La cena previa a la entrega de los Premios Princesa de Asturias

Oviedo tiene una fecha señalada en azul en el calendario: el día de los premios. Decimos día, pero pensamos en semana porque desde el jueves pasado la ciudad se llena de cultura e ilusión.
Los Premios Princesa de Asturias son un altavoz para el Principado. Las calles se visten de gala, la agenda se llena de actos y los periódicos de entrevistas y reportajes sobre las personalidades que nos visitan.
Es una suerte ser de aquí y vivir muy de cerca todo lo que sucede y, todavía más, decorar uno de los actos más íntimos y emotivos: la cena de la noche previa a la entrega que comparten los Reyes, el Patronato y los premiados.
Un acontecimiento que, desde hace unos años, tiene lugar en la plaza de Trascorrales, junto al Ayuntamiento. Todavía estamos trabajando en la cena de este año y por eso nos parece un momento perfecto para hablaros de la velada del año anterior.
Aunque estamos muy acostumbradas a decorar eventos, este tiene unas peculiaridades que hacen que le demos más vueltas: la solemnidad que requiere cualquier acto de la Casa Real, a la par que la sencillez protocolaria, y nuestras ganas de sorprender, hacen que sea muy especial y emocionante. Trabajamos mano a mano con la Fundación para que todo salga perfecto y estar a la altura de la confianza que depositan en nosotras.
El año pasado nos inspiramos en el otoño, pero no en la gama tradicional de marrones, verdes secos y granates. Pensamos en una versión de la estación más alegre con naranjas y berenjenas como colores protagonistas.
El acto tiene dos partes, un aperitivo que se ofrece al llegar y la cena posterior. Como el espacio es diáfano creamos una separación con unas columnas y flores.El año pasado utilizamos dos tipos de recipientes, unos jarrones de cristal y unos cuencos enormes del mismo material de las columnas, llenos de asclepias, claveles, germinis, hojas de monstera, Fénix y thalaspi.

IMG_3114

IMG_3109

IMG_3112

IMG_3111

IMG_3107

IMG_3110

IMG_3104

IMG_3103

Todas las mesas eran redondas, salvo la presidencial que era imperial y estaba colocada en un extremo de la sala.
El equipo de Esther Manzano mezcló dos cristalerías distintas para que hubiera una pieza de color, y nosotras añadimos unos vasitos verdes con velas dentro. Los centros estaban en recipientes de cristal para transmitir frescura y dar más protagonismo al adorno floral.

IMG_3116

IMG_3117

IMG_3099

IMG_3139

IMG_3105

 

La presidencia tenía un adorno que iba de extremo a extremo de la mesa, recreando repetitivamente los centros de las otras mesas.

IMG_3125

IMG_3123

IMG_3100

También decoramos las escaleras que quedan justo detrás de la mesa donde se sentaban los Reyes, para darles más relevancia y crear un marco para los discursos.

IMG_3127

Mientras preparamos la decoración de esta edición, os dejamos con los protagonistas de un año más de historia de la Fundación Princesa de Asturias.
Martin Scorsese, Premio Princesa de Asturias de las Artes
• Alma Guillermoprieto, Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades
• Amref Health Africa, Premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional
• Reinhold Messner y Krzysztof Wielicki, Premio Princesa de Asturias de los Deportes
• Fred Vargas, Premio Princesa de Asturias de las Letras
• Michael J. Sandel, Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales
• Svante Pääbo, Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica
• Sylvia A. Earle, Premio Princesa de Asturias de la Concordia

Vino y fuimos II

El título del post era una pista del lugar de la celebración y ahora que ya lo sabéis es fácil imaginar que el lugar elegido fue una bodega. Concretamente Vega Sicilia que es de la familia del novio.
Quisimos hacer una decoración acorde al lugar y aprovechar la temática para hacer algo diferente y especial.
El aperitivo fue en el Jardín Japonés. Un rincón muy especial de la bodega donde todos los invitados pudieron disfrutar de la cocina del Chef Nacho Manzano que viajó con parte de su equipo hasta allí para servir el almuerzo.
El sitting plan no podía ser más especial, utilizamos botellas de vino para ayudar a los invitados a encontrar su sitio dentro de la nave, todo ello contando con la complicidad de Sara Rivera, capitana de Sr EvENT Plan.

