Como en casa en cualquier parte

Uno de los privilegios de nuestro trabajo es que solemos ver el traje de la novia antes del día de la boda. Cuando Ana Cristina nos lo enseño, nos quedamos impresionadas por el volumen que tenía la falda y lo bonito que era el cinturón. Enseguida se nos empezaron a ocurrir ideas para el ramo: tenía que ser recogido y corto porque el talle era bastante alto y no queríamos que tuviera que estar pendiente de los tallos. No quería llevar color, pero tampoco que fueran blancas, así que le enseñamos unas rosas color champagne.

Semanas después se estaba vistiendo en el Palacio de Meres y la verdad es que iba como una autentica princesa.

Ana y Josu _ 004

Ana y Josu _ 038

Ana y Josu _ 063

Ana y Josu _ 054

La capilla de Santa Ana estaba preciosa decorada con hortensias, tan típicas del verano y tan nuestras. Adornamos los pulpitos y colocamos una guirnalda en el altar. Aprovechamos distintos rincones para colocar algunas velas, que siempre dan mucha calidez. Los testigos, que eran un montón, arroparon a los novios y vivieron la ceremonia desde primera fila.

Ana y Josu _ 102

Ana y Josu _ 129

Ana y Josu _ 131

Ana y Josu _ 098

Ana y Josu _ 173

Ana y Josu _ 197

Para que el novio no echara de menos su tierra en un día tan especial, Ana Cristina decidió traerle un trocito de San Sebastián. Un grupo de baile regional amenizo el aperitivo con la reverencia y el aurresku, que fue vivido con emoción por unos y con sorpresa por otros.

Ana y Josu _ 254

Ana y Josu _ 252

Ana y Josu _ 257

Ana y Josu _ 258

El espectáculo siguió con las propuestas gastronómicas de Nacho Manzano entre las que nunca falta el arroz con pitu.

Ana y Josu _ 274

Ana y Josu _ 279

De San Sebastián a París se va dando un paseo, eso fue lo que pensaron los novios cuando nos contaron su idea de poner a las mesas nombres de los lugares más emblemáticos de la ciudad del amor. Para que nadie se perdiera había un mapa que nos había traído la novia de uno de sus últimos viajes.

Ana y Josu _ 265

Ana y Josu _ 266

Pese a lo grande que es Paris, logramos meterlo en varios salones del palacio. Pensamos en manteles blancos y en centros coloridos para crear contraste y recrear ese romanticismo que tiene la capital de Francia.

Ana y Josu _ 294

Ana y Josu _ 296

Ana y Josu _ 286

12 de Octubre 2012 060 (2)

Si hay algo que sabe bien la gente de San Sebastián es hacer de la gastronomía una fiesta. Y que mejor ocasión que una cena para crear la tamborrada, un acontecimiento que tiene lugar la víspera de la celebración de su patrono y en la que se iza la bandera y salen las distintas sociedades gastronómicas tocando la marcha de Sarriegui, vestidos de cocineros y tocando barriles y tambores. Ni ese era el día ni estaban allí, pero eso fue lo de menos.

Ana y Josu _ 402

Ana y Josu _ 416

Ana y Josu _ 410

Ana y Josu _ 416

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A ciegas

Teníamos las mismas ganas de enseñaros esta boda que las que tuvimos en su día cuando estábamos preparándola. Chapa y su madre son las clientas que cualquiera quisiera tener, desde el primer momento se pusieron en nuestras manos y nos dejaron hacer. Algo que nos resultó una responsabilidad y un placer a partes iguales.

_MG_2141

Cuando vimos el vestido de Marcos Luengo, nos quedamos sin palabras, nos gustaba todo: la manga larga, el escote en la espalda, la falda de organza… Unos detalles del bordado inspiraron las notas de color del ramo que hicimos para ella con rosas de jardín, eucalipto, verónicas, flor de arroz y astrantias. Pensamos en flores que reflejaran el romanticismo y la dulzura del traje y la novia.

773C4921

773C4898

773C4914

Chapa se preparó en la suite de Rua Quince, desde allí se veía la Catedral, lugar a donde empezaban a llegar los primeros invitados.

Cuando llego la hora, Chapa salió del brazo de su padre de Rua Quince, pero hubo alguien que no quiso esperar y fue corriendo a recibirla:Cata, su niña de arras, que llevaba un vestido de Marta García-Conde. Para ella hicimos una corona y un aro con flores de los mismos colores que llevaba el ramo de la novia.

IMG_9929

IMG_9943

En la Catedral quisimos hacer algo diferente a lo que habíamos hecho en otras ocasiones. Han sido muchas las veces que lo hemos decorado y de las primeras que teníamos carta blanca para dar rienda suelta a nuestra imaginación. El retablo nos dio la pista que necesitábamos: concretamente su color azul. La época del año y la juventud de los novios quedaron reflejadas en los delfinium y las hortensias con las que llenamos el pasillo y el altar.

IMG_6202

773C5071

IMG_6200

773C5110

IMG_6222

A la salida, los novios fueron recibidos por sus familiares y amigos, con los que se marcharon caminando a celebrarlo. Un paseo corto que se alargó con abrazos, fotos y felicitaciones.

