La cena y la mesa más bonita del año

Hay tradiciones que llevan en nuestras vidas desde siempre y otras nuevas que tienen pocos años de historia pero, seguro, muchos de futuro. Y esta es una de ellas.
Una llamada de Cati, amiga y creadora del blog Esta mal que yo lo diga, dio el pistoletazo de salida hace varios diciembres a crear juntas la receta para la cena de Navidad perfecta en la que no falta, el menú, la vajilla, la decoración ni las fotos.
Aunque el resultado es precioso, lo mejor ha sido prepararlo: las llamadas, los mensajes con ideas, la mañana en casa todas juntas preparándolo todo y disfrutar después juntas de lo que hemos preparado.

 

 

33191118©mercedesblanco

34191118©mercedesblanco

El año pasado elegimos una estética muy tradicional pero cuando nos contó Cati que prepararía una ensalada de perdiz escabechada, nos vino la inspiración de la Navidad en el campo. Un lugar que tiene mucho encanto para pasar estas fechas al calor de la chimenea y con la naturaleza entrando por la ventana.
Pensando en la mesa, nos apeteció jugar con una de las tendencias de estos últimos años: mezclar distintas vajillas, algo que es muy típico en el campo porque en los armarios conviven vajillas de distintas generaciones, y no pudimos imaginar mejor lugar para encontrar esas piezas que Punto Retro. Allí, además de tratarnos de maravilla, nos dejaron trastear. Nos llevamos dos vajillas diferentes, una cubertería de plata y una cristalería. De la que nos íbamos, vimos unos candelabros de bronce con flores de porcelana a los que no pudimos resistirnos.
Para la ocasión estrenamos un mantel de Mvistetumesa de cuadritos de Vichy blanco y negro. Para crear algo de contraste y darle un toque alegre dimos vida a las flores pintadas en los platos, recreando un efecto 3D.

9191118©mercedesblanco

20191118©mercedesblanco

 

 

Tampoco quisimos que faltara el toque dorado tan propio de estas fechas ni las velas de colores de las que tanto nos escucháis hablar últimamente.

4191118©mercedesblanco

 

 

Las recetas las tenéis en el Blog de Cati, os dejamos un enlace para que toméis nota de todo lo que preparó con productos de El Rebeco. Sentimos mucho que al leer este post sintáis hambre, nosotras disfrutamos mucho saboreando cada uno de los maravillosos platos que preparó mientras disfrutábamos de buena compañía y conversación.
Y es que la Navidad al final es eso, juntarse, hablar, reír, llorar…estar.

19191118©mercedesblanco

42191118©mercedesblanco

30191118©mercedesblanco

36191118©mercedesblanco

Las fotos son de Mercedes Blanco, con la que siempre es un placer coincidir, pero en estas ocasiones especialmente.

La boda de Paloma y Jorge

Paloma lleva varios años trabajando fuera de Asturias, pero cada vez que tiene que mandar un ramo, nos escribe un mail y nosotras nos encargamos de todo. A Paloma y a su madre les encantan las flores y por eso se animaron a venir a uno de nuestros cursillos de Navidad. Fue precisamente ella quien vino a vernos con mucho tiempo de antelación para contarnos que su hija se casaba y reservar la fecha.

La distancia no fue ningún problema porque organizamos muchas cosas por correo electrónico. En uno de los primeros mensajes, nos dijo que confiaba ciegamente en nosotras y que nos daba libertad total, únicamente nos comentó algunos detalles que quería que tuviéramos en cuenta: quería llevar color en ramo, que le gustaban las peonias y el azul. Lo preparamos con todo el cariño del mundo, grande y desestructurado ya que llevaba un vestido con volumen y ella es alta. Mezclamos peonias, delfinium en dos tonos, nardos, verónicas y astrantias con eucalipto y helechos.

LIVEN-Paloma&Jorge-0562

LIVEN-Paloma&Jorge-0611

LIVEN-Paloma&Jorge-1398

Aunque estábamos en pleno mes de junio, el día amaneció muy lluvioso y hubo que cambiar muchos planes. El equipo del Palacio de Meres se volcó en que la lluvia no aguara la fiesta y ambas familias no dejaron de sonreír en ningún momento.
La Misa fue en la Capilla de Santa Ana. Colocamos la alfombra de sisal y un diseño floral “muy campestre”, creando la ilusión de que había brotado del suelo.