0710a126-9cc7-4fc8-9f32-b928bc6fbcbb

e866db2a-a970-4d1c-9325-f006c96eb1f2

El almuerzo fue en la Nave de Elaboración, un lugar muy especial para el novio porque siempre celebran allí la comida de San Isidro.
En el centro había cuatro mesas presidenciales bajo un emparrado, el resto estaban colocadas entre los depósitos.

cebcb7a4-fccb-4752-8607-f6a43ed1d690

c98069e4-43df-49c2-9635-7af9593a5886

e871db87-3b91-4da9-a993-2778a307cf43

 

 

En las mesas alargadas había unas guirnaldas tenían pequeñas bombillitas que simulaban los reflejos del sol, otras estaban decoradas con unas lámparas.

a589a05a-1da1-4915-b8f7-e971f4b65463

766d15a6-2000-4bfd-88ff-95b3e018e3ef

Hicimos centros con botellas de vino vacías y frascas de cristal de distintos tonos. También jugamos con algunas piezas de la vajilla de Manzano para darle color a las mesas. Cada minuta estaba personalizada con el nombre de quien se iba a sentar.
Estaba cuidado hasta el último detalle y todo pensando en que fuera algo mejor que perfecto: especial.

LIVEN-Cristina&JuanCarlos-4071

785e808e-0448-4987-bb39-97a9e149059a

c58cfe85-391c-4c83-8ae3-ec269e7f928a

LIVEN-Cristina&JuanCarlos-5488

Fue un placer para nosotras llevar un trocito de Asturias hasta allí.

Fotos: liven

Pequeña y, a la vez, grande

No todas las bodas son multitudinarias. Hay parejas que deciden celebrar su día de una manera diferente y, no por ello menos,  especial. Las bodas intimas nos encantan porque  son familiares e intensas. Un secreto compartido con poca gente y que todo el mundo guarda en el corazón.

Hiedra y Jaime se casaron en verano del año pasado y querían una boda a todo color. Tanto color quiso la novia que en vez de llevar algo azul, llevó todo azul. Bueno, todo todo no, el ramo fue en tonos fucsias y verdes.

Hiedra_Jaime_web-403

Para la ceremonia civil eligieron un rincón del jardín de la Salgar, bajo robles centenarios y cerca del hórreo.

Diseñamos un arco de madera que después recubrimos con flores y rematamos con una cortina de lino. Los novios querían una decoración alegre, colorida y veraniega. Y esa fue la premisa con la que llenamos los cestos de flores dándole un aire silvestre y romántico.

Hiedra_Jaime_web-42

Hiedra_Jaime_web-47

Hiedra_Jaime_web-49

Hiedra_Jaime_web-44

Hiedra_Jaime_web-400

Lo bonito de algo tan intimo fue que tuvieron muy cerca a todas las personas que querían. La sensación fue como la de las navidades, o las fechas señaladas, todos juntos en un salón. Como en casa o incluso mejor porque Esther Manzano se encargó de preparar un menú inolvidable.

Pusimos centros pequeños en copas de piedra y vasitos con los mismos tonos que usamos para la ceremonia.  Fue muy especial. Y tan, tan intimo que los novios estuvieron solos en la mesa. No les hizo falta nada más para tenerlo todo.

Hiedra_Jaime_web-358

Hiedra_Jaime_web-357

 

Fotos_ Joaquín González

Una boda muy familiar

Ser tantas en la tienda hace que sea fácil tener a una sobrina entre las novias del año. Sus bodas son especiales porque, además de trabajar, vamos de invitadas.

Mónica y Tato quisieron casarse en Somió porque siempre veranearon allí y les traía muy buenos recuerdos.

La novia nos pidió un ramo silvestre que hicimos con rosas spray, eucalipto, senecio, astrantia… logrando una mezcla con mucho verde,  algo de gris y toques de color crudo.

