Volver al verano


Casarse en el lugar donde veraneaste toda la vida hace que todo sea todavía más especial porque se mezclan los recuerdos de la infancia con momentos que van a quedarse para siempre grabados en la memoria.

Eso le pasó a Ana que eligió “su norte” para casarse con Eduardo.

Cuando nos enseñó el vestido de Teresa Patiño pensamos en algo que contrarrestara su sencillez pero a la vez, que la mantuviera. Algo que logramos con un ramo con mucha caída pero con flores sencillas.

La ceremonia fue en la Isla que tiene una preciosa Iglesia blanca y acogedora en la que decoramos la entrada, el altar y el retablo.

CEREMONIA_ANA&EDUARDO-003

CEREMONIA_ANA&EDUARDO-001

Ceremonia_Ana&Eduardo-118

El día acompañó y sus primeras fotos como marido y mujer tuvieron un escenario privilegiado, cerca del mar y, a la vez, del campo.

Retratos_Ana&Eduardo-001

Retratos_Ana&Eduardo-005

Retratos_Ana&Eduardo-015

El lugar elegido para celebrarlo fue el Palacio de Luces. El aperitivo se sirvió en el jardín y fue un homenaje de sabor y color para los invitados. Tan agradable era la sensación que quisimos mantener el colorido en la decoración y montamos un sitting plan en el que la naturaleza seguía siendo protagonista. Jugamos con distintas alturas y con el cristal, que es una fuente de ligereza, igual que las flores, que parecían recién cortadas del jardín.

PREPARATIVOS ANA-094

PREPARATIVOSEDUARDO-005

PREPARATIVOSEDUARDO-004

Desde los ventanales del palacio se veía la muralla que lo rodea, así que utilizamos piezas y pajaritos de piedra para armonizar interior y exterior. Los bajoplatos y la mantelería de M viste tu mesa hicieron, junto con las velas, que todo fuera tan especial como los novios habían soñado.

Aperitivo_Ana&Eduardo-135

Aperitivo_Ana&Eduardo-142

Aperitivo_Ana&Eduardo-133

 

 

Fotos: Darío Fernández

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una boda de mil colores 2

Prometimos volver al jardín y aquí estamos, en el aperitivo lleno de sabor y color que preparamos entre Balbona, el equipo del Palacio y nosotras.

Mesa de quesos y jamón, rincón de la sidra… y muchas ganas de pasarlo bien. No faltó detalle.

2522280718©mercedesblanco

2913280718©mercedesblanco

 

199280718©mercedesblanco

200280718©mercedesblanco

Para el protocolo de mesas contamos con una aportación muy especial: las acuarelas que pintó la madre de la novia y que colorearon también las minutas. Llenamos los tarros con flores variadas que parecían recién cogidas del campo.

182280718©mercedesblanco

189280718©mercedesblanco

2915280718©mercedesblanco

En el interior del palacio el color siguió siendo protagonista y cualquier elemento nos parecía la excusa perfecta para teñirlo todo un poco más: velas, jarroncitos, vasitos para minivelas y flores. Todo partía de la presidencial y continuaba en el resto de las mesas. Una forma bonita de tener un pedacito de todas las mesas en la de los novios y un trocito de los novios en todas las mesas.

2910280718©mercedesblanco

178280718©mercedesblanco

174280718©mercedesblanco

167280718©mercedesblanco

170280718©mercedesblanco

164280718©mercedesblanco

 

Pero lo que mas color aportó no fue una flor, no fue una vela, no fue un cacharrito. Fue la sonrisa de los novios, las ganas de sus invitados y el entusiasmo de todas las personas que participaron para que todo saliera bien.

2785280718©mercedesblanco

Fotos: Mercedes Blanco

 

 

Una boda de mil colores 1

Cuando Alejandra y su madre Bea entraron por la puerta de la tienda, recordamos la época en la que trabajamos  juntas hasta que se fue a vivir fuera. Todo eran risas, sonrisas y ganas. Eran una alegría constante , por eso no nos sorprendió que nos pidiera una boda a todo color, empezando por el ramo. Quería que tuviera el mayor número posible de flores y tonos, así que disfrutamos mucho mezclando distintas opciones hasta que dimos con una que llevaba hortensias,  menta, peonias, moras… en el que no podía faltar el color azul, presente en el ramo y en la cinta que lo ataba.

683280718©mercedesblanco

656280718©mercedesblanco

2036280718©mercedesblanco

Para la decoración de la capilla de Santa Ana pensamos en algo silvestre y veraniego, ligero pero con cuerpo, que vistiera los distintos rincones y la hiciera todavía más bonita.

203280718©mercedesblanco

207280718©mercedesblanco

204280718©mercedesblanco

205280718©mercedesblanco

La familia y los amigos vivieron con mucha emoción una ceremonia en la que los novios no dejaron de sonreír ni un minuto.

