La última tendencia en decoración

No podemos imaginar a nadie mejor para ilustrar un post sobre colores que a Mercedes Blanco.
El color llena y decora espacios, los transforma y les da una vida que antes no tenían. El color tiñe, llena y alegra. Por eso, copiando a las flores, la luz, el agua y las velas aparecen con los mil tonos que forman la paleta de colores.

24191018©mercedesblanco

 

Antes el color estaba solo en las flores, ahora se suman jarrones, velas, antes siempre blancas, y desde hace poco elaboradas con cera teñida de mil colores.

11191018©mercedesblanco

8191018©mercedesblanco

 

También hablamos de otra forma de dar color, la iluminación de espacios como las que hace Siapro que bañan con focos, estratégicamente colocados, paredes y rincones. Creando un ambiente mágico.

25191018©mercedesblanco

20191018©mercedesblanco

La última tendencia es teñir el agua de colores. Una puerta abierta a la imaginación con un efecto fresco y sorprendente. Ahora los jarrones pueden tener cualquier color, el secreto está en el agua.

10191018©mercedesblanco

 

23191018©mercedesblanco

 

Todo esto nos demuestra que el mundo de la decoración es una caja de sorpresas y sorprender fue justo lo que quisimos hacer en el evento al que pertenecen estas fotos y del que os hablamos la semana pasada: la noche de la Fundación Aladina en Casa Trabanco.

La fiesta solidaria de Fundación Aladina de Casa Trabanco

De una fiesta solidaria, sale otra porque ayudar es contagioso. Eso fue lo que pensaron Raquel de Dorothys Red Shoes y Yoli de Casa Trabanco cuando, en la celebración del quinto aniversario de su blog en Madrid, se les ocurrió hacer algo en Asturias.
Raquel es madrina de la fundación Aladina que se encarga, bajo la tutela de Paco Arango, de llenar de color y esperanza rincones de hospitales: el HUCA ha sido escenario de esa transformación, las salas blancas y frías se han convertido en espacios acogedores para hacer más llevadera la estancia a los pequeños luchadores y sus familias. Algo encomiable y necesario porque una enfermedad no puede privar a un niño de ser lo que es: un niño.
Yoli quiso rodearse de los que habitualmente estamos con ella y la respuesta fue un sí rotundo por parte de todos: Siapro, Global Rent, JFK… todos pusimos nuestro granito de arena para que fuera una noche especial y no estuvimos solos.
Tantos fueros los que se animaron a participar que lo que iba a ser una cena sentados se acabó convirtiendo en un cocktail. La gente se volcó. Todo el mundo se quería apuntar y Wisi Sarandreses hizo una gran labor gestionándolo todo.
Ayudar deja buen sabor de boca y en este caso, fue literal porque Casa Trabanco sirvió un menú excelente y regó el evento con uno de sus productos estrella: la sidra.

EVENTO ALADINA-TRABANCO

EVENTO ALADINA-TRABANCO

EVENTO ALADINA-TRABANCO

EVENTO ALADINA-TRABANCO

Sé intentó aprovechar el espacio de la mejor manera posible para que la gente estuviera a gusto. La puesta en escena habitual de Casa Trabanco y la ayuda de Global Rent y Siapro dio como resultado una ambientación mágica.

EVENTO ALADINA-TRABANCO

EVENTO ALADINA-TRABANCO

EVENTO ALADINA-TRABANCO

 

Para la decoración nos inspiramos en el color naranja del logo de la Fundación, en la alegría con la que trabajan y también en los verdaderos protagonistas de todo: los niños. Así que elegimos flores y velas coloridas, dándole un aire fresco y optimista.

EVENTO ALADINA-TRABANCO

EVENTO ALADINA-TRABANCO

EVENTO ALADINA-TRABANCO

EVENTO ALADINA-TRABANCO

Fue una noche inolvidable de esas en las que te vas a dormir con una sonrisa y la sensación de paz que deja saber que entre todos estamos creando un mundo mejor.

