La boda de Kine y Victor

Esta vez, empezamos hablando del novio, Victor, que fue compañero de colegio de nuestros hijos y sobrinos, así que, cuando vino desde Londres a vernos y nos contó que se casaba, no pudo hacernos más ilusión.

A kine, su novia, la conocimos después. Su madre, además de ser danesa como ella, es florista. Así que trabajamos mano a mano para adornar un día tan especial.

Tan cercana fue la colaboración que el ramo y el tocado lo preparó ella misma con flores que nosotras le conseguimos.

Eligieron el Palacio de Rubianes porque, además de ser precioso, era perfecto para que la familia que venia de fuera pudiera disfrutar de unos días juntos en un lugar especial.

La ceremonia civil fue al lado del hórreo, en el jardín. Colocamos jarapas de esparto, cestos y cajas para decorarlo todo. Nos  pidieron flores blancas y de la tierra, y eso intentamos darles con hortensias y aster.

BODA KINE & VICTOR - 0158

BODA KINE & VICTOR - 0161

BODA KINE & VICTOR - 0162

BODA KINE & VICTOR - 0242

BODA KINE & VICTOR - 0257

BODA KINE & VICTOR - 0359

El almuerzo iba a ser en una carpa pero ellos nos pidieron que lo convirtiéramos en un invernadero. Así que colocamos guirnaldas que trepaban por toda la estructura.

BODA KINE & VICTOR - 0834

El protocolo de mesas estaba colocado justo a la entrada. Los nombres de los invitados aparecían entre ramilletes de flores secas y mucho verde.

BODA KINE & VICTOR - 0823

BODA KINE & VICTOR - 0829

Todas las mesas eran redondas, salvo la presidencial que era de estilo italiano e iba de un extremo a otro. Para decorarla pusimos una guirnalda con farolitos y vasos de mimbre con velas, a juego con los bajoplatos.

BODA KINE & VICTOR - 0832

BODA KINE & VICTOR - 0840

BODA KINE & VICTOR - 0847

BODA KINE & VICTOR - 0511

e15a7def-407d-4979-ba0a-bd847591ec27

d65e4b1f-9171-4462-9c48-edcce2194c7b

Fue una boda tan especial como ellos.

Fotos: Cristina Cañibano

En el cajón de los recuerdos II

Sus primeros minutos como marido y mujer los pasaron dando un paseo con sus hijas y disfrutando de la tranquilidad del campo.
0374

0453

0396

0433

En Casa Trabanco todo estaba listo para recibirles y es que todos tenían muchas ganas de celebrar y pasar un rato inolvidable juntos.
El mostaza siguió salpicando la decoración con su particular color y el verde del paisaje fue también muy protagonista del aperitivo en el jardín y de la cena en el llagar que se sirvió después.

0472

0486

0530
Dentro estaba cuidado hasta el último detalle y es que se nota mucho cuando a la gente le apasiona su trabajo y se desvive por los invitados.
La decoración del techo y la iluminación enamoraron a los novios que tuvieron claro que querían celebrar allí su boda y guardar un pedacito de Trabanco en sus recuerdos.
0545

0555
0538
0561

Fue una boda con muchos niños y eso se notaba en el ambiente y también en el centro de mesa con globos que prepararon para que los pequeños pasaran, a su manera, un día inolvidable.

0536

Buscamos velas del mismo tono que los árboles que rodeaban el llagar, ese verde intenso, tan asturiano, tan vivo, tan nuestro. Y le volvimos a dar el toque de color con flores mostaza.

0559

0541

No podemos estar más contentas de estar guardadas en el cajón más bonito del mundo: el de los recuerdos. Gracias por hacerlo posible.