LIVEN-Paloma&Jorge-1585

LIVEN-Paloma&Jorge-1578

Durante la ceremonia dejo de llover y el aperitivo se pudo servir en la parte delantera del Palacio. Mezclamos unos manteles de saco de Meres con otros de M Viste tu Mesa en tonos pistacho y coral y adornamos las mesas con jarras llenas de flores.

LIVEN-Paloma&Jorge-2678

LIVEN-Paloma&Jorge-2227

LIVEN-Paloma&Jorge-2622

El Protocolo de Mesas estaba en el porche y quisimos ambientarlo con las plantas típicas de estos rincones: petunias, begonias… La novia nos había pedido que atáramos los carteles de las mesas con cinta de la bandera de España y el resultado gustó mucho.

LIVEN-Paloma&Jorge-2628

LIVEN-Paloma&Jorge-2073

En el interior del Palacio todo estaba preparado para la cena, servida por Marcos Morán. En esta ocasión no hubo mesa presidencial ya que los novios quisieron sentarse con amigos y testigos en una mesa larga en el centro del patio. Para adornarla usamos muchos cacharritos y peonias, las flores favoritas de la novia. Para esa mesa se uso la “vajilla de la abuela”, de la que se habían enamorado en el evento de Telva Novias, igual que les ocurrió con la decoración vegetal del corredor con hiedra y helechos.

LIVEN-Paloma&Jorge-2096

LIVEN-Paloma&Jorge-2152

LIVEN-Paloma&Jorge-2066

LIVEN-Paloma&Jorge-2472

Los centros del resto de las mesas eran todos diferentes entre sí y llevaban peonias, margaritas, claveles y clavelinas en distintos tonos consiguiendo así la explosión de color que nos había pedido la novia.

LIVEN-Paloma&Jorge-2102

LIVEN-Paloma&Jorge-2130

LIVEN-Paloma&Jorge-2064

LIVEN-Paloma&Jorge-2109

 

Aunque el día estaba gris, para ellos no pudo tener más color.

LIVEN-Paloma&Jorge-2725

Fotos: Liven

Una boda en Casa Trabanco II

La celebración fue en Sariego, en la nave de elaboración y el llagar que tiene Trabanco. Los espacios vivieron una transformación absoluta que fue posible gracias a dos cosas: el potencial del lugar y la confianza ciega que depositaron en nosotras. Pero empecemos por el principio: el aperitivo, con sello de la casa, se sirvió en el jardín para disfrute de todos los invitados.
YOLI Y JOSE
YOLI Y JOSEYOLI Y JOSE

YOLI Y JOSEYOLI Y JOSE

En el interior decoramos todo el techo con ramas secas, eucalipto y luces de German Vizcaino, logrando así bajar la altura de la nave para que fuera más acogedora. Tanto gustó la propuesta que no lo desmontamos y ahora está en todas las bodas.
La iluminación en tono rosado fue obra de Siapro y logró crear un ambiente muy especial. Jugamos con la geometría mezclando tableros largos de madera vista y mesas redondas con manteles de M viste tu mesa.
YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE

La presidencia era muy especial ya que sólo estaban los novios. Algo poco habitual pero muy emocionante porque estaban solos y, a la vez, con tus sus invitados.

YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE

El otoño fue el gran proveedor de decoración con brasicas, cardos, manzanas, eucalipto… también usamos velas en tonos verdes y vasitos en distintos colores. Las proteas, flores favoritas de la novia, aparecieron en los centros de mesa y en la papelería que diseñó Paula para la ocasión.
YOLI Y JOSE
YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE

 

Fue una boda de esas que, al acabar, deberían de volver a empezar porque no habrá otra igual.

YOLI Y JOSE

Fotos: JFK IMAGEN SOCIAL

Los colores de Alejandra II

Nos habíamos quedado en la lluvia de pétalos pero no fue la única lluvia de ese día. Una pequeña tormenta de verano para hacer honor a “novia mojada, novia afortunada” hizo acto de presencia pero cualquier cosa con humor es divertida, incluso el agua.

