La boda de Carlota y Fede II

Para celebrarlo eligieron un lugar muy especial para la familia de la novia: el Palacio de la Concepción. Allí disfrutaron de un aperitivo servido por Deloya y de las mejores vistas de Gijón: una panorámica de toda la ciudad, desde la Laboral hasta el mar.

1917300917 ©mercedesblanco

3247300917 ©mercedesblanco

3332300917 ©mercedesblanco

3338300917 ©mercedesblanco

3271300917 ©mercedesblanco

3304300917 ©mercedesblanco

3336300917 ©mercedesblanco

Fede se encargó de preparar el protocolo de mesas que estaba inspirado en los países que habían visitado juntos y al que nosotras solo tuvimos que poner unas flores.

2763300917 ©mercedesblanco

2767300917 ©mercedesblanco

Poco a poco se fue haciendo de noche y la ciudad y el palacio se iluminaron.

2738300917 ©mercedesblanco

Hicimos un camino de velas para que los invitados encontraran el lugar donde estaba preparada la cena.

2796300917 ©mercedesblanco

2809300917 ©mercedesblanco

La boda fue a primeros de octubre y acabábamos de recibir los primeros brezos de la temporada que colocamos en piezas de loza azules para mantener el mismo colorido que en la ceremonia.

2826300917 ©mercedesblanco

Carlota dividió el ramo en cuatro partes y se lo regaló a tres de sus primas y a su madre.
Pero no solo ellas tuvieron regalo, algunos de los invitados recibieron escrita en una pizarra una de sus frases más divertidas y es que hay momentos que son imborrables.

2939300917 ©mercedesblanco

2949300917 ©mercedesblanco

2931300917 ©mercedesblanco

2954300917 ©mercedesblanco

2902300917 ©mercedesblanco

2900300917 ©mercedesblanco

2905300917 ©mercedesblanco

El padre de la novia sorprendió a todos tocando la batería y regalándonos un momento tan divertido como la foto.

thumbnail_2550300917©mercedesblanco

Fue una boda muy especial, tanto que queremos repetir y es que hay bodas que tenían que celebrarse todos los años.
Fotos: Mercedes Blanco

La boda de Paloma y Jorge

Paloma lleva varios años trabajando fuera de Asturias, pero cada vez que tiene que mandar un ramo, nos escribe un mail y nosotras nos encargamos de todo. A Paloma y a su madre les encantan las flores y por eso se animaron a venir a uno de nuestros cursillos de Navidad. Fue precisamente ella quien vino a vernos con mucho tiempo de antelación para contarnos que su hija se casaba y reservar la fecha.

La distancia no fue ningún problema porque organizamos muchas cosas por correo electrónico. En uno de los primeros mensajes, nos dijo que confiaba ciegamente en nosotras y que nos daba libertad total, únicamente nos comentó algunos detalles que quería que tuviéramos en cuenta: quería llevar color en ramo, que le gustaban las peonias y el azul. Lo preparamos con todo el cariño del mundo, grande y desestructurado ya que llevaba un vestido con volumen y ella es alta. Mezclamos peonias, delfinium en dos tonos, nardos, verónicas y astrantias con eucalipto y helechos.

LIVEN-Paloma&Jorge-0562

LIVEN-Paloma&Jorge-0611

LIVEN-Paloma&Jorge-1398

Aunque estábamos en pleno mes de junio, el día amaneció muy lluvioso y hubo que cambiar muchos planes. El equipo del Palacio de Meres se volcó en que la lluvia no aguara la fiesta y ambas familias no dejaron de sonreír en ningún momento.
La Misa fue en la Capilla de Santa Ana. Colocamos la alfombra de sisal y un diseño floral “muy campestre”, creando la ilusión de que había brotado del suelo.