01141151016

El vestido era de Marcos Luengo y tenía un detalle muy especial: unas puntillas familiares que hacían de ese traje un diseño único e irrepetible.

07001151016

07351151016

07811151016

En la Iglesia de San Julián se han casado varios primos de la novia, así que intentamos decorarlo de una manera diferente. En el altar colocamos centros asimétricos con flores menudas, dándole un toque romántico.

12801151016

12901151016

La nota de color la pusieron las pamelas de las invitadas, que eran impresionantes.

21361151016

La celebración fue en el Palacio de la Riega que tiene una gran terraza y las mejores vistas de Gijón.

17351151016

19101151016

Para el protocolo de mesas nos trajeron unas esculturas de El Póntico, escultor y  tío de la novia, que representaban unos árboles.

22521151016

Dentro mantuvimos el color verde del paisaje, para ello trabajamos con el equipo de Nacho Manzano que sacó bajoplatos dobles y un vaso de agua en un tono manzana. Queríamos dar un aire fresco y ceder protagonismo a las acuarelas que el padre de Mónica pintó para la ocasión recreando playas asturianas, también se encargó de las minutas con motivos marinos. Ningún detalle se dejó al azar, la mantelería color arena y los nudos marineros que hizo la novia para atar las servilletas, lograron que la costa estuviera más cerca que nunca.

19071151016

19051151016

19021151016

19031151016

La presidencia tenía un mantel con un suave estampado de M viste tu mesa y estaba colocada en el centro, para que todos los invitados estuvieran cerca de los novios y no perdieran detalle de momentos como el reparto del ramo.

22991151016

27081151016

En la discoteca que montó Siapro en la terraza bailamos hasta que amaneció. Nadie quería marcharse de allí, de ser por nosotros, la música seguiría sonando.

24651151016

Fotos: Mercedes Blanco

 

 

La novia del tocado de flores

Terminamos 2016 viendo una boda nuestra publicada en la web de Telva y hemos querido empezar 2017 enseñandola en nuestro blog.

Hay novias que no solo llevan flores en el ramo también en la cabeza y hoy os queremos enseñar a una de ella: Ana.

111_boda_ana_nacho_10_10_2015

Ana tenía mucho estilo y las ideas muy claras: sabía que quería llevar una corona y el pelo suelto. Así que nos pusimos a buscar flores y empezamos a trenzarlas.

Tenía que ser perfecta: ni muy grande ni muy pequeña, con algo de color pero sin pasarse…

113_boda_ana_nacho_10_10_2015

 

Después de darle vueltas elegimos brunia, rosas feish, astilbe, eucalipto, limonium….

197_boda_ana_nacho_10_10_2015

El ramo tenía las mismas flores e idénticos colores que el tocado y no podía quedar mejor el precioso vestido de otaduy que la novia eligió en Vintage bodas.

163_boda_ana_nacho_10_10_2015

131_boda_ana_nacho_10_10_2015

Quisimos darle un aire más silvestre y alegre. Con un toque otoñal pero alejado de los tópicos.

207_boda_ana_nacho_10_10_2015

453_boda_ana_nacho_10_10_2015

212_boda_ana_nacho_10_10_2015

La ceremonia civil se celebró en la Salgar. Querían hacer algo muy campestre y eso fue lo que tuvieron: en medio de un jardín, rodeados de arboles y de sus invitados.

Hicimos unos centros con flores menudas en tonos malvas y rosas que contrastaban con el mobiliario industrial de la salgar.

Uno de los detalles diferentes es que los novios estuvieron toda la ceremonia mirando a sus invitados y eso hizo que fuera si cabe, más emotivo.

247_boda_ana_nacho_10_10_2015

623_boda_ana_nacho_10_10_2015

622_boda_ana_nacho_10_10_2015

330_boda_ana_nacho_10_10_2015

Al terminar la ceremonia los novios fueron recibidos con cientos flores de hortensias.

269_boda_ana_nacho_10_10_2015

El otoño es una época preciosa para casarse, especialmente si nos regala días como aquel sábado.