905280718©mercedesblanco

988280718©mercedesblanco

959280718©mercedesblanco

3185280718©mercedesblanco

989280718©mercedesblanco

1059280718©mercedesblanco

1021280718©mercedesblanco

Lo bueno de casarse en verano en el Palacio de Meres es que Alejandra y Javi pudieron disfrutar de los alrededores mientras sus invitados empezaban el aperitivo. Un paseo, unas fotos y unos minutos para aterrizar y darse cuenta de que no están soñando.

1880280718©mercedesblanco

1607280718©mercedesblanco

La semana que viene seguimos donde lo dejamos, en este mismo jardín.

Fotos: Mercedes Blanco.

 

La boda de Kine y Victor

Esta vez, empezamos hablando del novio, Victor, que fue compañero de colegio de nuestros hijos y sobrinos, así que, cuando vino desde Londres a vernos y nos contó que se casaba, no pudo hacernos más ilusión.

A kine, su novia, la conocimos después. Su madre, además de ser danesa como ella, es florista. Así que trabajamos mano a mano para adornar un día tan especial.

Tan cercana fue la colaboración que el ramo y el tocado lo preparó ella misma con flores que nosotras le conseguimos.

Eligieron el Palacio de Rubianes porque, además de ser precioso, era perfecto para que la familia que venia de fuera pudiera disfrutar de unos días juntos en un lugar especial.

La ceremonia civil fue al lado del hórreo, en el jardín. Colocamos jarapas de esparto, cestos y cajas para decorarlo todo. Nos  pidieron flores blancas y de la tierra, y eso intentamos darles con hortensias y aster.

BODA KINE & VICTOR - 0158

BODA KINE & VICTOR - 0161

BODA KINE & VICTOR - 0162

BODA KINE & VICTOR - 0242

BODA KINE & VICTOR - 0257

BODA KINE & VICTOR - 0359

El almuerzo iba a ser en una carpa pero ellos nos pidieron que lo convirtiéramos en un invernadero. Así que colocamos guirnaldas que trepaban por toda la estructura.

BODA KINE & VICTOR - 0834

El protocolo de mesas estaba colocado justo a la entrada. Los nombres de los invitados aparecían entre ramilletes de flores secas y mucho verde.

BODA KINE & VICTOR - 0823

BODA KINE & VICTOR - 0829

Todas las mesas eran redondas, salvo la presidencial que era de estilo italiano e iba de un extremo a otro. Para decorarla pusimos una guirnalda con farolitos y vasos de mimbre con velas, a juego con los bajoplatos.

BODA KINE & VICTOR - 0832

BODA KINE & VICTOR - 0840

BODA KINE & VICTOR - 0847

BODA KINE & VICTOR - 0511

e15a7def-407d-4979-ba0a-bd847591ec27

d65e4b1f-9171-4462-9c48-edcce2194c7b

Fue una boda tan especial como ellos.

Fotos: Cristina Cañibano

Memorias de África

Esta boda es el resultado de la suma de ideas y trabajo de la novia, su madre, Vanesa y Bea de The Dreams Factory y nosotras. Cristina nos dio un punto de partida, que era concretamente el destino de su luna de miel: áfrica.

Como ella era muy clásica pensamos en una de las películas más icónicas que se rodó en ese continente: memorias de África y nos inspiramos en sus escenas para decorar cada rincón del Palacio de Meres.

0081_Boda_Cristina_Carlos_19_05_2018

0162_Boda_Cristina_Carlos_19_05_2018

La decoración de la capilla de Santa Ana fue una sorpresa para la novia en la que contamos con la complicidad de su madre, que quería una puesta en escena impactante. Para hacerlo posible llenamos todo de ramas y flores. Algo que se sospechaba desde el exterior donde montamos por primera vez un adorno que trepaba por la fachada.

Diseñamos unos centros sin base con mucho movimiento y un cierto aire “asalvajado” que contrastaban con el romanticismo de un camino de velas que terminaba en el altar, enmarcado con un adorno en dos alturas diferentes.

0009_Boda_Cristina_Carlos_19_05_2018

0429_Boda_Cristina_Carlos_19_05_2018

0305_Boda_Cristina_Carlos_19_05_2018

0485_Boda_Cristina_Carlos_19_05_2018

0398_Boda_Cristina_Carlos_19_05_2018

0660_Boda_Cristina_Carlos_19_05_2018

0665_Boda_Cristina_Carlos_19_05_2018

En el jardín del Palacio se respiraba la elegancia de los años 20. Cada detalle era un homenaje a ese continente, las rosas muy abiertas, la porcelana de los juegos de té y la papelería con animales que nos trajeron las chicas de Dreams Factory.

0708_Boda_Cristina_Carlos_19_05_2018

0006_Boda_Cristina_Carlos_19_05_2018

En un rincón del aperitivo recreamos un rosal centenario que inundó de olor y color las horas que pasaron antes de subir al salón.

0714_Boda_Cristina_Carlos_19_05_2018

Arriba, todo era romántico y clásico, las velas, la porcelana y las flores se mezclaban en la mesa con las ilustraciones de los animales que te podrías encontrar cualquier tarde dando un paseo por allí.

