La decoración del altar

Hoy os queremos hablar de uno de los escenarios más importantes de la boda: el altar. Delante de él suceden los momentos más importantes del gran día y durante casi una hora todos los ojos están puestos allí.
La decoración depende del tamaño y estilo de la iglesia. No es lo mismo una pequeña capilla en medio del campo que el Altar mayor de la catedral de tu ciudad. Es importante hacer una decoración adecuada para cada espacio, también tener en cuenta las normas de cada sitio porque hay iglesias donde la decoración está limitada a ciertos espacios.

Rodrigo Cores

Rodrigo Cores

Liven

Liven
La época del año también es un aspecto a tener en cuenta, no es lo mismo casarse en pleno mes de agosto que en medio de las navidades, en otoño o en primavera.

2017-12-09 10.38.05

tecueme

Teqeme
La decoración en tonos verdes en una tendencia que viene pisando fuerte y que nosotros llevamos haciendo desde hace años. Parece que la naturaleza aflora en el interior y tiene vida propia.

LIVEN (2)

Liven

Pelayo Lacazzette (2)

Pelayo Lacazette

Dias de vino ny rosas

Días de vino y rosas
Las guirnaldas también son protagonistas de estas decoraciones en sus distintas versiones, posiciones y colores.

Dadalacoyuntura

Dadalacoyuntura (2)

Mercedes Blanco

Pelayo Lacazzette

Pelayo Lacazette

IMG_1132

La luz juega siempre un papel muy importante y las velas son las aliadas perfectas para hacer que la decoración sea todavía más especial.

Cristina Cañibano (2)

Cristina Cañibano
En Capillas consagradas a la Virgen nos gusta ponerle flores a la imagen para darle protagonismo. Además, como suelen ser espacios pequeños, es una manera de que no entorpecer el paso y que no resulte agobiante.

IMG_6551

IMG_6217

 

Pero lo más bonito de las flores en el altar es que arropan a los novios en el momento más importante de sus vidas.

LIVEN (3)

Liven

Autentica felicidad II

La alegría de la ceremonia se trasladó hasta la terraza, donde les esperaba un espectacular atardecer y un aperitivo del chef Nacho Manzano.

Gladys y Juan. Fotografía JFK 587

Gladys y Juan. Fotografía JFK 630

Paula diseñó una papelería con ramas para los distintos puestos, el protocolo de mesas y la cena. No pudo faltar la mesa de quesos ni la marinera, dos clásicos con los que Manzano acierta y los invitados disfrutan.

Gladys y Juan. Fotografía JFK 703

Gladys y Juan. Fotografía JFK 611

El protocolo de mesas estaba colocado bajo una sombrilla, entre flores. El viento soplaba fuerte y para evitar que volara la papelería atamos limones y naranjas que recogimos de la finca, logrando un resultado más colorido y vistoso de lo que teníamos previsto antes de llevarnos la sorpresa meteorológica de la jornada.

Gladys y Juan. Fotografía JFK 590

Gladys y Juan. Fotografía JFK 589

Gladys y Juan. Fotografía JFK 592

La cena fue en la carpa que estaba distribuida de una manera diferente a la habitual, empezando por una presidencia de veinte personas. El tamaño y la forma del resto de las mesas se eligieron en función de los grupos que se iban a sentar en ellas. Las sillas de bambú de Global Rent dieron el toque que nos faltaba para crear el escenario perfecto.

Gladys y Juan. Fotografía JFK 643

Gladys y Juan. Fotografía JFK 645

Para dar un ambiente más festivo colocamos en el techo luces de verbena, cestos y helechos. Abrimos los laterales para que el jardín se metiera dentro y colocamos dentro árboles que hacían sentir que estábamos fuera.

Mezclamos distintas mantelerías del catering de Manzano, verde, beige y uno estampado que combinaba ambos tonos. Las velas naranjas, los vasos de agua verdes y las flores en tonos vivos contribuyeron a dar esa inmensa alegría que querían trasmitir los novios.

Al caer la tarde, encendimos velas y luces para trasladarles a esas playas del sur que daban nombre a las mesas y donde tantos buenos momentos pasaron los protagonistas.

Gladys y Juan. Fotografía JFK 700

Gladys y Juan. Fotografía JFK 768

Gladys y Juan. Fotografía JFK 769

Gladys y Juan. Fotografía JFK 774

Gladys y Juan. Fotografía JFK 798

Para que los invitados pudieran dejar unas palabras a los novios, Paula de Living las bodas, diseñó un rincón con atrapa sueños para que así, no se escapara ninguno.

Gladys y Juan. Fotografía JFK 802

Gladys y Juan. Fotografía JFK 803

Si la boda fue una fiesta, la fiesta no os podéis imaginar lo que fue.

