Una boda para recordar II

Cuando salieron de la Capilla, el jardín estaba preparado para ser el escenario de un aperitivo inolvidable con muchos abrazos, risas y la deliciosa cocina de Casa Gerardo.

1727080717©mercedesblanco

Mezclamos algunos manteles de lisos del palacio con otros estampados de M viste tu mesa y colocamos centros en tonos suaves.  El buen tiempo, el entorno y la compañía hicieron el resto.

830080717©mercedesblanco

831080717©mercedesblanco

784080717©mercedesblanco

1675080717©mercedesblanco

1743080717©mercedesblanco

1681080717©mercedesblanco

2390080717©mercedesblanco

Los nombres de los invitados colgaban entre ramos de eucalipto, lavanda y gafas para aquellos que las habían dejado olvidadas en casa.

1731080717©mercedesblanco

1729080717©mercedesblanco

La mesa presidencial estaba en el patio. Marta nos pidió una guirnalda que recorriera la mesa de una punta a otra y cayera por los extremos hasta el suelo. La trenzamos con las mismas ramas y flores con las que habíamos decorado el aperitivo pero añadiendo un detalle muy especial: una sopera de la vajilla del ajuar del Palacio a juego con los platos que habían elegido para el almuerzo.

3080717©mercedesblanco

1750080717©mercedesblanco

6080717©mercedesblanco

El resto de mesas estaban distribuidas por el corredor y los distintos salones del Palacio. Todas estaban decoradas con las mismas flores, manteles blancos y dos modelos de bajoplatos distintos: unos de mimbre de Meres y otros verdes de M viste tu mesa.

thumbnail_720080717©mercedesblanco

2329080717©mercedesblanco

Cuando terminó el aperitivo, el espectáculo gastronómico no había hecho más que empezar. El Chef Marcos Moran tenía preparado un menú para sorprender a los invitados y dejar un buen recuerdo en la memoria y en el paladar.

2323080717©mercedesblanco

2441080717©mercedesblanco

2475080717©mercedesblanco

Al terminar el almuerzo salieron a la campera, la parte de atrás del Palacio, un jardín infinito donde se puede disfrutar de las mejores vistas: al bosque y a la fachada de piedra cubierta de hiedra. Allí disfrutaron de un ambiente chill out antes de la fiesta, sin prisa y con toda la tarde por delante.

En ese entorno tan especial fue el primer baile, la entrega del ramo y… un concierto de The Third Floor.

2603080717©mercedesblanco

3003080717©mercedesblanco

2679080717©mercedesblanco

2697080717©mercedesblanco

2881080717©mercedesblanco

2945080717©mercedesblanco

2951080717©mercedesblanco

2991080717©mercedesblanco

2927080717©mercedesblanco

Fue una boda de esas que te alegra mucho que lleguen y da pena que terminen. Fue una boda para recordar.

El maravilloso reportaje es obra de Mercedes Blanco.

Una boda para recordar

Hay amigos que son más familia que aquella con la que compartimos apellido, son los García-Conde, a los que queremos mucho. Por todo eso, la boda de Marta fue muy emocionante.

Tenemos que reconocer que estuvimos tan ilusionadas como nerviosas, porque queríamos que fuera tan especial como merecen y estar a la altura del buen gusto de las madres de Marta y Borja.

Ella quería una boda bonita y clásica, inspirada en las de antes pero con un punto actual. La decoración tenía que ser importante y, a la vez, sobria.

Covadonga Plaza diseñó, partiendo de una mantilla de su abuela Cuca, un vestido romántico lleno de detalles. La novia no solo tenía  flores en el ramo, estaba rodeada de ellas, las llevaban las niñas de arras en sus manos y vestidos.

489080717©mercedesblanco

Marta García-Conde pensó en tres modelos distintos para el cortejo, cada cual más bonito y especial. Para las niñas pequeñas hizo unos vestiditos con una tela estampada que trajo de Londres y encaje antiguo. Para las mayores pensó en unas faldas largas con vuelo. Los niños llevaron unos trajes de monaguillo. Un cortejo único para una novia que también lo fue.

887080717©mercedesblanco

727080717©mercedesblanco

3080717bn©mercedesblanco

920080717©mercedesblanco

 

La capilla de Santa Ana estaba llena, no cabía un alfiler. Nos decidimos por una decoración sencilla porque es un espacio que pide poco para tenerlo todo. Colocamos la alfombra de sisal y los reclinatorios de lino. Al ser en el mes de julio y en un lugar rodeado de bosques como es el Palacio de Meres, elegimos árboles y ramas para dar un toque de frescor.

