La novia del tocado de flores

Terminamos 2016 viendo una boda nuestra publicada en la web de Telva y hemos querido empezar 2017 enseñandola en nuestro blog.

Hay novias que no solo llevan flores en el ramo también en la cabeza y hoy os queremos enseñar a una de ella: Ana.

111_boda_ana_nacho_10_10_2015

Ana tenía mucho estilo y las ideas muy claras: sabía que quería llevar una corona y el pelo suelto. Así que nos pusimos a buscar flores y empezamos a trenzarlas.

Tenía que ser perfecta: ni muy grande ni muy pequeña, con algo de color pero sin pasarse…

113_boda_ana_nacho_10_10_2015

 

Después de darle vueltas elegimos brunia, rosas feish, astilbe, eucalipto, limonium….

197_boda_ana_nacho_10_10_2015

El ramo tenía las mismas flores e idénticos colores que el tocado y no podía quedar mejor el precioso vestido de otaduy que la novia eligió en Vintage bodas.

163_boda_ana_nacho_10_10_2015

131_boda_ana_nacho_10_10_2015

Quisimos darle un aire más silvestre y alegre. Con un toque otoñal pero alejado de los tópicos.

207_boda_ana_nacho_10_10_2015

453_boda_ana_nacho_10_10_2015

212_boda_ana_nacho_10_10_2015

La ceremonia civil se celebró en la Salgar. Querían hacer algo muy campestre y eso fue lo que tuvieron: en medio de un jardín, rodeados de arboles y de sus invitados.

Hicimos unos centros con flores menudas en tonos malvas y rosas que contrastaban con el mobiliario industrial de la salgar.

Uno de los detalles diferentes es que los novios estuvieron toda la ceremonia mirando a sus invitados y eso hizo que fuera si cabe, más emotivo.

247_boda_ana_nacho_10_10_2015

623_boda_ana_nacho_10_10_2015

622_boda_ana_nacho_10_10_2015

330_boda_ana_nacho_10_10_2015

Al terminar la ceremonia los novios fueron recibidos con cientos flores de hortensias.

269_boda_ana_nacho_10_10_2015

El otoño es una época preciosa para casarse, especialmente si nos regala días como aquel sábado.

535_boda_ana_nacho_10_10_2015

536_boda_ana_nacho_10_10_2015

597_boda_ana_nacho_10_10_2015

En el Museo del pueblo de Asturias les esperaban todos los invitados. Juntos empezaron la celebración con un aperitivo en el jardín.

624_boda_ana_nacho_10_10_2015

708_boda_ana_nacho_10_10_2015

Ya en el interior, estaba preparada la cena. Utilizamos flores iguales a las de la ceremonia pero esta vez las colocamos en cestos de musgo y que hacían juego con el motivo de la papelería.

722_boda_ana_nacho_10_10_2015

718_boda_ana_nacho_10_10_2015

726_boda_ana_nacho_10_10_2015

Y con las mismas flores con las que empezamos el post, terminamos.

774_boda_ana_nacho_10_10_2015

777_boda_ana_nacho_10_10_2015

Foto: Pelayo Lacazatte.

 

 

 

 

Los primeros de muchos

Conocimos a María cuando ella tenía tres años, era compañera de nuestros hijos en el colegio así que os podéis hacer a la idea de la emoción que sentimos cuando nos vino a decir que se casaba. El tiempo vuela y noticias como esa nos hacen aterrizar y empezar a pensar que los pequeños también se acaban haciendo mayores. Ella fue la primera de la clase en prometerse e inaugurar la época de bodas.

Así que nos pusimos manos a la obra, que septiembre estaba cerca y eran muchas las cosas que había que preparar. Durante meses vimos muy de cerca como cuidaban los detalles. Aunque evidentemente se preparan, los gestos sinceros en una boda tienen una naturalidad y frescura especial y esta boda estaba llena de ellos.

Después de meses de preparativos y nervios, llego el gran día. María se preparó en casa rodeada por su familia y acompañada por Ana, que vino desde Guatemala porque por nada del mundo se quería perder un momento tan importante. Juntas vivieron las horas previas como si fuera una fiesta y es que realmente ya lo era.

059_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

135_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

146_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

María quería llevar en el tocado y en el ramo unas ramitas de mimosa, algo complicado por la época del año y por lo que removimos cielo y tierra para que no fuera imposible. Y no lo fue.

153_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

148_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

199_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

Quería un ramo que fuera como ella y para nosotras ella era, además de guapa, alegre y romántica así que pensamos en hortensias, lavanda…y por supuesto, mimosa.