Gladys y Juan. Fotografía JFK 844

Fotos: JFK IMAGEN social

 

 

 

 

 

 

 

Pequeña y, a la vez, grande

No todas las bodas son multitudinarias. Hay parejas que deciden celebrar su día de una manera diferente y, no por ello menos,  especial. Las bodas intimas nos encantan porque  son familiares e intensas. Un secreto compartido con poca gente y que todo el mundo guarda en el corazón.

Hiedra y Jaime se casaron en verano del año pasado y querían una boda a todo color. Tanto color quiso la novia que en vez de llevar algo azul, llevó todo azul. Bueno, todo todo no, el ramo fue en tonos fucsias y verdes.

Hiedra_Jaime_web-403

Hiedra_Jaime_web-501

Para la ceremonia civil eligieron un rincón del jardín de la Salgar, bajo robles centenarios y cerca del hórreo.

Diseñamos un arco de madera que después recubrimos con flores y rematamos con una cortina de lino. Los novios querían una decoración alegre, colorida y veraniega. Y esa fue la premisa con la que llenamos los cestos de flores dándole un aire silvestre y romántico.

Hiedra_Jaime_web-42

Hiedra_Jaime_web-434

Hiedra_Jaime_web-44

Hiedra_Jaime_web-400

Hiedra_Jaime_web-398

Hiedra_Jaime_web-49

Hiedra_Jaime_web-47

Lo bonito de algo tan intimo fue que tuvieron muy cerca a todas las personas que querían. La sensación fue como la de las navidades, o las fechas señaladas, todos juntos en un salón. Como en casa o incluso mejor porque Esther Manzano se encargó de preparar un menú inolvidable.

Pusimos centros pequeños en copas de piedra y vasitos con los mismos tonos que usamos para la ceremonia.  Fue muy especial. Y tan, tan intimo que los novios estuvieron solos en la mesa. No les hizo falta nada más para tenerlo todo.

Hiedra_Jaime_web-45

Hiedra_Jaime_web-358

Hiedra_Jaime_web-357

 

Fotos_ Joaquín González

Una boda en Mérida III

En el antiguo secadero de tabaco pasamos varios días trabajando y, cuando vimos el resultado, nos dimos cuenta que merecieron la pena. Recubrimos con vegetación el techo de vigas de madera y colgamos guirnaldas de las columnas que separaban las naves para unificar los dos espacios.

Los novios querían sentir que seguían en el jardín, así que además de la decoración en tonos verdes, encendimos cientos de velas y microbombillas. Siapro iluminó cada mesa creando un ambiente mágico propio de una noche de verano.

MERIDA - 0160

MERIDA - 0087

MERIDA - 0252

MERIDA - 0247

Hicimos dos modelos para los centros de mesa: uno con velas altas y vasitos y otros con una pieza de cerámica. Ambos tenían flores y ramas propias del campo: olivo, espiga, aster… a juego con la papelería que diseñó Living las bodas .

MERIDA - 0035

MERIDA - 0250

Mientras los invitados disfrutaban dentro, fuera preparábamos una auténtica revolución. Era mucho lo que teníamos que hacer, pero con una buena capitana y las ganas que le pusimos, terminamos a tiempo. Movimos algunas cosas para darles una nueva vida y volver a sorprender a los invitados.

MERIDA - 0363

MERIDA - 0374

Llevamos desde la terraza hasta la zona de baile las estructuras de madera de puestecitos del aperitivo y colgamos de ellas lámparas de mimbre para crear una zona Chill Out.

MERIDA - 0383

MERIDA - 0386

MERIDA - 0389

Paula y su equipo se encargaron de dar un toque dulce y otro salado: un impresionante Candy bar y un foodtruck de sushi: Kirei by Kabuki. Las noches de fiesta siempre son largas y, pese a que se ha comido mucho, los invitados siempre disfrutan de estos pequeños caprichos.

MERIDA - 0404

MERIDA - 0085

Global Rent montó una espectacular carpa transparente para la fiesta. El fondo y los pies de carpas estaban cubiertos con celosía, mucho verde y microbombillas. La pista de baile estaba acotada por un banco corrido que acabó sirviendo de escenario de otra zona, más tranquila, para las copas.

MERIDA - 0349

MERIDA - 0352

MERIDA - 0387

La barra de diez metros dio para mucho: copas, mojitos, daiquiris… todo era posible. Todo menos la resaca, ya que los invitados se marcharon con un kit para sobrellevar el día siguiente que la propia novia preparó.

MERIDA - 0429

MERIDA - 0428

MERIDA - 0420

Fue una de esas fiestas que por mucho tiempo que pase nadie podrá olvidar.