1093080717©mercedesblanco

1096080717©mercedesblanco

La ceremonia fue vivida con mucha emoción porque era la primera de las nietas que se casaba y para todos los primos fue un gran acontecimiento que siguieron desde el altar con mucha expectación.

1136080717©mercedesblanco

1004080717©mercedesblanco

1184080717©mercedesblanco

Continuará…

1572080717©mercedesblanco

Fotos: Mercedes Blanco

 

 

 

Algo blanco y algo verde

Nunca se vive lo suficientemente lejos como para no poder venir a Asturias a casarse. Esa es una conclusión a la que hemos llegado después de muchos mails y de cada uno de los kilómetros que se recorren algunas de nuestras novias para venir a casarse aquí.  Lourdes, concretamente, vino desde Miami. Vino a casarse a la tierra de su padre y lo hizo acompañada de familiares y amigos venidos de todas las partes del mundo, entre ellos el novio que es cubano.

Vino con una gran sonrisa y su traje de novia. Imaginaos la maleta, los nervios y las ganas tan grandes que hay que tener. Asturias es realmente una tierra afortunada por la cantidad de gente que la quiere.

0409260816

0453260816

El vestido era precioso, de encaje ceñido al cuerpo y con cola. Para crear un contraste, hicimos un ramo con mucho volumen, expresivo y despeinado, con eucalipto y rosas de distintos tamaños. No quisimos añadir más colores que el verde del campo, el blanco del vestido de novia y el plateado del tocado.

0732260816

0736260816

La novia se vistió en la habitación del Palacio de Meres con las ventanas abiertas y arboles bailando con el viento. Ella se dedica a producción de moda y quiso cuidar cada detalle para que todo fuera tan mágico como siempre había soñado.

Con su padrino recorrió los pocos metros que separan el palacio de la Capilla de Santa Ana, acompañada por la música de la gaita y por una niña ideal vestida de arras por Marta García-Conde, con la que siempre es un lujo coincidir.

0062260816

0955260816

1026260816

Emocionada caminó hacia el altar, donde le esperaba su novio y una nueva vida.

1064260816

1126260816

Llenamos todo de flores y vegetación. Colocamos hayas a lo largo de la nave y enredadera en los pulpitos, recreando la naturaleza que habían visto fuera también en el interior.

1128260816

El altar estaba lleno de flores con dos centros a ambos lados y una guirlanda que hicimos con hortensias blancas y verdes, eucalipto, espuelas, lisiantus…

1131260816

Pusimos una alfombra de sisal y reclinatorios de lino para que destacara aun más la decoración y nada robara protagonismo a los colores elegidos ni, por supuesto, a los novios.

1160260816

1459260816

La semana que viene os enseñamos más fotos de Mercedes Blanco y os contamos cómo lo celebraron.

1506260816

La comunión de Afri

La semana pasada hablábamos de las comuniones y hoy os enseñamos la más especial que hemos tenido este año, tenéis que perdonarnos  las demás pero es que su protagonista es hija de Mónica. Su madre es muy importante para nosotros, forma parte del equipo y de la familia.  Queremos tanto a esa niña como si fuera hija nuestra y por eso vivimos todos los preparativos de una manera muy especial.

El vestido se lo hizo Marta García-Conde a su prima Cova y fue tan especial que Afri quiso llevarlo dieciséis años después. Con Marta no compartimos apellidos pero es como si fuera de casa, así que fue un gusto ir a verla para las pruebas  que siempre acababan con un aperitivo. Aparte de ser amiga es también una artista, no hay nadie como ella y supo volver a superarse de nuevo.

198020517©mercedesblanco

176020517©mercedesblanco

Fotos: Mercedes Blanco

El vestido llevaba en el cuerpo unas florecitas bordadas en tonos malva y verdes, esos tonos junto con su pasión por el ballet le dieron la pista a su madre para trenzar un tocado de flores que acababa en el moño que ella misma se hizo.

Marta diseñó una capita a juego con el vestido que quitaba el frío y hacia el vestido todavía más especial.

16020517©mercedesblanco

Foto: Mercedes Blanco

Mercedes Blanco, a la que todas queremos mucho y fue compañera de Mónica del colegio,  participó en este momento tan especial dejándonos unas fotos que aparte de ser preciosas son para siempre.

10020517©mercedesblanco

70020517©mercedesblanco

Fotos: Mercedes Blanco

Afri recibió la comunión en el colegio San Ignacio junto con sus compañeros de clase. Fue una ceremonia preciosa que vivimos todos con mucha emoción. A la salida fue recibida con muchos besos por todos, especialmente de sus amigas que no perdieron detalle de todo lo que pasaba.