LIVEN-Paloma&Jorge-1585

LIVEN-Paloma&Jorge-1578

Durante la ceremonia dejo de llover y el aperitivo se pudo servir en la parte delantera del Palacio. Mezclamos unos manteles de saco de Meres con otros de M Viste tu Mesa en tonos pistacho y coral y adornamos las mesas con jarras llenas de flores.

LIVEN-Paloma&Jorge-2678

LIVEN-Paloma&Jorge-2227

LIVEN-Paloma&Jorge-2622

El Protocolo de Mesas estaba en el porche y quisimos ambientarlo con las plantas típicas de estos rincones: petunias, begonias… La novia nos había pedido que atáramos los carteles de las mesas con cinta de la bandera de España y el resultado gustó mucho.

LIVEN-Paloma&Jorge-2628

LIVEN-Paloma&Jorge-2073

En el interior del Palacio todo estaba preparado para la cena, servida por Marcos Morán. En esta ocasión no hubo mesa presidencial ya que los novios quisieron sentarse con amigos y testigos en una mesa larga en el centro del patio. Para adornarla usamos muchos cacharritos y peonias, las flores favoritas de la novia. Para esa mesa se uso la “vajilla de la abuela”, de la que se habían enamorado en el evento de Telva Novias, igual que les ocurrió con la decoración vegetal del corredor con hiedra y helechos.

LIVEN-Paloma&Jorge-2096

LIVEN-Paloma&Jorge-2152

LIVEN-Paloma&Jorge-2066

LIVEN-Paloma&Jorge-2472

Los centros del resto de las mesas eran todos diferentes entre sí y llevaban peonias, margaritas, claveles y clavelinas en distintos tonos consiguiendo así la explosión de color que nos había pedido la novia.

LIVEN-Paloma&Jorge-2102

LIVEN-Paloma&Jorge-2130

LIVEN-Paloma&Jorge-2064

LIVEN-Paloma&Jorge-2109

 

Aunque el día estaba gris, para ellos no pudo tener más color.

LIVEN-Paloma&Jorge-2725

Fotos: Liven

Teresa se casó en verano I

El verano tiene algo que le falta al resto del año: la alegría, el buen tiempo, las hortensias…igual es la suma de todo.
Teresa eligió esta época del año y la ciudad donde la vimos crecer para dar el sí a Pelayo en dos de los escenarios más típicos de Oviedo: la Catedral y el hotel Reconquista.
En una de las habitaciones se vistió acompañada de su familia. Allí se puso su traje, un elegante diseño de Marcela Mansergas con una preciosa cola. El ramo tenía un aire clásico con un punto actual, inspirado en la juventud y la madurez de Teresa. Mezclamos Achemilla, Lisiantus, Astilbe…y colocamos una medalla de la Virgen con un significado especial para ella.

2451220717 ©mercedesblanco

1326220717 ©mercedesblancoLa novia entró del brazo de su padre y acompañada por su cortejo y su hermana. Para arroparla en su camino al altar, colocamos copas con plantas y hortensias a lo largo del camino. La decoración fue sencilla porque el retablo, rico en detalles y color, tenía gran protagonismo.
La ceremonia fue muy emotiva, repleta de gestos y detalles, entre ellos la ceremonia de velación.

1386220717 ©mercedesblanco

1413220717 ©mercedesblanco

1428220717 ©mercedesblanco

1463220717 ©mercedesblanco

1789220717 ©mercedesblanco

1796220717 ©mercedesblanco

Los novios recorrieron sus primeros pasos como marido y mujer con una enorme sonrisa y con todos sus invitados como testigos del momento.

2072220717 ©mercedesblanco

2120220717 ©mercedesblanco

En el Reconquista todo estaba listo para recibir a los invitados. El aperitivo fue al aire libre en el patio y estuvo marcada por las felicitaciones, los abrazos y las conversaciones.

