana y Josu _ 410

Ana y Josu _ 416

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A ciegas

Teníamos las mismas ganas de enseñaros esta boda que las que tuvimos en su día cuando estábamos preparándola. Chapa y su madre son las clientas que cualquiera quisiera tener, desde el primer momento se pusieron en nuestras manos y nos dejaron hacer. Algo que nos resultó una responsabilidad y un placer a partes iguales.

_MG_2141

Cuando vimos el vestido de Marcos Luengo, nos quedamos sin palabras, nos gustaba todo: la manga larga, el escote en la espalda, la falda de organza… Unos detalles del bordado inspiraron las notas de color del ramo que hicimos para ella con rosas de jardín, eucalipto, verónicas, flor de arroz y astrantias. Pensamos en flores que reflejaran el romanticismo y la dulzura del traje y la novia.

773C4921

773C4898

773C4914

Chapa se preparó en la suite de Rua Quince, desde allí se veía la Catedral, lugar a donde empezaban a llegar los primeros invitados.

Cuando llego la hora, Chapa salió del brazo de su padre de Rua Quince, pero hubo alguien que no quiso esperar y fue corriendo a recibirla:Cata, su niña de arras, que llevaba un vestido de Marta García-Conde. Para ella hicimos una corona y un aro con flores de los mismos colores que llevaba el ramo de la novia.

IMG_9929

IMG_9943

En la Catedral quisimos hacer algo diferente a lo que habíamos hecho en otras ocasiones. Han sido muchas las veces que lo hemos decorado y de las primeras que teníamos carta blanca para dar rienda suelta a nuestra imaginación. El retablo nos dio la pista que necesitábamos: concretamente su color azul. La época del año y la juventud de los novios quedaron reflejadas en los delfinium y las hortensias con las que llenamos el pasillo y el altar.

IMG_6202

773C5071

IMG_6200

773C5110

IMG_6222

A la salida, los novios fueron recibidos por sus familiares y amigos, con los que se marcharon caminando a celebrarlo. Un paseo corto que se alargó con abrazos, fotos y felicitaciones.

IMG_0160

IMG_0140

Aunque todo el mundo ha pasado muchas veces por delante, pocos son los que conocen el interior de Rua Quince, por eso y porque no hay mejor manera de dar la bienvenida a alguien que con unas flores, hicimos un bodegón con hiedras, velas y hortensias. Queríamos que resultara muy acogedor. El aperitivo se sirvió en uno de los salones del palacio, con vistas a la catedral.  Escribimos el menú que preparo Deloya en distintos espejos para que todos los invitados pudieran verlo.

_MG_2799

773C5611

773C5365

Unas acuarelas pintadas por la madre del novio y los nombres de jugadores del Real Oviedo, nos sirvieron para dar forma al sitting plan. Los novios son grandes forofos del equipo de la ciudad y nadie se sorprendió cuando vieron los nombres de las mesas.

773C5358

El jardín fue el lugar elegido para la cena. Global Rent monto  una carpa transparente de la que colgamos luces de verbena. Aprovechamos la entrada para colocar un recordatorio de las mesas.

IMG_6335

_MG_2785

_MG_2788

Todas las mesas eran redondas salvo la presidencial, que quisimos destacar de una manera especial, por eso pedimos a los novios que nos trajeran algo que tuviera significado para ellos. Chapa y Álvaro nos llevaron un mantel familiar y unos candelabros de plata. Para el resto de las mesas apostamos por una mantelería neutra de Deloya y los  bajoplatos de ratan de MVistetumesa que daban un toque rustico acorde con el jardín donde se celebraba la cena. Unas soperas inglesas llenas de hortensias azules daban el toque de color, el humor lo ponían los meseros que recreaban el canto de una alineación justo antes de empezar el partido.

IMG_2931

IMG_6324

IMG-20150704-WA0037

_MG_2790

_MG_2789

_MG_2791

Los novios dejaron un sobre con el nombre de cada invitado dedicándoles unas palabras. Un bonito detalle porque hay tantas cosas que decir y poco tiempo para ello. Que la papelería fuera azul no era casualidad y es que, cuando se sienten tanto los colores, no se puede pensar en otros.

IMG_6325

Inés, la hermana de la novia, vivió con mucha ilusión todos los preparativos de la boda. Conocía todos los detalles, salvo uno: que el ramo iba a ser para ella.

IMG_2939

El vals fue como el saque de honor del partido, después de eso, empezó algo grande.

_MG_3049

Las fotos son de Rodrigo Cores.