IMG_2384

IMG_2393

IMG_2398

Después pusimos rumbo al Club de Tenis. Eso era lo único que sabía Afri porque lo que allí le esperaba fue una autentica sorpresa.

El ballet y el color turquesa fueron el tema de conversación de varias tardes en la tienda. Queríamos hacer algo tan especial como ella y queríamos que fuera así desde el principio, desde la misma puerta.

Paula de Living las bodas nos diseñó un cartel precioso y Monica hizo una corona de tul donde coloco su par de puntas de ballet.

IMG_2432

Adornamos la pared con un regalo que hizo su tia Vir, unos carteles donde Afri era la primera bailarina de una de sus obras favoritas en el Teatro Campoamor.

thumbnail_IMG_2465

Llenamos la chimenea de bailarinas y flores, por poner, pusimos flores hasta en las letras de su nombre. Queríamos que todo reflejara alegría.

IMG_2419

IMG_2336

El mantel de la mesa de los niños era de su color favorito: azul turquesa. De los jarrones salían bailarinas y peonias de tul. La vajilla y las servilletas tenían los mismos colores y protagonistas.

IMG_2366

IMG_2367

IMG_2464

Para los mayores apostamos por manteles blancos y flores en los tonos de la fiesta.  Las servilletas eran de la colección de liberty de Mvistetumesa  , que tambien nos trajó los bajoplatos. Los marcasitios tenían el mismo dibujo que el recordatorios de Pepe, pepa y cia.

IMG_2420

IMG_2413

IMG_2418

IMG_2415

No podía faltar el rincón de las chuches, un lugar que recibió muchas visitas a lo largo del día y que tenía dos fuentes llenas de  unas galletas muy especiales: unas eran regalo de Elena, intima amiga de la familia, que las hizo y envió desde Mallorca.

Los brownes de Isabel llevaban un ingrediente especial: el cariño y eso se notó tanto que se acabaron rapidísimo.

IMG_2341

IMG_2526

IMG_2524Recibió muchos regalos pero para nosotras el mejor de todos fue ella.

IMG_2423

IMG_2433

IMG_2416

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A ciegas

Teníamos las mismas ganas de enseñaros esta boda que las que tuvimos en su día cuando estábamos preparándola. Chapa y su madre son las clientas que cualquiera quisiera tener, desde el primer momento se pusieron en nuestras manos y nos dejaron hacer. Algo que nos resultó una responsabilidad y un placer a partes iguales.

_MG_2141

Cuando vimos el vestido de Marcos Luengo, nos quedamos sin palabras, nos gustaba todo: la manga larga, el escote en la espalda, la falda de organza… Unos detalles del bordado inspiraron las notas de color del ramo que hicimos para ella con rosas de jardín, eucalipto, verónicas, flor de arroz y astrantias. Pensamos en flores que reflejaran el romanticismo y la dulzura del traje y la novia.

773C4921

773C4898

773C4914

Chapa se preparó en la suite de Rua Quince, desde allí se veía la Catedral, lugar a donde empezaban a llegar los primeros invitados.

Cuando llego la hora, Chapa salió del brazo de su padre de Rua Quince, pero hubo alguien que no quiso esperar y fue corriendo a recibirla:Cata, su niña de arras, que llevaba un vestido de Marta García-Conde. Para ella hicimos una corona y un aro con flores de los mismos colores que llevaba el ramo de la novia.

IMG_9929

IMG_9943

En la Catedral quisimos hacer algo diferente a lo que habíamos hecho en otras ocasiones. Han sido muchas las veces que lo hemos decorado y de las primeras que teníamos carta blanca para dar rienda suelta a nuestra imaginación. El retablo nos dio la pista que necesitábamos: concretamente su color azul. La época del año y la juventud de los novios quedaron reflejadas en los delfinium y las hortensias con las que llenamos el pasillo y el altar.

IMG_6202

773C5071

IMG_6200

773C5110

IMG_6222

A la salida, los novios fueron recibidos por sus familiares y amigos, con los que se marcharon caminando a celebrarlo. Un paseo corto que se alargó con abrazos, fotos y felicitaciones.

IMG_0160

IMG_0140

Aunque todo el mundo ha pasado muchas veces por delante, pocos son los que conocen el interior de Rua Quince, por eso y porque no hay mejor manera de dar la bienvenida a alguien que con unas flores, hicimos un bodegón con hiedras, velas y hortensias. Queríamos que resultara muy acogedor. El aperitivo se sirvió en uno de los salones del palacio, con vistas a la catedral.  Escribimos el menú que preparo Deloya en distintos espejos para que todos los invitados pudieran verlo.