2275220717 ©mercedesblanco

2278220717 ©mercedesblanco

2230220717 ©mercedesblanco

2205220717 ©mercedesblanco

2185220717 ©mercedesblanco

Colocamos dos protocolos de mesas: uno en el medio del patio y otro a la entrada del salón. Ambos tenían unas acuarelas pintadas por una amiga de la novia de lugares importantes para ellos. Elegimos un colorido suave para las flores para que los dibujos lucieran en todo su esplendor.

2168220717 ©mercedesblanco

2166220717 ©mercedesblanco

2271220717 ©mercedesblanco

Os esperamos a la entrada del salón la semana que viene.
Fotos: Mercedes Blanco

Una boda en Casa Trabanco II

La celebración fue en Sariego, en la nave de elaboración y el llagar que tiene Trabanco. Los espacios vivieron una transformación absoluta que fue posible gracias a dos cosas: el potencial del lugar y la confianza ciega que depositaron en nosotras. Pero empecemos por el principio: el aperitivo, con sello de la casa, se sirvió en el jardín para disfrute de todos los invitados.
YOLI Y JOSE
YOLI Y JOSEYOLI Y JOSE

YOLI Y JOSEYOLI Y JOSE

En el interior decoramos todo el techo con ramas secas, eucalipto y luces de German Vizcaino, logrando así bajar la altura de la nave para que fuera más acogedora. Tanto gustó la propuesta que no lo desmontamos y ahora está en todas las bodas.
La iluminación en tono rosado fue obra de Siapro y logró crear un ambiente muy especial. Jugamos con la geometría mezclando tableros largos de madera vista y mesas redondas con manteles de M viste tu mesa.
YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE

La presidencia era muy especial ya que sólo estaban los novios. Algo poco habitual pero muy emocionante porque estaban solos y, a la vez, con tus sus invitados.

YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE

El otoño fue el gran proveedor de decoración con brasicas, cardos, manzanas, eucalipto… también usamos velas en tonos verdes y vasitos en distintos colores. Las proteas, flores favoritas de la novia, aparecieron en los centros de mesa y en la papelería que diseñó Paula para la ocasión.
YOLI Y JOSE
YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE

 

Fue una boda de esas que, al acabar, deberían de volver a empezar porque no habrá otra igual.

YOLI Y JOSE

Fotos: JFK IMAGEN SOCIAL

Boda en Casa Trabanco

Dicen que de una boda sale otra boda pero, en esta ocasión, salieron muchas. Fuimos a Casa Trabanco hace un año y, desde entonces, volvemos cada poco.
Yoli vivió los preparativos con mucha ilusión porque la ceremonia y la celebración iban a ser en un lugar en el que ella se sentía como en casa porque, de hecho, es de su familia.
Paula, que por aquel entonces dirigía Living las bodas, fue la encargada de organizar todo y tan bien lo hizo que ahora trabaja allí de responsable de eventos.
Este fue uno de los retos más bonitos del 2017. Un lugar con belleza singular y mucho potencial, historia y sabor. Una familia estupenda. El entorno no podía ser más especial: decenas de manzanos con sus ramas, hojas y frutos y el paisaje asturiano que tan bonito es, aunque estemos acostumbrados.

YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE

 

 

El otoño fue muy protagonista con sus colores, empezando por el ramo de la novia inspirado en los tonos del tocado de flores de tela que le hicieron en Le Touquet.

YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE

 

YOLI Y JOSE

La ceremonia fue en un antiguo túnel que se empezó a construir para unir Gijón con San Martín del Rey Aurelio. Abrimos las puertas de par en par, colocamos unos cortinones y un arco para enmarcar a los protagonistas. Jugamos con el contraste y utilizamos sillas transparentes que rompían un poco y le daban un aire especial sin restar protagonismo a las barricas.
YOLI Y JOSE
YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE
YOLI Y JOSE

 
También decoramos el coche en el que llegaron los novios y le hicimos un adorno a dos invitados muy especiales: la hija de Jose y su perrito.
La ceremonia era una pista de lo que iba a venir: una celebración con nombre propio y muchas botellas de sidra. Lo que bien empieza, acaba de manera extraordinaria.
YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE
YOLI Y JOSE
YOLI Y JOSE
YOLI Y JOSE

YOLI Y JOSE

a05b5500-c097-4512-8876-cc8a75219d32

YOLI Y JOSEFotos: JFK IMAGEN SOCIAL

Una boda junto al mar II

 

El azul es el color favorito de la novia y es el mismo que tiene el mar, que apasiona al novio. Por eso nos es difícil imaginar a donde estuvieron mientras los invitados se dirigían al Palacio de Valdesoto.

