El centro de mesa de Navidad

Todos los años por estas fechas hacíamos unos cursillos en el que os enseñábamos a preparar un centro para las cenas y comidas de Navidad. Era un plan divertido en el que nos reíamos juntas y luego os llevabais vuestra creación a casa para adornar la mesa.

Este año no es posible, pero se nos ha ocurrido una manera para que no dejéis de hacer vosotras mismas este adorno tan especial: os vamos a dejar aquí los pasos muy bien explicados y si venís a la tienda o nos llamáis, os preparamos todo lo necesario para que hagáis uno igual.

Lo primero de todo, como siempre, son los materiales que vamos a utilizar: hortensias, claveles, rosas, piñas, abeto, eucalipto, paniculata teñida de rojo, ramas y unas velas en color. Hemos elegido estas flores porque son muy duraderas y además, los colores nos parecieron navideños.

Como base utilizamos una sopera porque es muy posible que tengáis algo parecido en casa, pero también queda bonito con un cacharro.

Lo primero de todo, colocamos la esponja humedecida en la base que hemos elegido y clavamos de manera simétrica las velas. Es importante que sobresalga un poco del recipiente para poder clavar las ramas.

Pelamos las ramas un poquito y las vamos colocando en horizontal, para lograr un centro más amplio. Una vez tengamos el abeto colocado, podemos intercalar el eucalipto, que también habremos pelado previamente.

Las hortensias, como son muy grandes, las colocamos en trocitos para que el centro quede equilibrado.

Después colocamos la paniculata teñida que, al ser tan ligera, da un toque, pero no condiciona mucho. Una vez que la tengamos, colocamos las rosas y los claveles bien hundidos y agrupados. Y después las piñas.

Es importante que el centro sea alargado pero no muy alto para que nos veamos todos bien y estemos cómodos en la mesa.

Y ya está listo para que lo pongas en tu mesa y te acompañe en este año tan raro, pero igualmente especial.

Si te ha gustado, podemos enviarte todo el material dentro de Oviedo por 50 euros.

La Navidad con Cati

La Navidad es una época muy especial del año y no vamos a dejar que las circunstancias nos empujen a pensar lo contrario. Por eso, este año más que nunca, hay que elegir un menú diferente y poner la mesa bonita, así será más fácil olvidarse de lo malo y pensar en todo lo bueno que seguro que nos espera en 2021.

Todos los años nos juntamos con Cati del blog “Esta mal que yo lo diga” y con Mercedes Blanco para acompañarla en su “cena de Navidad”. Cati prepara una propuesta culinaria espectacular, nosotras decoramos la mesa y Mercedes lo inmortaliza todo.  Es un plan divertido del que, además de muchas ideas, nos vamos cargadas de recuerdos y que este año no podía faltar porque sabemos, porque así nos lo habéis contado, que os inspira mucho para la cena del 24 y del 31 y las comidas del 25 y el 1.

Todo empezó con una visita al Bibio, a Gijón, a elegir entre sus maravillosas vajillas, llevábamos una tela india traída de un viaje y la mente muy abierta. Nos costó porque eran todas preciosas, pero nos enamoramos de una en color turquesa y mostaza.

Con la tela que iba a hacer de mantel y la vajilla, nos pusimos a pensar. Nos apetecían colores diferentes así que buscamos flores en tonos naranja y salmón.

Las velas no podían faltar y siguiendo una tendencia que ha venido para quedarse, encendimos unas de color azul. También usamos otras más pequeñas, dentro de vasitos, que daban un toque muy acogedor, algo que se agradece mucho en Navidad.

Como nos apetecía un centro alto, lo montamos sobre un frutero de madera de tres pisos y es que este año es el año perfecto para cambiar cosas, para salirnos de los colores típicos y de los adornos clásicos…es un año para darle un giro a todo.

Imaginamos que queréis conocer los detalles de menú, así que os dejamos el enlace al post que preparó Cati con todo lujo de detalles y en el que demuestra que comer algo rico y especial no tiene porqué resultar caro.

Queremos aprovechar para darle las gracias a Mercedes por unas fotos tan bonitas que nos permiten enseñar nuestro trabajo y conservarlo. Y por supuesto, gracias a Cati por las ideas y por el buen rato que pasamos juntas.