AF-BODA-1582-de-2329-1024x683

AF-BODA-1571-de-2329-1024x683

AF-BODA-2030-de-2329-1-1024x683La lluvia se fue y volvió varias veces pero a nadie le importo, todos estaban muy ocupados disfrutando del aperitivo y felicitando a los novios.

AF-BODA-1178-de-2329-1024x683

Alejandra vino a vernos cuando estuvimos en el encuentro de Telva Novias y se enamoró de unos manteles de M viste tu mesa con pavos y nos los pidió para el aperitivo. Además, le sirvieron de inspiración para la papelería que usamos en el protocolo y en las mesas.

AF-BODA-111-de-2329-1024x683

2L6A7115

En los salones el color siguió siendo protagonista en flores y velas.

2L6A7205

2L6A7201-1024x683
2L6A7200

AF-BODA-1904-de-2329-1024x683
AF-BODA-1953-de-2329-1024x683

Y con su fiesta empezamos la segunda parte de una temporada que seguro que será como su boda: inolvidable.

AF-BODA-2091-de-2329-1024x683

AF-BODA-2321-de-2329-1024x683

Fotos: tecueme

Una novia medieval II

La celebración fue en el Castillo de San Cucao, allí les estaba esperando Paula de Living las bodas que se había encargado de cuidar cada detalle para que todo fuera sobre ruedas y los novios solo tuvieran que encargarse de disfrutar.

Laura y David798

Laura y David809

Laura y David878

Laura y David883

Laura y David922

Laura y David936

En la zona del aperitivo mezclamos unos manteles de M viste tu mesa color verde pistacho con otros que tenían allí y dejamos alguna mesa desvestida. El buen tiempo, las hortensias del jardín y lo mucho que había que celebrar, hicieron el resto.

Laura y David940

Laura y David929

Laura y David948

Laura y David956

Para el protocolo de mesas querían usar pacas de paja, algo que hizo resaltar mucho la papelería diseñada por Living las bodas para la ocasión con unas hortensias agostadas dibujadas, las mismas que pusimos para dar un toque de color.

Laura y David962

Laura y David963

El salón vivió una autentica transformación, quitamos las cortinas y creamos un espacio diáfano para cenar mientras caía la noche. Cambiamos la mantelería y llevamos una de M viste tu mesa de lino color avellana, bajoplatos de ratán y platos para el pan.

La mesa reservada para la presidencia nos sirvió para crear un fondo de escenario y colocamos delante la de los novios que quedaron enmarcados por velas y verde.

Laura y David1080

Laura y David1086

Laura y David1076

Laura y David1078

Laura y David1079

Laura y David1085

Laura y David1101

Laura y David1169

 

Laura y David1173

Una novia medieval que parecía una princesa, estaba en un castillo y vivió una boda de cuento.

Las fotos son de JFK Imagen Social.

 

 

 

Una boda para recordar II

Cuando salieron de la Capilla, el jardín estaba preparado para ser el escenario de un aperitivo inolvidable con muchos abrazos, risas y la deliciosa cocina de Casa Gerardo.

1727080717©mercedesblanco

Mezclamos algunos manteles de lisos del palacio con otros estampados de M viste tu mesa y colocamos centros en tonos suaves.  El buen tiempo, el entorno y la compañía hicieron el resto.

830080717©mercedesblanco

831080717©mercedesblanco

784080717©mercedesblanco

1675080717©mercedesblanco

1743080717©mercedesblanco

1681080717©mercedesblanco

2390080717©mercedesblanco

Los nombres de los invitados colgaban entre ramos de eucalipto, lavanda y gafas para aquellos que las habían dejado olvidadas en casa.

1731080717©mercedesblanco

1729080717©mercedesblanco

La mesa presidencial estaba en el patio. Marta nos pidió una guirnalda que recorriera la mesa de una punta a otra y cayera por los extremos hasta el suelo. La trenzamos con las mismas ramas y flores con las que habíamos decorado el aperitivo pero añadiendo un detalle muy especial: una sopera de la vajilla del ajuar del Palacio a juego con los platos que habían elegido para el almuerzo.