1116_Boda_Cristina_Carlos_19_05_2018

1114_Boda_Cristina_Carlos_19_05_2018

1115_Boda_Cristina_Carlos_19_05_2018

 

Y las velas que estuvieron presentes desde la ceremonia no pudieron faltar en el corredor para el primer baile de los novios.

1127_Boda_Cristina_Carlos_19_05_2018

1361_Boda_Cristina_Carlos_20_05_2018

Cristina y Carlos, gracias por regalarnos un viaje inolvidable, digo boda.

1519_Boda_Cristina_Carlos_20_05_2018

Fotos: Pelayo Lacazette

 

 

 

 

 

La cena previa a los Premios Princesa de Asturias

Octubre ha empezado y con él, además del otoño, llega uno de los eventos más esperados del año: los Premios Princesa de Asturias. Un acontecimiento que convierte Oviedo en el epicentro de la cultura con conferencias, exposiciones, mesas redondas y la entrega de los premios en el teatro Campoamor.

Una edición más tenemos el privilegio de encargarnos de la decoración de la cena que tiene lugar en Trascorrales después del  sensacional concierto que ofrece la Fundación.

Una ocasión única que comparten los miembros del patronato con los premiados y que presiden los Reyes. Esto tiene unas implicaciones en cuanto al protocolo que nos llevan a trabajar mano a mano con el equipo de la Fundación para que todo salga perfecto.

Nos inspiramos en las nuevas tendencias en decoración que tienden hacia lo natural, lo suelto. Y tratamos de hacer algo diferente aunque el evento sea siempre en el mismo espacio.

Después de varios años separando el espacio de la recepción y de la cena con diferentes elementos, pensamos en partir el salón en dos con una estructura que cubrimos con un mantel de hilo verde manzana. Jugamos con cristal a distintas alturas para que quedara ligero y le dimos movimiento mezclando flores distintas pero todas en los mismos tonos: esparraguera, aster, talaspi, claveles, limonium…

IMG_9337

IMG_9338

2018-10-18 18.36.25

2018-10-18 18.35.57

Todas las mesas eran redondas, salvo la presidencial que era imperial y estaba colocada en un extremo del salón.

2018-10-18 18.43.31

2018-10-18 18.46.45

IMG_9352

2018-10-18 18.44.35

Cada centro de mesa llevaba un tipo de flor diferente en recipiente de cristal, salvo la presidencial que tenía todas las flores.

2018-10-18 18.38.12

2018-10-18 18.37.24

También decoramos las escaleras que hay detrás de la mesa presidencial para remarcarla y porque en los últimos años se ha convertido en un escenario improvisado desde el que se pronuncian algunos discursos.

2018-10-18 18.46.14

Contamos los días para que empiece la semana de los Premios. Y nos despedimos de la mejor manera posible, con la lista de galardonados de este año pasaran a formar parte de la historia de la cultura y de nuestra ciudad:

-Premio Princesa de Asturias de las Artes:

Peter Brook

-Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades:

Museo Nacional del Prado

-Premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional:

Salman Khan  y  Khan Academy

-Premio Princesa de Asturias de los deportes:

Lindsey Vonn

-Premio Princesa de Asturias de las Letras:

Siri Hustvedt

-Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales:

Alejandro Portes

-Premio Princesa de Asturias de la Investigación Científica y Técnica:

Joanne Chory  y Sandra Myrna Díaz

-Premio Princesa de Asturias de la Concordia:

Ciudad de Gdansk

 

 

 

El mar fue su algo azul 2

Lo bueno de celebrar tu boda cerca del mar es que puedes aprovechar el trayecto para parar a hacer unas fotos más relajados en plena naturaleza.

BODA L & M - 0473

BODA L & M - 0539

El lugar elegido por Lucía y Manel fue el Real Balneario de Salinas, un lugar con una gastronomía y unas vistas privilegiadas. Allí llegaron todos con muchas ganas de pasar unas horas inolvidables.

BODA L & M - 0558

BODA L & M - 0705

BODA L & M - 0569

BODA L & M - 0565

Los novios nos pidieron un rincón para que sus familias y amigos pudieran dejarles mensajes con sus mejores deseos en el día más feliz de sus vidas. No los leímos pero seguro que ponían “que sigáis siempre como hasta ahora”.

BODA L & M - 0580

BODA L & M - 0590

BODA L & M - 0760

BODA L & M - 0757

Lo bueno de las bodas íntimas es que todos los invitados pueden sentarse en la mesa de los novios y eso siempre hace que todos guarden un recuerdo muy especial.

BODA L & M - 0574

BODA L & M - 0598

BODA L & M - 0588

Fue una boda muy especial, llena de detalles y cariño, y eso es al final de lo que se trata. De amor, de emoción y sentimientos.

BODA L & M - 0796

BODA L & M - 0817

BODA L & M - 0945

BODA L & M - 1012

 

Fotos: Cristina Cañibano