IMG_0160

IMG_0140

Aunque todo el mundo ha pasado muchas veces por delante, pocos son los que conocen el interior de Rua Quince, por eso y porque no hay mejor manera de dar la bienvenida a alguien que con unas flores, hicimos un bodegón con hiedras, velas y hortensias. Queríamos que resultara muy acogedor. El aperitivo se sirvió en uno de los salones del palacio, con vistas a la catedral.  Escribimos el menú que preparo Deloya en distintos espejos para que todos los invitados pudieran verlo.

_MG_2799

773C5611

773C5365

Unas acuarelas pintadas por la madre del novio y los nombres de jugadores del Real Oviedo, nos sirvieron para dar forma al sitting plan. Los novios son grandes forofos del equipo de la ciudad y nadie se sorprendió cuando vieron los nombres de las mesas.

773C5358

El jardín fue el lugar elegido para la cena. Global Rent monto  una carpa transparente de la que colgamos luces de verbena. Aprovechamos la entrada para colocar un recordatorio de las mesas.

IMG_6335

_MG_2785

_MG_2788

Todas las mesas eran redondas salvo la presidencial, que quisimos destacar de una manera especial, por eso pedimos a los novios que nos trajeran algo que tuviera significado para ellos. Chapa y Álvaro nos llevaron un mantel familiar y unos candelabros de plata. Para el resto de las mesas apostamos por una mantelería neutra de Deloya y los  bajoplatos de ratan de MVistetumesa que daban un toque rustico acorde con el jardín donde se celebraba la cena. Unas soperas inglesas llenas de hortensias azules daban el toque de color, el humor lo ponían los meseros que recreaban el canto de una alineación justo antes de empezar el partido.

IMG_2931

IMG_6324

IMG-20150704-WA0037

_MG_2790

_MG_2789

_MG_2791

Los novios dejaron un sobre con el nombre de cada invitado dedicándoles unas palabras. Un bonito detalle porque hay tantas cosas que decir y poco tiempo para ello. Que la papelería fuera azul no era casualidad y es que, cuando se sienten tanto los colores, no se puede pensar en otros.

IMG_6325

Inés, la hermana de la novia, vivió con mucha ilusión todos los preparativos de la boda. Conocía todos los detalles, salvo uno: que el ramo iba a ser para ella.

IMG_2939

El vals fue como el saque de honor del partido, después de eso, empezó algo grande.

_MG_3049

Las fotos son de Rodrigo Cores.

 

 

Making of de la sesión de comunión

Hace un par de semanas os enseñamos una sesión de comuniones en la casona de San Andrés. Hoy queremos compartir todo lo que hay detrás, lo que no se ve pero esta ahí. Y es que, aunque en una foto salga solo una persona, en realidad hay muchas trabajando para que todo salga bien.

Todo empezó semanas antes, cuando visitamos con libros e ideas la casona. Aquel día llovía un montón, exactamente igual que cuando hicimos la sesión. Fuimos juntas para inspirarnos e intercambiar impresiones.

IMG_20160404_231042

IMG-20160212-WA0021

Volvimos empapadas y con muchas ideas en las que trabajar. Cada una tenía que encargarse de una pieza del puzle para que todo encajara de maravilla. Y nos pusimos manos a la obra…

Las semanas siguientes fueron de muchas llamadas, visitas a la tienda y mensajes. La suerte es que como además de trabajar juntas, nos llevamos todas genial, fue divertido.

Empezamos el montaje el día antes, en el que, para variar, también llovió. Por suerte en Asturias ya estamos curtidos y nada nos frena.

IMG_20160226_133844

Con la cantidad de coches que había aparcados a la mañana siguiente delante de la casa, todo tenía que ir sobre ruedas.

Era divertido ver el trasiego de vestidos, flores, niñas, coronas, mantelería, papelería, vajilla, cámaras…

IMG-20160227-WA0017

En la casa hacia mucho frío así que teníamos a las niñas “guardadas” en el salón con calefacción, abrigos y mantas. Katisukas que en el último momento cambiábamos por bailarinas, capas que volaban justo antes de que Mercedes hiciera la foto y paraguas sujetados de puntillas para que nadie se mojara y a la vez no salieran en la foto.

IMG_0317

Mónica y Marta estaban pendientes de las niñas: de poner y quitar los vestidos, hacer las lazadas, colocar las coronas… la verdad es que sin ellas la sesión no hubiera salido igual.

IMG_0306

IMG_0315

IMG_0377

IMG_0334

Cati estuvo la mayor parte de la mañana entre los fogones de la cocina, pero de vez en cuando salía y venía a ver qué tal iba todo. La verdad es que se nos hacia la boca agua con todo lo que había preparado.

IMG_0329

IMG_0330

IMG_0340

IMG_0408

La mesa estaba llena, pero al final todos los platos se quedaron vacíos, fue un éxito absoluto.

IMG_0347

Todo lo que digamos de las niñas es poco: se portaron genial, fueron unas super modelos y aguantaron fenomenal todas las horas que duró la sesión.

Mercedes les pedía que se pusieran serias y entre foto y foto, se les escapaba la risa.

IMG_0364

IMG_0366 (2)

IMG_0413

Y no podemos olvidarnos de Mercedes, que no paro en todo el día, que subió y bajó escaleras, entró y salió de casa mil veces…un lujo de fotógrafa y de amiga.

IMG_0313

IMG_0310

IMG_0388

IMG_0419

¿A que teníamos razón cuando os decíamos al principio que detrás de una foto hay mucho?