535_boda_ana_nacho_10_10_2015

536_boda_ana_nacho_10_10_2015

597_boda_ana_nacho_10_10_2015

En el Museo del pueblo de Asturias les esperaban todos los invitados. Juntos empezaron la celebración con un aperitivo en el jardín.

624_boda_ana_nacho_10_10_2015

708_boda_ana_nacho_10_10_2015

Ya en el interior, estaba preparada la cena. Utilizamos flores iguales a las de la ceremonia pero esta vez las colocamos en cestos de musgo y que hacían juego con el motivo de la papelería.

722_boda_ana_nacho_10_10_2015

718_boda_ana_nacho_10_10_2015

726_boda_ana_nacho_10_10_2015

Y con las mismas flores con las que empezamos el post, terminamos.

774_boda_ana_nacho_10_10_2015

777_boda_ana_nacho_10_10_2015

Foto: Pelayo Lacazatte.

 

 

 

 

Una boda en Hawaii

La boda de Aida y Pablo ha sido una de las más divertidas de la temporada y ni el frío ha podido convencernos de que esperáramos al buen tiempo para enseñaros las fotos.

Cuando ellos vinieron a vernos y nos contaron la idea que tenían en la cabeza, nos encanto. Trasladar Hawaii a la Riega nos parecía un reto apasionante y el motivo precioso: ellos se habían casado allí solos y querían volver a vivir ese momento rodeados de familiares y amigos.

En la invitación hablaban de una boda pero en realidad la gente iba a asistir a un viaje…un viaje inolvidable. En la maleta solo hacía falta llevar ropa de fiesta y ganas de pasarlo bien.

La novia nos pidió un ramo de peonias y olivo. Quería algo sencillo como su vestido y que hiciera juego con el tocado que le había hecho Cristina Pascual.

aida-y-pablo-jfkimagensocial6

Al aterrizar allí los invitados estaban desconcertados: el trayecto había sido corto pero habían llegado muy lejos.

aida-y-pablo-jfkimagensocial14

Para la ceremonia nos habían pedido un arco de flores. Ambientamos el espacio con hojas de monstera, palmito, flores de acanto, peonias… El pasillo lo llenamos de pétalos, velas y flores.

 

aida-y-pablo-jfkimagensocial7

aida-y-pablo-jfkimagensocial9

aida-y-pablo-jfkimagensocial13

aida-y-pablo-jfkimagensocial11

aida-y-pablo-jfkimagensocial16

La ceremonia oficiada por Javi de Liebling fue emocionante y divertida. Fue volver a esa playa donde se habían dicho sí pero esta vez con toda la gente que no podía faltar.

aida-y-pablo-jfkimagensocial17

aida-y-pablo-jfkimagensocial18

Al final se intercambiaron Leis que son los collares hawaiianos y que nosotras preparamos para la ocasión.

aida-y-pablo-jfkimagensocial20

aida-y-pablo-jfkimagensocial21

Aunque el día era muy soleado, como es típico en Hawaii a la salida se vieron sorprendidos por una lluvia…de olivo.

aida-y-pablo-jfkimagensocial10

aida-y-pablo-jfkimagensocial37

aida-y-pablo-jfkimagensocial39

La celebración fue tipo Cocktail. Colocamos un bodegón de bienvenida, palmeras incluidas y que por un momento nos hizo dudar de si estábamos de vacaciones o trabajando.

aida-y-pablo-jfkimagensocial31

aida-y-pablo-jfkimagensocial41

Y como en casa del herrero no siempre hay cuchillos de palo, ellos quisieron poner el toque de su proyecto Rawcoco que muchos conoceréis en Gijón.

aida-y-pablo-jfkimagensocial28

aida-y-pablo-jfkimagensocial29

aida-y-pablo-jfkimagensocial32

aida-y-pablo-jfkimagensocial27

La papelería de Living las bodas daba ese toque exótico que pedían los novios y que tanto gustó a los invitados.

aida-y-pablo-jfkimagensocial30

El chiringuito de tabaco de Living las bodas no tenía nada que envidiar a los que se pueden encontrar paseando por la isla.

aida-y-pablo-jfkimagensocial42

aida-y-pablo-jfkimagensocial33

Se hizo de noche y también la luz gracias a cientos de bombillas que iluminaron el cielo de su particular paraíso.

aida-y-pablo-jfkimagensocial43

aida-y-pablo-jfkimagensocial44

Si la boda había sido diferente, la fiesta no podía ser menos. Nos pusimos manos a la obra y transformamos la carpa en una zona disco para que los invitados siguieran la fiesta.

thumbnail_imagen-1

Las fotos son de Jfk con los que hemos coincidido varias veces este año y siempre es un placer. La coordinación corrió a cargo de Wednesday WP que lograron que todo saliera perfecto.

