Una novia medieval I

La moda es una máquina del tiempo que nos permite revivir una época aunque nunca antes hayamos estado allí. Eso quiso Laura cuando pidió a María Isabel que confeccionara para ella un vestido de inspiración medieval. Después  contactó con Marta Ybern para que ideara un tocado que encajara con esa época histórica.

El resultado de ese trabajo nos inspiró para hacer un ramo muy verde, con espigas, hojas de eucalipto teñidas de dorado y  una cinta de terciopelo azul, a juego con el tejido del tocado.

Laura y David131

Laura y David311

Laura y David306

La ceremonia fue en San Julián de los Prados, una Iglesia prerrománica ubicada a la entrada de Oviedo y rodeada por un parque.

Al entrañable cortejo de arras que le esperaba a su llegada le hicimos unos ramos con las mismas flores que el suyo pero  colocadas en unos pequeños cestos de mimbre.

Laura y David389

Laura y David723

Laura y David394

Laura y David424

Laura y David436

Laura y David491

Laura y David646

Laura y David747

Al terminar la ceremonia pusieron rumbo al castillo…Continuará.

 

Fotos: JFK Imagen social

 

Telva Novias en el Norte

No queríamos dejar pasar una semana más sin enseñaros a los que no pudisteis estar y recordar con los que vinieron lo que vivimos en el Palacio de Meres en el encuentro que organizó la revista TELVA para novias de Asturias, Cantabria, Galicia y País Vasco.

Laina nos llamó con mucho tiempo e ilusión para hablarnos del evento y no nos lo pensamos dos veces. Aparte de participar, decoramos el Palacio para que luciera todavía más bonito de lo que ya es. Un reto que disfrutamos mucho porque lo conocemos como la palma de nuestra mano, aunque, curiosamente siempre nos sorprende.

Para la fachada de la Capilla de Santa Ana pensamos en una estructura vegetal del tamaño que requiere su imponente fachada. En el interior colocamos dos copas de piedra con la misma vegetación, enmarcando la entrada y salida desde ambas perspectivas.

158280418©mercedesblanco

159280418©mercedesblanco

166280418©mercedesblanco

Cerca del altar estaban tres  impresionantes vestidos de Marcos Luengo para las que hicimos un ramo jugando con los tonos elegidos por el diseñador y las líneas que nos marcó. Mantuvimos la decoración en verdes con toques blancos y jugamos con las velas para crear un ambiente especial.

180280418©mercedesblanco

También nos pidieron que planteáramos una ceremonia civil en el jardín bajo uno de los toldos de Global Rent. Se nos ocurrió colocar las sillas en forma circular para hacer algo más íntimo y cercano.

89280418©mercedesblanco

88280418©mercedesblanco

Para el aperitivo Mónica de M viste tu mesa estrenó algunas de sus nuevas mantelerías y causaron sensación. Los manteles en tonos vivos y estampados dan alegría y nos encanta hacer centros a juego con ellos.

144280418©mercedesblanco

93280418©mercedesblanco

 

 

El protocolo de mesas fue un pequeño homenaje a nuestro nombre. Hicimos un invernadero con plantas, hojas y ramas todo en verde.

70280418©mercedesblanco

73280418©mercedesblanco

Para el banquete había varios ambientes planteados: uno tropical (que es la última tendencia) y otro en líneas más clásicas. Para el primero, Mónica nos propuso usar una mantelería de flamencos ideal que encajaba perfectamente con la idea de centros altos efecto palmera que teníamos en la cabeza. Las sillas de bambú de Global Rent, el techo lleno de cestos y los bajoplatos en tonos salmón hicieron el resto.

81280418©mercedesblanco

84280418©mercedesblanco

Llevábamos tiempo con ganas de llenar de hiedra el corredor y darle un aire diferente y esta fue la ocasión perfecta. En el centro del patio colocamos la mesa presidencial que era una réplica de la que hicimos en la boda que publicamos la semana pasada con una guirnalda de lado a lado y la vajilla de Meres.

90280418©mercedesblanco

64280418©mercedesblanco

Estuvimos presentes en todo el Palacio pero también tuvimos un rincón que compartimos con M viste tu mesa en el que recibimos a los novios y hablamos con ellos sobre las dudas que tenían.

79280418©mercedesblanco

80280418©mercedesblanco

76280418©mercedesblanco

74280418©mercedesblanco

Queremos dar las gracias al Palacio de Meres por lo bien que nos han tratado, cuidado y por ser la embajada perfecta para las bodas del Norte. También a Telva por hacer un evento tan especial en nuestra tierra.

No podemos despedirnos sin dar las gracias a Mercedes Blanco, sin ella no podríamos tener recuerdos tan bonitos de las bodas y eventos en los que participamos. Es una artista.

 

 

Una boda para recordar II

Cuando salieron de la Capilla, el jardín estaba preparado para ser el escenario de un aperitivo inolvidable con muchos abrazos, risas y la deliciosa cocina de Casa Gerardo.