MERIDA - 0491

MERIDA - 0471

Nosotras nos fuimos al día siguiente con mucho más de lo que habíamos llevado. Por suerte para nuestra logística, los recuerdos ocupan espacio en la memoria y no en la furgoneta, de lo contrario, habríamos tenido que dejar un montón de trastos allí.

Fotos: Cristina Cañibano.

Una boda en Merida II

Al salir de la Iglesia, pusieron rumbo a La Albuera, una finca de caza que visitamos meses antes y en la que trabajamos cinco días seguidos. Fue un lujo transformar y decorar ese espacio, por el enclave y también por los dueños. Todo fueron facilidades y buenas caras. La finca estaba llena de posibilidades y había un equipo de muchas personas peleando para enseñar su mejor versión.

En la entrada colocamos un bodegón de bienvenida y marcamos el camino hacia el aperitivo, que estaba preparado en la terraza, con cientos de faroles.

MERIDA - 0026

MERIDA - 0030

MERIDA - 0300

El aperitivo, a la sombra de la arboleda, estaba lleno de detalles y sabor. Con el Catering Guadalquivir de Sevilla y la papelería e ideas de Paula y de Yula, montamos varios puestos: jamón, quesos, conservas y cervezas de distintos rincones del mundo.

Tuneamos un chiringuito de la finca para poner el puesto de bebidas y montamos una zona con mesas altas y bajas para que los invitados se relajaran y disfrutaran del momento.

MERIDA - 0245

MERIDA - 0240

MERIDA - 0259

MERIDA - 0268

MERIDA - 0221

MERIDA - 0181

MERIDA - 0227

MERIDA - 0010

La novia encargó unas coronas de flores de tela que colocamos en un puestecito para que las invitadas pudieran elegir la que más le gustaba y mejor iba con el look que llevaban.

MERIDA - 0018

En el centro de la terraza había una fuente, la llenamos con tinajas y cestos con flores y ramas para ambientar el protocolo de mesas.

MERIDA - 0006

MERIDA - 0005

MERIDA - 0228

Quisimos dar una sorpresa a la madre del novio que se había enamorado de una foto de un sitting que hicimos hace tiempo, y lo replicamos a la entrada del secadero de tabaco, que era el lugar que los novios habían elegido para la cena.

MERIDA - 0041

MERIDA - 0044

MERIDA - 0045

Siapro se encargó de que la falta de luz no solo no fuera un problema sino que diera pie a una iluminación espectacular con focos y bombillas.

MERIDA - 0324

MERIDA - 0345

Continuará…

Fotos: Cristina Cañibano

Una boda muy familiar

Ser tantas en la tienda hace que sea fácil tener a una sobrina entre las novias del año. Sus bodas son especiales porque, además de trabajar, vamos de invitadas.

Mónica y Tato quisieron casarse en Somió porque siempre veranearon allí y les traía muy buenos recuerdos.

La novia nos pidió un ramo silvestre que hicimos con rosas spray, eucalipto, senecio, astrantia… logrando una mezcla con mucho verde,  algo de gris y toques de color crudo.

01141151016

El vestido era de Marcos Luengo y tenía un detalle muy especial: unas puntillas familiares que hacían de ese traje un diseño único e irrepetible.

07811151016

07351151016

07001151016

En la Iglesia de San Julián se han casado varios primos de la novia, así que intentamos decorarlo de una manera diferente. En el altar colocamos centros asimétricos con flores menudas, dándole un toque romántico.

12801151016

12901151016

La nota de color la pusieron las pamelas de las invitadas, que eran impresionantes.

21361151016

La celebración fue en el Palacio de la Riega que tiene una gran terraza y las mejores vistas de Gijón.

17351151016

19101151016

Para el protocolo de mesas nos trajeron unas esculturas de El Póntico, escultor y  tío de la novia, que representaban unos árboles.

22521151016

Dentro mantuvimos el color verde del paisaje, para ello trabajamos con el equipo de Nacho Manzano que sacó bajoplatos dobles y un vaso de agua en un tono manzana. Queríamos dar un aire fresco y ceder protagonismo a las acuarelas que el padre de Mónica pintó para la ocasión recreando playas asturianas, también se encargó de las minutas con motivos marinos. Ningún detalle se dejó al azar, la mantelería color arena y los nudos marineros que hizo la novia para atar las servilletas, lograron que la costa estuviera más cerca que nunca.

19041151016

19051151016

19021151016

19031151016

La presidencia tenía un mantel con un suave estampado de M viste tu mesa y estaba colocada en el centro, para que todos los invitados estuvieran cerca de los novios y no perdieran detalle de momentos como el reparto del ramo.