EVENTO ALADINA-TRABANCO

EVENTO ALADINA-TRABANCO

 

Fotos: JFK IMAGEN SOCIAL

La cena previa a la entrega de los Premios Princesa de Asturias

Oviedo tiene una fecha señalada en azul en el calendario: el día de los premios. Decimos día, pero pensamos en semana porque desde el jueves pasado la ciudad se llena de cultura e ilusión.
Los Premios Princesa de Asturias son un altavoz para el Principado. Las calles se visten de gala, la agenda se llena de actos y los periódicos de entrevistas y reportajes sobre las personalidades que nos visitan.
Es una suerte ser de aquí y vivir muy de cerca todo lo que sucede y, todavía más, decorar uno de los actos más íntimos y emotivos: la cena de la noche previa a la entrega que comparten los Reyes, el Patronato y los premiados.
Un acontecimiento que, desde hace unos años, tiene lugar en la plaza de Trascorrales, junto al Ayuntamiento. Todavía estamos trabajando en la cena de este año y por eso nos parece un momento perfecto para hablaros de la velada del año anterior.
Aunque estamos muy acostumbradas a decorar eventos, este tiene unas peculiaridades que hacen que le demos más vueltas: la solemnidad que requiere cualquier acto de la Casa Real, a la par que la sencillez protocolaria, y nuestras ganas de sorprender, hacen que sea muy especial y emocionante. Trabajamos mano a mano con la Fundación para que todo salga perfecto y estar a la altura de la confianza que depositan en nosotras.
El año pasado nos inspiramos en el otoño, pero no en la gama tradicional de marrones, verdes secos y granates. Pensamos en una versión de la estación más alegre con naranjas y berenjenas como colores protagonistas.
El acto tiene dos partes, un aperitivo que se ofrece al llegar y la cena posterior. Como el espacio es diáfano creamos una separación con unas columnas y flores.El año pasado utilizamos dos tipos de recipientes, unos jarrones de cristal y unos cuencos enormes del mismo material de las columnas, llenos de asclepias, claveles, germinis, hojas de monstera, Fénix y thalaspi.

IMG_3114

IMG_3109

IMG_3112

IMG_3111

IMG_3107

IMG_3110

IMG_3104

IMG_3103

Todas las mesas eran redondas, salvo la presidencial que era imperial y estaba colocada en un extremo de la sala.
El equipo de Esther Manzano mezcló dos cristalerías distintas para que hubiera una pieza de color, y nosotras añadimos unos vasitos verdes con velas dentro. Los centros estaban en recipientes de cristal para transmitir frescura y dar más protagonismo al adorno floral.

IMG_3116

IMG_3117

IMG_3099

IMG_3139

IMG_3105

 

La presidencia tenía un adorno que iba de extremo a extremo de la mesa, recreando repetitivamente los centros de las otras mesas.

IMG_3125

IMG_3123

IMG_3100

También decoramos las escaleras que quedan justo detrás de la mesa donde se sentaban los Reyes, para darles más relevancia y crear un marco para los discursos.

IMG_3127

Mientras preparamos la decoración de esta edición, os dejamos con los protagonistas de un año más de historia de la Fundación Princesa de Asturias.
Martin Scorsese, Premio Princesa de Asturias de las Artes
• Alma Guillermoprieto, Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades
• Amref Health Africa, Premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional
• Reinhold Messner y Krzysztof Wielicki, Premio Princesa de Asturias de los Deportes
• Fred Vargas, Premio Princesa de Asturias de las Letras
• Michael J. Sandel, Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales
• Svante Pääbo, Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica
• Sylvia A. Earle, Premio Princesa de Asturias de la Concordia

Protocolos de mesa

La decoración del protocolo de mesas es una de las maneras más bonitas que se ha encontrado para poner una lista de nombres. Una forma de hacer saber a los invitados donde se sientan y con quien compartirán mesa. También es un rincón que se decora y aporta color a la zona del aperitivo.

La-boda-de-Rocio-y-Jose-8-La-decoracion-0013-1024x683Cristina Díaz. Papelería: Cuestión de tiempo.

Hay mil posibilidades pero para nosotras hay unas cosas básicas que todos los protocolos, tengan la forma que tengan, deben de cumplir. En primer lugar deben de ser accesibles y estar colocados en lugares de paso, de nada sirve un protocolo escondido o alejado de la zona donde están los invitados porque se corre el riesgo de que lleguen al salón sin saber su mesa.

IMG_20170624_190821Pelayo Lacazette

También hay que tener en cuenta el número de invitados: si son muchos, conviene poner otro protocolo de apoyo para evitar aglomeraciones y hacer a la gente esperar. El segundo suele ser más sencillo y muchas veces se coloca en la antesala al lugar donde es el almuerzo o la cena, algo que sirve, también, de gran ayuda a los más despistados que ya habían olvidado cuál era su sitio.

0046120714

Mercedes Blanco

unspecified 15

Mercedes Blanco

La meteorología, a veces, influye por eso es importante tener un plan B para los protocolos colgados en las ramas de un árbol o para evitar que el viento se lleve la papelería. A nosotras en una de las últimas bodas que publicamos en el blog, nos sirvieron unos limones y unas naranjas. Hay que tener recursos.