1727080717©mercedesblanco

Mezclamos algunos manteles de lisos del palacio con otros estampados de M viste tu mesa y colocamos centros en tonos suaves.  El buen tiempo, el entorno y la compañía hicieron el resto.

830080717©mercedesblanco

831080717©mercedesblanco

784080717©mercedesblanco

1675080717©mercedesblanco

1743080717©mercedesblanco

1681080717©mercedesblanco

2390080717©mercedesblanco

Los nombres de los invitados colgaban entre ramos de eucalipto, lavanda y gafas para aquellos que las habían dejado olvidadas en casa.

1731080717©mercedesblanco

1729080717©mercedesblanco

La mesa presidencial estaba en el patio. Marta nos pidió una guirnalda que recorriera la mesa de una punta a otra y cayera por los extremos hasta el suelo. La trenzamos con las mismas ramas y flores con las que habíamos decorado el aperitivo pero añadiendo un detalle muy especial: una sopera de la vajilla del ajuar del Palacio a juego con los platos que habían elegido para el almuerzo.

3080717©mercedesblanco

1750080717©mercedesblanco

6080717©mercedesblanco

El resto de mesas estaban distribuidas por el corredor y los distintos salones del Palacio. Todas estaban decoradas con las mismas flores, manteles blancos y dos modelos de bajoplatos distintos: unos de mimbre de Meres y otros verdes de M viste tu mesa.

thumbnail_720080717©mercedesblanco

2329080717©mercedesblanco

Cuando terminó el aperitivo, el espectáculo gastronómico no había hecho más que empezar. El Chef Marcos Moran tenía preparado un menú para sorprender a los invitados y dejar un buen recuerdo en la memoria y en el paladar.

2323080717©mercedesblanco

2441080717©mercedesblanco

2475080717©mercedesblanco

Al terminar el almuerzo salieron a la campera, la parte de atrás del Palacio, un jardín infinito donde se puede disfrutar de las mejores vistas: al bosque y a la fachada de piedra cubierta de hiedra. Allí disfrutaron de un ambiente chill out antes de la fiesta, sin prisa y con toda la tarde por delante.

En ese entorno tan especial fue el primer baile, la entrega del ramo y… un concierto de The Third Floor.

2603080717©mercedesblanco

3003080717©mercedesblanco

2679080717©mercedesblanco

2697080717©mercedesblanco

2881080717©mercedesblanco

2945080717©mercedesblanco

2951080717©mercedesblanco

2991080717©mercedesblanco

2927080717©mercedesblanco

Fue una boda de esas que te alegra mucho que lleguen y da pena que terminen. Fue una boda para recordar.

El maravilloso reportaje es obra de Mercedes Blanco.

Una boda para recordar

Hay amigos que son más familia que aquella con la que compartimos apellido, son los García-Conde, a los que queremos mucho. Por todo eso, la boda de Marta fue muy emocionante.

Tenemos que reconocer que estuvimos tan ilusionadas como nerviosas, porque queríamos que fuera tan especial como merecen y estar a la altura del buen gusto de las madres de Marta y Borja.

Ella quería una boda bonita y clásica, inspirada en las de antes pero con un punto actual. La decoración tenía que ser importante y, a la vez, sobria.

Covadonga Plaza diseñó, partiendo de una mantilla de su abuela Cuca, un vestido romántico lleno de detalles. La novia no solo tenía  flores en el ramo, estaba rodeada de ellas, las llevaban las niñas de arras en sus manos y vestidos.

489080717©mercedesblanco

Marta García-Conde pensó en tres modelos distintos para el cortejo, cada cual más bonito y especial. Para las niñas pequeñas hizo unos vestiditos con una tela estampada que trajo de Londres y encaje antiguo. Para las mayores pensó en unas faldas largas con vuelo. Los niños llevaron unos trajes de monaguillo. Un cortejo único para una novia que también lo fue.

887080717©mercedesblanco

727080717©mercedesblanco

3080717bn©mercedesblanco

920080717©mercedesblanco

 

La capilla de Santa Ana estaba llena, no cabía un alfiler. Nos decidimos por una decoración sencilla porque es un espacio que pide poco para tenerlo todo. Colocamos la alfombra de sisal y los reclinatorios de lino. Al ser en el mes de julio y en un lugar rodeado de bosques como es el Palacio de Meres, elegimos árboles y ramas para dar un toque de frescor.

1093080717©mercedesblanco

1096080717©mercedesblanco

La ceremonia fue vivida con mucha emoción porque era la primera de las nietas que se casaba y para todos los primos fue un gran acontecimiento que siguieron desde el altar con mucha expectación.

1136080717©mercedesblanco

1004080717©mercedesblanco

1184080717©mercedesblanco

Continuará…

1572080717©mercedesblanco

Fotos: Mercedes Blanco