0623

Fotos: Doble Lente Boda

En el cajón de los recuerdos I

De todos los cajones en los que podemos guardar las cosas, la memoria y el corazón son los más especiales. Allí caben los recuerdos sin arrugarse y da igual los que tengamos, siempre habrá hueco para más. Uno de los recuerdos que más ocupa es la boda.
Patricia y su marido quisieron que sus hijas fueran testigos de ese momento y no quedara solo en sus retinas. Ellas vivieron desde primera fila todo lo que ocurría, sin saber muy bien lo que significaba pero eso es algo que descubrirán con el tiempo.
La novia tiene un blog que seguimos desde hace tiempo y disfruto de los preparativos muchísimo, una de las cosas que nos comentó es que quería que el color mostaza estuviera presente, algo que hicimos no solo en su ramo sino en toda la boda.
El ramo tenía toques silvestres y románticos. Mezclamos flores, hojas y color. El resultado era dulce, igual que ella y también con carácter, porque tiene mucha personalidad.
0093

0092

La ceremonia fue en uno de los rincones más especiales que tiene Trabanco, en plena naturaleza. Un espacio muy asturiano y acogedor que decoramos con ramas, hojas y flores menudas.

0112

0114

La novia llegó acompañada de sus hijas y del padrino, allí le esperaban el novio y todos sus invitados.

0202

0225

0292

La ceremonia estuvo llena de detalles, miradas y gestos que dejaron ver la ilusión de los novios y la emoción con la que lo vivían sus invitados, especialmente su hija mayor que no perdía detalle de todo lo que ocurría.

0276

0237

0357

Fotos: Doblelenteboda

Una boda en el Palacio de la Concepción

Gijón está lleno de rincones especiales, bueno, Asturias en general. Estamos rodeados de palacios y preciosos paisajes. Eso debieron pensar Lucia y Eloy cuando eligieron el Palacio de la Concepción para celebrar su boda.
Un lugar privilegiado con vistas de todo Gijón, unos salones perfectos para la ceremonia y para las fotos, y un comedor agradable para disfrutar con sus invitados de las propuestas de Deloya Gastronomía.
El ramo de la novia tenía volumen, creando un bonito contraste con su vestido de Nicolás Costura de líneas románticas e inspiración clásica. Llevaba rosas de distintos colores, peonias, hortensias y eucalipto.

david fernández - lucía y eloy-118

david fernández - lucía y eloy-196

 

david fernández - lucía y eloy-467

david fernández - lucía y eloy-416

david fernández - lucía y eloy-363

Fue una de las ultimas bodas de invierno y eso preocupaba a la novia y a su madre, que querían que el tiempo no aguara la fiesta y que el hecho de celebrar la ceremonia en el interior no lo desluciera. Nos esmeramos para que ocurriera justamente lo contrario: que fuera preciosa e inolvidable.

david fernández - lucía y eloy-76
Decoramos las distintas estancias del palacio, creando una atmósfera especial, a la altura de la felicidad e ilusión de los novios. Las velas acompañaban a la luz que entraba por las grandes ventanas. No había un rincón sin flores, desde las escaleras hasta el último rincón del salón: todo estaba decorado al detalle.

La ceremonia fue en uno de los salones, junto a dos grandes ventanales y una chimenea, muy propia para la época, en plena Semana Santa. Apostamos por una decoración en tonos verdes, con helechos y pequeños toques de color para que nadie echara de menos el jardín que rodeaba el Palacio.
Los invitados estaban muy cerca de los novios, así que fue una ceremonia muy emotiva y familiar. La disposición de los sofás y las distintas sillas y sillones hizo que resultara todavía más acogedor.

david fernández - lucía y eloy-68

david fernández - lucía y eloy-249

david fernández - lucía y eloy-260

david fernández - lucía y eloy-295

Los novios fueron recibidos a la salida del palacio por todos sus invitados y una lluvia de confeti y muchos abrazos.

david fernández - lucía y eloy-329

david fernández - lucía y eloy-346

Mientras empezaba el aperitivo, los novios aprovecharon para hacerse unas fotos y disfrutar de unos minutos de intimidad.

david fernández - lucía y eloy-802

david fernández - lucía y eloy-393

Todo estaba preparado para disfrutar de la cena. Los tonos eran muy similares a los del ramo del Lucia: verde, rosas y azules.

david fernández - lucía y eloy-71

david fernández - lucía y eloy-537

david fernández - lucía y eloy-538

david fernández - lucía y eloy-552

david fernández - lucía y eloy-594

Fue una boda tan divertida como su tarta, tanto que con ella nos despedimos.

david fernández - lucía y eloy-613

david fernández - lucía y eloy-613

Este reportaje es de David Fernández, gracias por unas fotos tan bonitas.