Gladys y Juan. Fotografía JFK 589

Jfk Imagen Social

Los invitados no suelen llevar gafas a las bodas y si las llevan son de sol, así que encontrarse con un par de gafas colgando entre la papelería resulta de gran ayuda.

1729080717©mercedesblanco

Mercedes Blanco

sds7839

La temática de la boda y los nombres de las mesas también sirven para inspirar la decoración del protocolo de mesa. Hemos dado alguna que otra sorpresa de uno de los novios a otro, rendido homenajes y visto mucho arte porque nuestras parejas tienen familia y amigos con verdaderos dones para la pintura.

APJV3939

Living las bodas.

IMG_1494

Papelería Living las bodas.

IMG-20170723-WA0030

Mercedes Blanco

Las estaciones también dejan su huella en estos rincones, las flores, plantas y colores propios de la época del año son protagonistas junto con las velas, que reinan todo el año, creando un ambiente romántico.

065_Boda_Alejandra_Carlos_24_10_2015

Pelayo Lacazette

2016-09-24 12.46.22

0018040615Mercedes Blanco

IMG_2718

Jfk Imagen Social. Papelería: Living las bodas

Tenemos muchas fotos de nuestro trabajo que estaremos encantadas de enseñaros y todavía más ideas para hacerlas realidad.

 

 

 

 

 

Autentica felicidad II

La alegría de la ceremonia se trasladó hasta la terraza, donde les esperaba un espectacular atardecer y un aperitivo del chef Nacho Manzano.

Gladys y Juan. Fotografía JFK 587

Gladys y Juan. Fotografía JFK 630

Paula diseñó una papelería con ramas para los distintos puestos, el protocolo de mesas y la cena. No pudo faltar la mesa de quesos ni la marinera, dos clásicos con los que Manzano acierta y los invitados disfrutan.

Gladys y Juan. Fotografía JFK 703

Gladys y Juan. Fotografía JFK 611

El protocolo de mesas estaba colocado bajo una sombrilla, entre flores. El viento soplaba fuerte y para evitar que volara la papelería atamos limones y naranjas que recogimos de la finca, logrando un resultado más colorido y vistoso de lo que teníamos previsto antes de llevarnos la sorpresa meteorológica de la jornada.

Gladys y Juan. Fotografía JFK 590

Gladys y Juan. Fotografía JFK 589

Gladys y Juan. Fotografía JFK 592

La cena fue en la carpa que estaba distribuida de una manera diferente a la habitual, empezando por una presidencia de veinte personas. El tamaño y la forma del resto de las mesas se eligieron en función de los grupos que se iban a sentar en ellas. Las sillas de bambú de Global Rent dieron el toque que nos faltaba para crear el escenario perfecto.

Gladys y Juan. Fotografía JFK 643

Gladys y Juan. Fotografía JFK 645

Para dar un ambiente más festivo colocamos en el techo luces de verbena, cestos y helechos. Abrimos los laterales para que el jardín se metiera dentro y colocamos dentro árboles que hacían sentir que estábamos fuera.

Mezclamos distintas mantelerías del catering de Manzano, verde, beige y uno estampado que combinaba ambos tonos. Las velas naranjas, los vasos de agua verdes y las flores en tonos vivos contribuyeron a dar esa inmensa alegría que querían trasmitir los novios.

Al caer la tarde, encendimos velas y luces para trasladarles a esas playas del sur que daban nombre a las mesas y donde tantos buenos momentos pasaron los protagonistas.

Gladys y Juan. Fotografía JFK 700

Gladys y Juan. Fotografía JFK 768

Gladys y Juan. Fotografía JFK 769

Gladys y Juan. Fotografía JFK 774

Gladys y Juan. Fotografía JFK 798

Para que los invitados pudieran dejar unas palabras a los novios, Paula de Living las bodas, diseñó un rincón con atrapa sueños para que así, no se escapara ninguno.

Gladys y Juan. Fotografía JFK 802

Gladys y Juan. Fotografía JFK 803

Si la boda fue una fiesta, la fiesta no os podéis imaginar lo que fue.

Gladys y Juan. Fotografía JFK 844

Fotos: JFK IMAGEN social

 

 

 

 

 

 

 

Pequeña y, a la vez, grande

No todas las bodas son multitudinarias. Hay parejas que deciden celebrar su día de una manera diferente y, no por ello menos,  especial. Las bodas intimas nos encantan porque  son familiares e intensas. Un secreto compartido con poca gente y que todo el mundo guarda en el corazón.