Foto-453

Foto-456

Foto-514

 

En el Palacio de Valdesoto estaba todo preparado para recibirles, el equipo de Isaac del Real Balneario de Salinas había estado trabajando para que los invitados vivieran, junto con los novios, un día inolvidable.

 

Adela les estaba esperando a su llegada y de la lluvia, con la que había empezado el día, ya no quedaba rastro, así que pudieron disfrutar del jardín.

Foto-562

Foto-570

Foto-603

Foto-604

Foto-528

Foto-608

 

El protocolo de mesas estaba en la entrada del salón, aprovechando un espejo del palacio y como os podéis imaginar, las mesas tenían el nombre de algunas de sus calas favoritas.

Foto-544

Foto-545

 

Dividimos el salón en dos ambientes: una para la cena y otra para el baile. Para separar las dos zonas usamos candelabros con velas y hiedra.

Foto-532

Foto-534

 

Los grandes ventanales del palacio creaban la ilusión de estar en cenando en medio del jardín. La mesa presidencial tenia un centro alto y distinto al resto, que tenían cacharritos de cristal con hortensias y flor blanca.

Foto-535

Foto-537

Foto-536

 

Los invitados recibieron a los novios con globos de luz y música. Lo que no sabían es que ellos tenían preparada una sorpresa que iluminaria sus caras minutos más tarde.

Foto-671

Foto-676

Foto-705

 

 

Adriana y Javi dieron a algunos invitados cartas que les habían escrito para agradecerles su cariño y decirles lo importantes que eran para ellos. Este detalle tan personal emocionó a todos y dejo sin palabras a los que las recibieron.

Foto-742

Foto-731

Foto-724

 

Pero no solo dieron la cartas, también el ramo de novia dividido en dos con sus respectivas chapas de La Señorita. Un recuerdo para siempre.

Foto-749

Foto-755

Foto-760

Foto-759

Foto-751

 

Y después tantas emociones llegó una más: el primer baile de muchos más.

Foto-770

Foto-791

 

 

 

Fotos: La Mar Studio.

 

 

 

Una boda junto al mar I

Adriana ha sido una de las novias más ilusionadas y felices que han pasado por aquí. Su sonrisa lo decía todo pero, áun así, vamos a contaros cosas sobre su preciosa boda.
El tocado de flores de cera que le hizo Paula de Le Touquet tenía un colorido muy especial y decidimos “pintar” el ramo con los mismos tonos: rosados, azules, blancos…
El velo de tul de seda en rosa empolvado dejaba ver el escote de la espalda hecho con un juego de puntillas muy especial por Nicolás Costura.
El ramo estaba dividido en dos y llevaba una cinta de terciopelo y una chapa de La Señorita que nos trajo la novia.

 

La Iglesia de Luanco se encuentra al borde del mar rodeada por un pequeño jardín. Colocamos dos grandes adornos a ambos lados del altar y dejamos todo el protagonismo al retablo barroco y a los novios.

Todo el mundo esperaba la llegada de la novia con mucha expectación, especialmente su cortejo, con divertidos mensajes escritos en pizarras.


A los novios fuera les esperaba una lluvia de pétalos de rosa, arroz y un arco hecho con remos por los amigos piragüistas del novio.

Con todos esos besos y abrazos nos despedimos hasta la semana que viene donde continuaremos el viaje con ellos.

Fotos: La Mar Studio