497_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

548_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

El ramo también tenía uno de esos pequeños detalles de los que os hablábamos al principio, bueno en realidad, eran dos: dos medallas: una de Covadonga y otra de San Enrique de Ossó y Santa Teresa, por el lugar donde estudió y ahora trabaja.

684_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

La misa tuvo lugar en el Altar Mayor de la Catedral de Oviedo. Como septiembre acababa de empezar y aún se respiraba verano, decoramos todo con paniculata. Sencillo pero especial.

287_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

292_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

319_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

327_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

484_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

503_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

Para celebrarlo eligieron el Palacio de Valdesoto. En sus jardines, además de disfrutar del aperitivo se pueden sacar fotos preciosas como estas de Pelayo Lacazette.

640_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

716_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

Nacho, el novio, es periodista deportivo en LNE. Su trabajo y pasión por el fútbol inspiró el protocolo de mesas: jugadores de ayer y hoy del Real Oviedo. Las hortensias que pusimos no podían ser de otro color que no fuera azul.

740_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

779_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

Cada mesa tenía la foto y unas líneas sobre el jugador que le daba nombre. Los más veteranos los conocían a todos y algunos ya se hubieran podido ir a dormir en ese momento porque habrían aprendido una cosa nueva.

804_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

Volviendo otra vez al principio y a los detalles, los novios tuvieron uno que nos dejó sin palabras a nosotras, así que imaginamos que a los invitados más todavía: encargaron una chapa para cada uno con algo personal y lo dejaron en la mesa, eso provoco la risa de unos, la emoción de otros y la sorpresa de todos.

741_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

Cientos de velas iluminaron el camino al salón, no hizo falta soplar para que se cumpliera el deseo: la felicidad de los novios era ya una realidad.

806_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

876_Boda_Maria_Nacho_05_09_2015

Si queréis leer mas sobre esta boda, podéis hacerlo en Hortensias Azules.

Las flores se suben a la cabeza

Esto ocurre desde hace tiempo pero en los últimos años especialmente. Las flores son protagonistas no solo del ramo, también de las coronas o tocados que llevan las novias el día de su boda.

Nosotras las hacemos a medida, cada una tiene la suya, igual que ocurre con el vestido. Es un trabajo artesanal y personalizado, hecho a mano con mucho cariño y tiempo.

Sobre gustos no hay nada escrito pero sí hay algunas cosas que nos dan pistas y que hemos querido recopilar aquí:

Si las flores son de colores, suelen ir conjuntadas con los zapatos y el ramo.

0137170614

0165170614

Mercedes Blanco

Si los bordados que lleva el vestido son color plata o dorados se suelen teñir algunas hojitas para que vayan en la misma línea y es algo que queda muy bonito, porque se logra algo natural pero con un toque antiguo.

Nos encanta el momento de ir a ver a nuestra vecina Covadonga Plaza a buscar un trocito de sus bordados para hacer la prueba del ramo. Es importante trabajar mano a mano para que todo encaje.

0019280315

0627280315

0213120714

0421120714

Mercedes blanco

Si las damitas llevan corona se pueden usar las mismas flores, dándole un aire más sencillo.

Hay novias que las llevan desde el principio de la boda, acompañando al velo o sin él. Otras nos las piden para ponérsela después de bailar el vals que es cuando se quita el velo.

IMG-20150918-WA0010

IMG-20150918-WA0008

Mercedes blanco

Hay un tocado para cada novia, dependiendo del vestido que lleven y del estilo que tengan, también de sus gustos florales y de lo “valientes” que sean.

Juan Fernández

Jfk imagen

carmenvisser.ladigue31

FullSizeRender (3)

Hay unos muy discretos y otros bastante llamativos. Como lo hacemos nosotras, todo es posible. Mónica, que es una artista, los hace a capricho y de maravilla, dicho sea de paso.

L1000894

Es algo que vale para una boda en el campo o en la catedral, porque depende de cómo se haga puede tener un aspecto más hippie o más romántico y sobrio.

0439250514

Mercedes blanco

05072014-Mireia&Victor-15020-Editar

Puede hacerse con flores naturales o secas, casi siempre liofilizadas, las rosas y las hortensias tienen un aspecto muy natural y si la boda es fuera o le apetece conservarlo después, puede ser una buena elección.

La conclusión está clara: las flores se suben a la cabeza y las coronas no tienen pies pero vienen pisando fuerte esta temporada.

Blog-de-bodas-La-Champanera-Foto-La-Mar-Studio-4

Blog-de-bodas-La-Champanera-Foto-La-Mar-Studio-11

Nos despedimos con estas fotos de la Mar studio de una sesión de Ana Gayoso, La Champanera, con corona y ramo creados para la ocasión, coloridos y alegres, tal y como ella nos pidió.