26871151016

22991151016

27081151016

En la discoteca que montó Siapro en la terraza bailamos hasta que amaneció. Nadie quería marcharse de allí, de ser por nosotros, la música seguiría sonando.

24651151016

Fotos: Mercedes Blanco

 

 

Las mil y una mesas

Lo primero que tenéis que saber antes de empezar a leer el post es que nos encanta poner la mesa. Alrededor de ella ocurren grandes cosas, da igual el tamaño o el número de personas que se sientan a ella. Con el mismo esmero que el Chef prepara el menú, dedicamos tiempo y ganas a poner la mesa. Los ingredientes varían en función de la mesa que queramos preparar pero siempre buscamos que el resultado sea apetecible y acogedor.

No tenemos una puesta en escena favorita, cada boda, cada acontecimiento, tiene su personalidad y eso intentamos reflejar en la mesa. No es lo mismo una mesa para una boda de mañana que para una en la que los invitados se sientan cuando ya es de noche. No se pone la misma mesa en mitad del campo que en un edificio emblemático del centro de la ciudad. Con las estaciones del año ocurre algo parecido, cada época pide una mesa diferente.

Vamos a dejar la teoría y empezar con ejemplos, que es la manera más fácil de explicar todo lo que queremos decir.

La tendencia de los últimos años es poner una mesa presidencial de un tamaño diferente, a veces más grande, para que entren todas las personas que los novios quieren tener cerca en un día tan especial o tan pequeña, para que sean los novios quienes estén solos en la mesa. Solemos colocarlas siempre en el centro del salón o en lugares estratégicos para que los invitados sientan cerca a los protagonistas y no perder detalle de lo que ocurra.

075_Boda_Paula_Guille_30_05_15

Pelayo Lacazette

C72B0288

Macusa Cores

Gladys y Juan. Fotografía JFK 639

JFK Imagen social

YOLI Y JOSE

JFK Imagen social en Trabanco 

Y ya que hablamos de mesas, vamos a hablar de mantelerías. Ya sabéis que nosotras trabajamos con M viste tu mesa que tiene unas colecciones preciosas de manteles. A veces jugamos a combinar lisos con estampados, o distintos tonos… también a mezclar servilletas o bajoplatos. Otras veces destacamos la mesa presidencial con un mantel distinto o ponemos uno que nos traen los novios y que suele ser parte del ajuar familiar. Como veis las posibilidades son infinitas, incluso está la opción de no poner mantel y dejar la mesa a la vista.

unspecified 18

Mercedes Blanco

Fotos Mercedes Laura Aller, Agueda, Arancha, Paola Macian...... 068

Mercedes Blanco

maáao-121

M2visual studio

Las velas pueden ser grandes protagonistas en la mesa, en todas sus versiones: empezando por todo lo alto con centros colgantes hasta ocultas en vasitos. No solo podemos jugar con los distintos tamaños y formas, también con los colores, algo que será tendencia esta temporada.

IMG-20170120-WA0004

David Fernandez

_SDS8924

0018131114Mercedes Blanco

1495070717 ©mercedesblancoMercedes Blanco

De los centros de mesa podriamos pasar horas y horas hablando y nunca terminariamos. Es un mundo y a nosotros nos encanta explorarlo. El centro es, junto con el ramo de novia, las flores que más protagonismo tienen en la boda.

Hay centros altos que pueden, por ejemplo, dar relevancia a la mesa presidencial. Si son altos deben serlo lo suficiente para no entorpecer nunca la vista ni la conversacion. Hay centros que van a modo guirnalda de un extremo a otro de la mesa y que encajan perfectamente en las mesas imperiales.

IMG-20170723-WA0032

Mercedes Blanco

3080717©mercedesblanco

Mercedes Blanco

Liven-Cecilia&JuanPablo-4251

Liven

1883260816

Mercedes Blanco

13832151016

Mercedes Blanco

DavidFernández-EliyGuille-302

David fernandez

Las plantas, ramas y flores se encuentran en los centros de mesa con otra compañera de la naturaleza: la fruta.

VBanna+reed1498

Volvoreta

IMG_1957

Macusa Cores

0665_Boda_Paloma_Juan_24_06_2017

Pelayo Lacazette

YOLI Y JOSE

JFK Imagen social

Cada época del año tiene su colorido, sus flores y sus centros de mesa.

C72B0213

Macusa Cores

0999040715

Mercedes Blanco

IMG_2328Editorial revista Hola con Lorenzo castillo. Manolo Yllera

Cada edad: los niños también tienen sus propias mesas y no solo el menú está pensado para ellos.

81Mercedes Blanco

IMG_2420 - copia

¿En qué mesa te gustaría que estuviera nombre? Nosotras no hemos sido capaces de elegir una sola…