3080717©mercedesblanco

1750080717©mercedesblanco

6080717©mercedesblanco

El resto de mesas estaban distribuidas por el corredor y los distintos salones del Palacio. Todas estaban decoradas con las mismas flores, manteles blancos y dos modelos de bajoplatos distintos: unos de mimbre de Meres y otros verdes de M viste tu mesa.

thumbnail_720080717©mercedesblanco

2329080717©mercedesblanco

Cuando terminó el aperitivo, el espectáculo gastronómico no había hecho más que empezar. El Chef Marcos Moran tenía preparado un menú para sorprender a los invitados y dejar un buen recuerdo en la memoria y en el paladar.

2323080717©mercedesblanco

2441080717©mercedesblanco

2475080717©mercedesblanco

Al terminar el almuerzo salieron a la campera, la parte de atrás del Palacio, un jardín infinito donde se puede disfrutar de las mejores vistas: al bosque y a la fachada de piedra cubierta de hiedra. Allí disfrutaron de un ambiente chill out antes de la fiesta, sin prisa y con toda la tarde por delante.

En ese entorno tan especial fue el primer baile, la entrega del ramo y… un concierto de The Third Floor.

2603080717©mercedesblanco

3003080717©mercedesblanco

2679080717©mercedesblanco

2697080717©mercedesblanco

2881080717©mercedesblanco

2945080717©mercedesblanco

2951080717©mercedesblanco

2991080717©mercedesblanco

2927080717©mercedesblanco

Fue una boda de esas que te alegra mucho que lleguen y da pena que terminen. Fue una boda para recordar.

El maravilloso reportaje es obra de Mercedes Blanco.

Una boda muy familiar

Ser tantas en la tienda hace que sea fácil tener a una sobrina entre las novias del año. Sus bodas son especiales porque, además de trabajar, vamos de invitadas.

Mónica y Tato quisieron casarse en Somió porque siempre veranearon allí y les traía muy buenos recuerdos.

La novia nos pidió un ramo silvestre que hicimos con rosas spray, eucalipto, senecio, astrantia… logrando una mezcla con mucho verde,  algo de gris y toques de color crudo.

01141151016

El vestido era de Marcos Luengo y tenía un detalle muy especial: unas puntillas familiares que hacían de ese traje un diseño único e irrepetible.

07811151016

07351151016

07001151016

En la Iglesia de San Julián se han casado varios primos de la novia, así que intentamos decorarlo de una manera diferente. En el altar colocamos centros asimétricos con flores menudas, dándole un toque romántico.

12801151016

12901151016

La nota de color la pusieron las pamelas de las invitadas, que eran impresionantes.

21361151016

La celebración fue en el Palacio de la Riega que tiene una gran terraza y las mejores vistas de Gijón.

17351151016

19101151016

Para el protocolo de mesas nos trajeron unas esculturas de El Póntico, escultor y  tío de la novia, que representaban unos árboles.

22521151016

Dentro mantuvimos el color verde del paisaje, para ello trabajamos con el equipo de Nacho Manzano que sacó bajoplatos dobles y un vaso de agua en un tono manzana. Queríamos dar un aire fresco y ceder protagonismo a las acuarelas que el padre de Mónica pintó para la ocasión recreando playas asturianas, también se encargó de las minutas con motivos marinos. Ningún detalle se dejó al azar, la mantelería color arena y los nudos marineros que hizo la novia para atar las servilletas, lograron que la costa estuviera más cerca que nunca.

19041151016

19051151016

19021151016

19031151016

La presidencia tenía un mantel con un suave estampado de M viste tu mesa y estaba colocada en el centro, para que todos los invitados estuvieran cerca de los novios y no perdieran detalle de momentos como el reparto del ramo.

26871151016

22991151016

27081151016

En la discoteca que montó Siapro en la terraza bailamos hasta que amaneció. Nadie quería marcharse de allí, de ser por nosotros, la música seguiría sonando.

24651151016

Fotos: Mercedes Blanco