Hiedra y Jaime se casaron en verano del año pasado y querían una boda a todo color. Tanto color quiso la novia que en vez de llevar algo azul, llevó todo azul. Bueno, todo todo no, el ramo fue en tonos fucsias y verdes.

Hiedra_Jaime_web-403

Hiedra_Jaime_web-501

Para la ceremonia civil eligieron un rincón del jardín de la Salgar, bajo robles centenarios y cerca del hórreo.

Diseñamos un arco de madera que después recubrimos con flores y rematamos con una cortina de lino. Los novios querían una decoración alegre, colorida y veraniega. Y esa fue la premisa con la que llenamos los cestos de flores dándole un aire silvestre y romántico.

Hiedra_Jaime_web-42

Hiedra_Jaime_web-434

Hiedra_Jaime_web-44

Hiedra_Jaime_web-400

Hiedra_Jaime_web-398

Hiedra_Jaime_web-49

Hiedra_Jaime_web-47

Lo bonito de algo tan intimo fue que tuvieron muy cerca a todas las personas que querían. La sensación fue como la de las navidades, o las fechas señaladas, todos juntos en un salón. Como en casa o incluso mejor porque Esther Manzano se encargó de preparar un menú inolvidable.

Pusimos centros pequeños en copas de piedra y vasitos con los mismos tonos que usamos para la ceremonia.  Fue muy especial. Y tan, tan intimo que los novios estuvieron solos en la mesa. No les hizo falta nada más para tenerlo todo.

Hiedra_Jaime_web-45

Hiedra_Jaime_web-358

Hiedra_Jaime_web-357

 

Fotos_ Joaquín González

Una boda en Mérida III

En el antiguo secadero de tabaco pasamos varios días trabajando y, cuando vimos el resultado, nos dimos cuenta que merecieron la pena. Recubrimos con vegetación el techo de vigas de madera y colgamos guirnaldas de las columnas que separaban las naves para unificar los dos espacios.

Los novios querían sentir que seguían en el jardín, así que además de la decoración en tonos verdes, encendimos cientos de velas y microbombillas. Siapro iluminó cada mesa creando un ambiente mágico propio de una noche de verano.

MERIDA - 0160

MERIDA - 0087

MERIDA - 0252

MERIDA - 0247

Hicimos dos modelos para los centros de mesa: uno con velas altas y vasitos y otros con una pieza de cerámica. Ambos tenían flores y ramas propias del campo: olivo, espiga, aster… a juego con la papelería que diseñó Living las bodas .

MERIDA - 0035

MERIDA - 0250

Mientras los invitados disfrutaban dentro, fuera preparábamos una auténtica revolución. Era mucho lo que teníamos que hacer, pero con una buena capitana y las ganas que le pusimos, terminamos a tiempo. Movimos algunas cosas para darles una nueva vida y volver a sorprender a los invitados.

MERIDA - 0363

MERIDA - 0374

Llevamos desde la terraza hasta la zona de baile las estructuras de madera de puestecitos del aperitivo y colgamos de ellas lámparas de mimbre para crear una zona Chill Out.

MERIDA - 0383

MERIDA - 0386

MERIDA - 0389

Paula y su equipo se encargaron de dar un toque dulce y otro salado: un impresionante Candy bar y un foodtruck de sushi: Kirei by Kabuki. Las noches de fiesta siempre son largas y, pese a que se ha comido mucho, los invitados siempre disfrutan de estos pequeños caprichos.

MERIDA - 0404

MERIDA - 0085

Global Rent montó una espectacular carpa transparente para la fiesta. El fondo y los pies de carpas estaban cubiertos con celosía, mucho verde y microbombillas. La pista de baile estaba acotada por un banco corrido que acabó sirviendo de escenario de otra zona, más tranquila, para las copas.

MERIDA - 0349

MERIDA - 0352

MERIDA - 0387

La barra de diez metros dio para mucho: copas, mojitos, daiquiris… todo era posible. Todo menos la resaca, ya que los invitados se marcharon con un kit para sobrellevar el día siguiente que la propia novia preparó.

MERIDA - 0429

MERIDA - 0428

MERIDA - 0420

Fue una de esas fiestas que por mucho tiempo que pase nadie podrá olvidar.

MERIDA - 0491

MERIDA - 0471

Nosotras nos fuimos al día siguiente con mucho más de lo que habíamos llevado. Por suerte para nuestra logística, los recuerdos ocupan espacio en la memoria y no en la furgoneta, de lo contrario, habríamos tenido que dejar un montón de trastos allí.

Fotos: Cristina Cañibano.