_MG_2799

773C5611

773C5365

Unas acuarelas pintadas por la madre del novio y los nombres de jugadores del Real Oviedo, nos sirvieron para dar forma al sitting plan. Los novios son grandes forofos del equipo de la ciudad y nadie se sorprendió cuando vieron los nombres de las mesas.

773C5358

El jardín fue el lugar elegido para la cena. Global Rent monto  una carpa transparente de la que colgamos luces de verbena. Aprovechamos la entrada para colocar un recordatorio de las mesas.

IMG_6335

_MG_2785

_MG_2788

Todas las mesas eran redondas salvo la presidencial, que quisimos destacar de una manera especial, por eso pedimos a los novios que nos trajeran algo que tuviera significado para ellos. Chapa y Álvaro nos llevaron un mantel familiar y unos candelabros de plata. Para el resto de las mesas apostamos por una mantelería neutra de Deloya y los  bajoplatos de ratan de MVistetumesa que daban un toque rustico acorde con el jardín donde se celebraba la cena. Unas soperas inglesas llenas de hortensias azules daban el toque de color, el humor lo ponían los meseros que recreaban el canto de una alineación justo antes de empezar el partido.

IMG_2931

IMG_6324

IMG-20150704-WA0037

_MG_2790

_MG_2789

_MG_2791

Los novios dejaron un sobre con el nombre de cada invitado dedicándoles unas palabras. Un bonito detalle porque hay tantas cosas que decir y poco tiempo para ello. Que la papelería fuera azul no era casualidad y es que, cuando se sienten tanto los colores, no se puede pensar en otros.

IMG_6325

Inés, la hermana de la novia, vivió con mucha ilusión todos los preparativos de la boda. Conocía todos los detalles, salvo uno: que el ramo iba a ser para ella.

IMG_2939

El vals fue como el saque de honor del partido, después de eso, empezó algo grande.

_MG_3049

Las fotos son de Rodrigo Cores.

 

 

Making of de la sesión de comunión

Hace un par de semanas os enseñamos una sesión de comuniones en la casona de San Andrés. Hoy queremos compartir todo lo que hay detrás, lo que no se ve pero esta ahí. Y es que, aunque en una foto salga solo una persona, en realidad hay muchas trabajando para que todo salga bien.

Todo empezó semanas antes, cuando visitamos con libros e ideas la casona. Aquel día llovía un montón, exactamente igual que cuando hicimos la sesión. Fuimos juntas para inspirarnos e intercambiar impresiones.

IMG_20160404_231042

IMG-20160212-WA0021

Volvimos empapadas y con muchas ideas en las que trabajar. Cada una tenía que encargarse de una pieza del puzle para que todo encajara de maravilla. Y nos pusimos manos a la obra…

Las semanas siguientes fueron de muchas llamadas, visitas a la tienda y mensajes. La suerte es que como además de trabajar juntas, nos llevamos todas genial, fue divertido.

Empezamos el montaje el día antes, en el que, para variar, también llovió. Por suerte en Asturias ya estamos curtidos y nada nos frena.

IMG_20160226_133844

Con la cantidad de coches que había aparcados a la mañana siguiente delante de la casa, todo tenía que ir sobre ruedas.

Era divertido ver el trasiego de vestidos, flores, niñas, coronas, mantelería, papelería, vajilla, cámaras…

IMG-20160227-WA0017

En la casa hacia mucho frío así que teníamos a las niñas “guardadas” en el salón con calefacción, abrigos y mantas. Katisukas que en el último momento cambiábamos por bailarinas, capas que volaban justo antes de que Mercedes hiciera la foto y paraguas sujetados de puntillas para que nadie se mojara y a la vez no salieran en la foto.

IMG_0317

Mónica y Marta estaban pendientes de las niñas: de poner y quitar los vestidos, hacer las lazadas, colocar las coronas… la verdad es que sin ellas la sesión no hubiera salido igual.

IMG_0306

IMG_0315

IMG_0377

IMG_0334

Cati estuvo la mayor parte de la mañana entre los fogones de la cocina, pero de vez en cuando salía y venía a ver qué tal iba todo. La verdad es que se nos hacia la boca agua con todo lo que había preparado.

IMG_0329

IMG_0330

IMG_0340

IMG_0408

La mesa estaba llena, pero al final todos los platos se quedaron vacíos, fue un éxito absoluto.