 

 

 

 

 

 

 

 

Bodas de verano I

Volvemos a estar por aquí después de uno de los veranos mas atípicos que recordamos y también difícil de olvidar. Este año hemos tenido problemas para que entrara todo en el maletero pero en vez de equipaje llevábamos flores, jarrones y plantas. Hemos hecho muchos kilómetros pero la mayoría sin salir de Asturias. Hemos estado en casas, palacios, hoteles donde nos hemos quedado a soñar en vez de a dormir. Y… ¿sabéis qué? No lo cambiamos por nada, nos encanta nuestro trabajo y nuestros novios.

IMG-20160728-WA0003

Hemos vivido un verano precioso lleno de bodas diferentes y parejas únicas. No hemos parado y todavía nos quedan por delante unos meses de mucho movimiento.

Para compensar nuestra ausencia os hemos preparado un “popurrí” de fotos de estos dos meses, necesitaríamos mucho mas de dos post para que vierais todas las que os queremos enseñar, pero tenemos tiempo y un curso entero por delante para hacerlo ¿no?.

En sesenta y dos días da tiempo a todo: a bodas civiles y religiosas, urbanas y campestres, pequeñas y grandes…

IMG_1134

IMG_0870

Palacio de Meres.

LuciaPepe_Baja_DDVYR-204

Días de vino y rosas.

IMG-20160903-WA0012

Hotel Ayre.

img-20160829-wa0004

La Riega

IMG_20160722_205150

Palacio de Meres.

IMG-20160709-WA0007

IMG_20160805_210125

IMG_20160903_195459

img-20160820-wa0009

Hemos hecho ramos con todas las flores posibles y de todos los colores: uno partiendo de un tocado de Le touquet, otro con unas flores que tenían un significado especial, otro en los mismos tonos que los zapatos, cada uno tenía su historia y todas eran preciosas.

IMG_20160827_131035

Pelayo Lacazette.

_mg_5600

Cristina Cañibano.

IMG-20160827-WA0000

Mercedes Blanco

IMG_20160831_120032

Al norte del norte.

img-20160903-wa0010

qd

Ricardo Moreno

qv

La semana que viene os seguiremos contando más cosas de nuestro verano, que si una boda da para mucho, imaginaros un montón…

IMG_0735

Palacio de la concepción

Como en casa en cualquier parte

Uno de los privilegios de nuestro trabajo es que solemos ver el traje de la novia antes del día de la boda. Cuando Ana Cristina nos lo enseño, nos quedamos impresionadas por el volumen que tenía la falda y lo bonito que era el cinturón. Enseguida se nos empezaron a ocurrir ideas para el ramo: tenía que ser recogido y corto porque el talle era bastante alto y no queríamos que tuviera que estar pendiente de los tallos. No quería llevar color, pero tampoco que fueran blancas, así que le enseñamos unas rosas color champagne.

Semanas después se estaba vistiendo en el Palacio de Meres y la verdad es que iba como una autentica princesa.

1

2

4

4

La capilla de Santa Ana estaba preciosa decorada con hortensias, tan típicas del verano y tan nuestras. Adornamos los pulpitos y colocamos una guirnalda en el altar. Aprovechamos distintos rincones para colocar algunas velas, que siempre dan mucha calidez. Los testigos, que eran un montón, arroparon a los novios y vivieron la ceremonia desde primera fila.

5

6

7

8

9

Para que el novio no echara de menos su tierra en un día tan especial, Ana Cristina decidió traerle un trocito de San Sebastián. Un grupo de baile regional amenizo el aperitivo con la reverencia y el aurresku, que fue vivido con emoción por unos y con sorpresa por otros.