Te llevamos la Navidad

Este año nos hace más falta que nunca la Navidad. Necesitamos la alegría que tiene esta época del año. Además, probablemente sea la Navidad en la que más tiempo vayamos a pasar en casa de toda nuestra vida. Por eso hemos pensado muchas cosas para llenar de magia cada rincón y hacer que este diciembre sea especial y lo recordemos con cariño.

Empezamos por las coronas, perfectas para la puerta o para poner con una vela como centro de mesa. Pueden quedar bonitas colocadas en un balcón o colgada como si fuera un cuadro en alguna pared de casa. Tenemos varios tamaños y estilos para que encuentres tu favorita. Tambien son un regalo ideal con el que sorprender a alguien y acompañarle, a pesar de la distancia, en estas fechas tan especiales.

Como veis en la foto, hemos traído las clásicas flores de pascua que son perfectas para regalar o para darle a un rincón de tu casa un toque navideño.

Tenemos muchas ideas para decorar el árbol de Navidad, este año además de los típicos adornos, hemos apostado por las plumas y por las ramas. El resultado no nos puede gustar más.

Ya que este año todo es distinto, hemos aprovechado para hacer una decoración diferente, eligiendo otros tonos no tan habituales, pero igualmente navideños.

Juntos haremos que un año que no empezó bien termine de la mejor manera posible.

No solo flores

Regalar flores es un clásico, las puedes elegir de distintos colores y formas, las posibilidades son infinitas. Puedes encargar un ramo silvestre, clásico, romántico, colorido… pero la cosa no se queda ahí. Todavía existe margen a la sorpresa porque, además de un ramo bonito, puedes sorprender con aquello que lo contenga.

Y no, no estamos hablando del clásico jarrón de cristal, aunque los tenemos preciosos. Pensamos en otro tipo de recipientes que además, pueden ser un recuerdo para siempre.

Vamos a empezar por las cajas, una caja llena de bonitas flores luego puede guardar recuerdos o decorar una estantería. No solo pensamos en cajas cuadradas o rectangulares, también en las sombrereras. Tenemos de todos los tamaños con distintos estampados para encontrar aquel que sea perfecto para la ocasión y el presupuesto.

Los recipientes de latón tienen mucho éxito también, imagínate sorprender con una jarra llena de flores o con un cacharro perfecto para ser un bonito macetero o una cubitera.

También hay que tener en cuenta quien lo va a recibir y cómo es la decoración de su casa, tenemos objetos más clásicos como la figura de la foto anterior y otros más modernos ideales para gente más joven o con gustos más vanguardistas.

Sobre cestos podemos pasarnos horas hablando, tenemos de muchas formas y colores y son candidatos perfectos para convertirse luego en revisteros o para guardar una manta ahora que empieza el frío. Los de mayor tamaño los hemos visto de paragüeros y los pequeñitos, resultan ideales para cubrir un poco esas pequeñas plantas que todos tenemos en casa.

Si quieres regalar una orquídea, tenemos piezas de cerámica ideales que harán que luzca todavía más bonita en cualquier rincón. Tambien valen para centros de flores secas o de tela que darán ese toque de color que tanto se agradece.

Lo que cuesta, es elegir. Acertar está asegurado.

Flores para ellos

Todos los años en estas fechas nos acordamos de las personas que ya no están, pero este 2020 pensamos en todos ellos más que nunca, quizás impulsados por la situación que estamos viviendo. Pero no queremos hablar de cosas tristes, sino de recordar con cariño y adornar su recuerdo con flores.

Un centro grande con sus flores favoritas o sencillamente una rosa, lo que sea para rendirles homenaje y seguir teniéndoles muy presentes. Sabemos que esto no es cosa de un solo día, pero esta tradición es una invitación a guardar su memoria, visitarles y, de la que vamos, llevarles algo bonito como si todavía estuvieran aquí.

Recuérdales con cariño. Recuérdales con flores.

La boda de Candela en Llanes III

Y de la playa durante el aperitivo y las vistas al mar durante el almuerzo los invitados pasaron ni más ni menos que al fondo del mar.