IMG_0347

Todo lo que digamos de las niñas es poco: se portaron genial, fueron unas super modelos y aguantaron fenomenal todas las horas que duró la sesión.

Mercedes les pedía que se pusieran serias y entre foto y foto, se les escapaba la risa.

IMG_0364

IMG_0366 (2)

IMG_0413

Y no podemos olvidarnos de Mercedes, que no paro en todo el día, que subió y bajó escaleras, entró y salió de casa mil veces…un lujo de fotógrafa y de amiga.

IMG_0313

IMG_0310

IMG_0388

IMG_0419

¿A que teníamos razón cuando os decíamos al principio que detrás de una foto hay mucho?

Decorando una primera comunión

Este post empieza en una pequeña capilla que está en San Andres pero podría ser cualquier parroquia o colegio.

Cuando empezamos a pensar la decoración, tuvimos claro que queríamos hacer algo acorde a lo que iba a ocurrir allí: una comunión. De ahí el protagonismo de las flores blancas, el significado de las espigas y el adorno de la Virgen, ya que mayo es su mes.

Enmarcamos la entrada de la capilla con hiedra, paniculata y ramas floridas para que lo vieran los familiares y amigos que siguieron la ceremonia desde la puerta por falta de espacio.

0677270216

Nos pareció una idea bonita trenzar una guirnalda  para rodear la imagen de piedra. También hicimos ramos silvestres para llenar los jarrones que pusimos en el altar.

23

24

Cuando terminó la misa, atravesamos el jardín hasta la casa. Allí adornamos distintos rincones para la ocasión: lo que alegro la vista y la cámara.

60

66

Después de las fotos, de los regalos, de los besos de las abuelas (barra de labios incluida), de enseñar el vestido a las amigas…llegó el momento de sentarse a comer.

67

31

Para los niños teníamos pensada una mesa en el jardín, pero la lluvia no estuvo de acuerdo. Así que tuvimos que trasladarla al corredor.

Quisimos hacer algo especial para ellos, donde fueran totalmente protagonistas. Mónica eligió manteles en colores alegres y servilletas diferentes pero coordinadas. Como la mesa era alargada, pensamos en pequeños jarroncitos  y tazas llenas de flores.

Cati preparó una comida que hizo las delicias de los pequeños: con hamburguesas, croquetas, mini pizzas  y Patricia escribió el menú con un diseño sencillo, inspirado en la tela de las servilletas.

El rincón con chucherías colocado de una manera especial. Duró tan poco que a Mercedes casi no le dio tiempo a hacer las fotos.

77

85

80

90

91

Para los mayores preparamos el comedor. Un lugar tranquilo y agradable, lejos de ruidos y lleno de recuerdos. Aprovechamos la consola y la repisa de la chimenea para colocar flores. No queríamos que fuera igual que la mesa de los niños pero sí que mantuviera ese aire primaveral y alegre que tienen las celebraciones donde los niños son protagonistas.

93

96

Cati nos propuso un menú tipo buffet y nosotras nos pusimos a pensar para hacer algo diferente.

La mesa del comedor era tan bonita que nos dio pena cubrirla con un mantel y decidimos dejarla desnuda. Acercamos una mesa auxiliar y reconvertimos una estantería para ganar espacio.

Mónica pensó en bajoplatos provenzales, vajilla inglesa y servilletas de flores. Estilos diferentes que supo armonizar bien y que mezclamos con plantitas y flores de colores vivos y primaverales.

Aprovechamos para sacar esas piezas que todos tenemos en casa y que nunca encontramos ocasión: la comunión es un buen momento para disfrutar de lo que no usamos habitualmente.

Pero la diferencia con la mesa de los niños no solo estaba en la decoración y el espacio, también en el menú. Cati preparo un almuerzo exquisito que hizo las delicias de la cámara y también del paladar (algo de lo que podemos dar fe).

117

98

110

119

A los niños les encanta jugar después de comer y cuando se cansan, suelen ir  a la mesa de los mayores. Y a los mayores les encanta después de comer tranquilos, recibir la visita y los correspondientes besos de los pequeños.

Así que el postre, para delicia de ambas partes, se comió en la mesa de los mayores. Una tarta especial y cuya receta es uno de los secretos mejor guardados. Lo que desde luego ya no lo es, fue su fantástico sabor.

105

107

Después de la tarta, los mayores tomaron el café y los pequeños volvieron a sus juegos, y es que pocas cosas hay más divertidas que mirarse en el reflejo de una jarra. Una de ellas es ver como se miraban.

122