Telva Novias en el Norte

No queríamos dejar pasar una semana más sin enseñaros a los que no pudisteis estar y recordar con los que vinieron lo que vivimos en el Palacio de Meres en el encuentro que organizó la revista TELVA para novias de Asturias, Cantabria, Galicia y País Vasco.

Laina nos llamó con mucho tiempo e ilusión para hablarnos del evento y no nos lo pensamos dos veces. Aparte de participar, decoramos el Palacio para que luciera todavía más bonito de lo que ya es. Un reto que disfrutamos mucho porque lo conocemos como la palma de nuestra mano, aunque, curiosamente siempre nos sorprende.

Para la fachada de la Capilla de Santa Ana pensamos en una estructura vegetal del tamaño que requiere su imponente fachada. En el interior colocamos dos copas de piedra con la misma vegetación, enmarcando la entrada y salida desde ambas perspectivas.

158280418©mercedesblanco

159280418©mercedesblanco

166280418©mercedesblanco

Cerca del altar estaban tres  impresionantes vestidos de Marcos Luengo para las que hicimos un ramo jugando con los tonos elegidos por el diseñador y las líneas que nos marcó. Mantuvimos la decoración en verdes con toques blancos y jugamos con las velas para crear un ambiente especial.

180280418©mercedesblanco

También nos pidieron que planteáramos una ceremonia civil en el jardín bajo uno de los toldos de Global Rent. Se nos ocurrió colocar las sillas en forma circular para hacer algo más íntimo y cercano.

89280418©mercedesblanco

88280418©mercedesblanco

Para el aperitivo Mónica de M viste tu mesa estrenó algunas de sus nuevas mantelerías y causaron sensación. Los manteles en tonos vivos y estampados dan alegría y nos encanta hacer centros a juego con ellos.

144280418©mercedesblanco

93280418©mercedesblanco

 

 

El protocolo de mesas fue un pequeño homenaje a nuestro nombre. Hicimos un invernadero con plantas, hojas y ramas todo en verde.

68280418©mercedesblanco

73280418©mercedesblanco

Para el banquete había varios ambientes planteados: uno tropical (que es la última tendencia) y otro en líneas más clásicas. Para el primero, Mónica nos propuso usar una mantelería de flamencos ideal que encajaba perfectamente con la idea de centros altos efecto palmera que teníamos en la cabeza. Las sillas de bambú de Global Rent, el techo lleno de cestos y los bajoplatos en tonos salmón hicieron el resto.

81280418©mercedesblanco

84280418©mercedesblanco

Llevábamos tiempo con ganas de llenar de hiedra el corredor y darle un aire diferente y esta fue la ocasión perfecta. En el centro del patio colocamos la mesa presidencial que era una réplica de la que hicimos en la boda que publicamos la semana pasada con una guirnalda de lado a lado y la vajilla de Meres.

90280418©mercedesblanco

Estuvimos presentes en todo el Palacio pero también tuvimos un rincón que compartimos con M viste tu mesa en el que recibimos a los novios y hablamos con ellos sobre las dudas que tenían.

74280418©mercedesblanco

76280418©mercedesblanco

Queremos dar las gracias al Palacio de Meres por lo bien que nos han tratado, cuidado y por ser la embajada perfecta para las bodas del Norte. También a Telva por hacer un evento tan especial en nuestra tierra.

No podemos despedirnos sin dar las gracias a Mercedes Blanco, sin ella no podríamos tener recuerdos tan bonitos de las bodas y eventos en los que participamos. Es una artista.

 

 

Autentica felicidad II

La alegría de la ceremonia se trasladó hasta la terraza, donde les esperaba un espectacular atardecer y un aperitivo del chef Nacho Manzano.

587

630

Paula diseñó una papelería con ramas para los distintos puestos, el protocolo de mesas y la cena. No pudo faltar la mesa de quesos ni la marinera, dos clásicos con los que Manzano acierta y los invitados disfrutan.