Para el baile instaló una espectacular carpa transparente de Global Rent, dentro se ambientó una zona chill out con rincones para sentarse y descansar que decoramos con cientos de camelias de papel que Cova nos trajo de París y unos cojines muy simpáticos de peces.

Y otra zona pensada para bailar y sentirse el fondo del mar, con medusas y espectaculares juegos de luces de Siapro que se movían con el viento.

Fue un lujo estar allí pero más todavía lo ha sido trabajar durante tantos años con Cova. Gracias por tu talento.

Fotos: Mercedes Blanco

La boda de Candela en Llanes II

Candela y Javier eligieron el Hotel de la Franca para la celebración, junto al mar y a la playa. Y esa fue la inspiración para el aperitivo bajo unas sombrillas maravillosas que trajo Cova, sillas de bambú y plantas como palmeras y cardos.

En el interior la transformación fue total. La inspiración la encontramos mirando por la ventana, los colores del cielo y del mar nos invitaron a pensar en centros con el azul como protagonista.

Las mesas estaban repartidas por los distintos salones, la presidencial era una mesa imperial en la que los novios estuvieron acompañados de amigos y testigos. El verde siguió siendo protagonista en los centros de mesa y también en las lámparas, manteniendo el protagonismo que desde el principio tuvo la naturaleza.

Y si los invitados estaban sorprendidos, lo que les esperaba les iba a dejar sin palabras.

Fotos: Mercedes Blanco

La boda de Candela en Llanes I

En el 2019 tuvimos bodas increíbles y una de las más especiales fue la de Candela, la hija de Cova Plaza. A su madre la admiramos mucho y ella ha diseñado muchos de los trajes de novia de la familia, por eso nos hacía especial ilusión participar en esta boda.

Además, Cova es una persona inmensamente creativa y trabajamos mano a mano para dar vida a sus ideas y estar a la altura de la ilusión que pusieron los novios en la celebración. Contar la maestría de Ramiro Jofre fue otro de los maravillosos recuerdos que nos llevamos de esta boda, siempre es un lujo tenerle cerca.

Eligieron Llanes porque no había mejor manera de acabar el verano que en el lugar donde Candela tenía los mejores recuerdos de sus vacaciones.

Para la ceremonia eligieron la Iglesia de Pendueles. Cova quería que la naturaleza lo invadiera todo y eso fue, precisamente, lo que hicimos llenar de verde todos los rincones. Desde el suelo con una alfombra de césped hasta la barandilla y el altar con guirnaldas trepadoras.

El traje de novia de Candela era una autentica obra de arte y es que si Cova siempre se esmera en hacer trajes únicos, el de su hija llevaba, además de mucho cariño, infinitas horas de trabajo.

La semana que viene os enseñamos más fotos de Mercedes Blanco de esta preciosa boda porque queda mucho por contar.

La boda de My Noah Candy 2

En el Palacio de la Aguera nunca habíamos trabajado pero esta boda fue un curso intensivo de todos sus rincones y ahora lo conocemos como la palma de nuestra mano. Junto a los novios lo fuimos a ver y, reunión tras reunión, fuimos perfilando los detalles. Ellos querían hacer una boda única y cuidaban cada pequeño detalle convirtiéndolo en protagonista.

Ser invitado en esa boda fue un autentico lujo porque los novios estuvieron volcados durante meses en hacer que cada minuto fuera inolvidable pero sin perder nunca el foco de lo verdaderamente importante: el amor. Ese equilibrio nos enamoró.

Éramos muchos trabajando allí, el buen ambiente que se respiraba en los preparativos era una buena pista de lo que sucedería después: Global Rent, Aitor Vega Quesos, Los Arcos Cangas, Classico Boda, Mariano Caiman, Juan Contreras Eventos, Música de Sofá, Solomonesbrothers, Adeloa…

Al ver el montaje terminado nos dimos cuenta que todas las horas invertidas, los emails, las reuniones y visitas habían merecido la pena. Todo estaba en el lugar que los novios habían elegido para ello, especialmente los invitados, que se encontraban en el centro de la celebración.

Fue una fiesta que empezó pronto y terminó tarde. Fue la boda especial que merecen aquellos que dedican su vida hacer que la de los demás sea inolvidable.

Fotografías de JKF IMAGEN SOCIAL.