703

611

 

 

El protocolo de mesas estaba colocado bajo una sombrilla, entre flores. El viento soplaba fuerte y para evitar que volara la papelería atamos limones y naranjas que recogimos de la finca, logrando un resultado más colorido y vistoso de lo que teníamos previsto antes de llevarnos la sorpresa meteorológica de la jornada.

592

589

La cena fue en la carpa que estaba distribuida de una manera diferente a la habitual, empezando por una presidencia de veinte personas. El tamaño y la forma del resto de las mesas se eligieron en función de los grupos que se iban a sentar en ellas. Las sillas de bambú de Global Rent dieron el toque que nos faltaba para crear el escenario perfecto.

769

774

Para dar un ambiente más festivo colocamos en el techo luces de verbena, cestos y helechos. Abrimos los laterales para que el jardín se metiera dentro y colocamos dentro árboles que hacían sentir que estábamos fuera.

Mezclamos distintas mantelerías del catering de Manzano, verde, beige y uno estampado que combinaba ambos tonos. Las velas naranjas, los vasos de agua verdes y las flores en tonos vivos contribuyeron a dar esa inmensa alegría que querían trasmitir los novios.

Al caer la tarde, encendimos velas y luces para trasladarles a esas playas del sur que daban nombre a las mesas y donde tantos buenos momentos pasaron los protagonistas.

18

798

Para que los invitados pudieran dejar unas palabras a los novios, Paula de Living las bodas, diseñó un rincón con atrapa sueños para que así, no se escapara ninguno.

802

803

Si la boda fue una fiesta, la fiesta no os podéis imaginar lo que fue.

844

Gladys y Juan. Fotografía JFK 844

Fotos: JFK IMAGEN social

 

 

 

 

 

 

 

Autentica felicidad I

Decidimos titular el post así porque felicidad es la mejor palabra para definir a Gladys y Juan. Ellos son la alegría, el optimismo, las ganas… y la suma de todo eso da por resultado la felicidad.

Participar en la boda de dos personas que se quieren tanto fue un auténtico placer. Todo fue fácil, confiaron a ciegas y se dejaron llevar.

Nuevamente trabajamos mano a mano con Paula de Living las bodas, con la que volveremos a coincidir mucho este año.

Gladys es una persona muy especial y su vestido no iba a ser menos. Alfonso Pérez fue el encargado de diseñar un traje irrepetible, con encaje, muchos cortes y un toque de color dorado que nos inspiró para crear el ramo.

587

Las mangas infinitas con efecto capa nos hicieron  pensar en un ramo largo, con lisianthus color crema atados con una cintas dorada que nos trajo el diseñador y de las que colgaba un camafeo antiguo.

703

611

La ceremonia civil se celebró en los jardines de la Riega, con la ciudad de Gijón y el mar Cantábrico de fondo.

Querían algo informal, alegre y muy participativo. También que sus sobrinos estuvieran en primera fila y que los invitados no perdieran detalle de todo lo que ocurriera.

Buscamos sillas por todo el palacio, desde la terraza hasta la última de las habitaciones. No eran iguales pero eso no importaba, quedaba bonita la mezcla de distintas formas, colores y materiales.

Gladys y Juan. Fotografía JFK 50

Enmarcamos el pasillo con capazos, frascas de cristal y faroles. Enfrente de todas las sillas había una zona reservada para los novios y otra, muy cerquita, para su cortejo de arras.

Colocamos dos bancos, uno  para Gladys y Juan, bajo un arco recubierto de vegetación y capazos llenos de flores, y otro de madera blanca para los niños.

Mezclamos hortensias blancas, rosas y azules con otras flores para darle un aire campestre y alegre huyendo de la ceremoniosidad y creando el ambiente distendido que querían los novios.

645

768

700

589

 

La novia salió del Palacio acompañada del padrino y de sus niños de arras, ellas llevaban unas medias coronas de flores rosas trenzadas por Mónica.

769

774

798

Fue una ceremonia preciosa, llena de sonrisas, palabras bonitas, besos, abrazos y mucho, mucho amor.

844

803

19

18

20

 

Hay bodas en las que la fiesta empieza mucho antes del baile, y esta es una de ellas.

Gladys y Juan. Fotografía JFK 422

Gladys y Juan. Fotografía JFK 430

Continuará…

Fotos: JfK imagen social