10

12

El espectáculo siguió con las propuestas gastronómicas de Nacho Manzano entre las que nunca falta el arroz con pitu.

12

De San Sebastián a París se va dando un paseo, eso fue lo que pensaron los novios cuando nos contaron su idea de poner a las mesas nombres de los lugares más emblemáticos de la ciudad del amor. Para que nadie se perdiera había un mapa que nos había traído la novia de uno de sus últimos viajes.

14

Pese a lo grande que es Paris, logramos meterlo en varios salones del palacio. Pensamos en manteles blancos y en centros coloridos para crear contraste y recrear ese romanticismo que tiene la capital de Francia.

15

16

Si hay algo que sabe bien la gente de San Sebastián es hacer de la gastronomía una fiesta. Y que mejor ocasión que una cena para crear la tamborrada, un acontecimiento que tiene lugar la víspera de la celebración de su patrono y en la que se iza la bandera y salen las distintas sociedades gastronómicas tocando la marcha de Sarriegui, vestidos de cocineros y tocando barriles y tambores. Ni ese era el día ni estaban allí, pero eso fue lo de menos.

17

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un invierno diferente

Que las bodas de invierno están de moda nos parece indiscutible, pero no estamos de acuerdo en que tengan que ser todas iguales: el invierno tiene mucho que aportar.

Una buena y bonita forma de demostrarlo fue la boda de Cristina y Joaquín, que se casaron el 5 de diciembre.

Mercedes Blanco, fotógrafa y amiga ya adelanto la semana pasada los primeros detalles y nosotros recogemos el testigo para contaros un poco más. (Pincha aquí)

Cristina quería que su boda tuviera un aire navideño, algo sutil pero para nada evidente. Otra lectura de esta época, que parece que siempre se cuenta la misma historia.

Para su ramo buscamos rosas de distintos tonos y tamaños, buscando darle movimiento y frescura. Lo atamos con una cinta de tercipelo color topo que hacia juego con su velo de Teresa Palazuelo.

0040051215

La celebración tuvo lugar en el Palacio de la Riega, aunque estábamos en diciembre, el día fue primaveral, así que el aperitivo que inicialmente estaba previsto en el interior, se sirvió en la terraza.

0042051215

En el bodegón de bienvenida que colocamos a la entrada, podía leerse el menú servido por Nacho Manzano y que la Navidad estaba cerca.

0056051215

En el salón montamos un árbol de Navidad, pero no uno cualquiera: un abeto natural de tres metros adornado por eucalipto dorado, hortensias secas y piñas. A sus pies colocamos un nacimiento de piedra.

0060051215

La chimenea encendida daba un toque muy hogareño. Pero no era el único fuego que había, colocamos cientos de velas en distintos rincones para potenciar esa magia que tienen las mañanas de invierno.

El arranque de las escaleras fue otro de los rincones que quisimos destacar y pocos fueron los que se resistieron a fotografiarse en ellas.

A la entrada de la carpa donde iban a almorzar estaba el protocolo de mesas donde hicimos una representación de la naturaleza en esa época del año, mezclando flores, hojas y frutos.

0049051215

0043051215

Los  bajoplatos granates y copas verdes de Nacho Manzano fueron el punto de partida para decorar las mesas. Nos inspiramos en las montañas que es donde se vive el invierno más intenso, con la nieve blanca y una naturaleza intensa y viva.

0046051215

0047051215

0048051215

No podíamos imaginar mejor boda para terminar un año lleno de celebraciones inolvidables y para empezar otro igual, o mejor.

 

La boda de Hilda

_MG_6201

Para nosotros hablar de lavanda es hablar de verano y desde hace un par de años, es hablar de la boda de Hilda.

Casilda se casa escribió en su momento un post sobre ella y hace una par de semana volvió a recordarlo y es que, una boda así, es difícil de olvidar.

Hilda quería algo especial, prueba de ello fueron el vestido de La Tua Pelle y la chistera, nos quitamos el sombrero por ello, nunca mejor dicho.

MG_6342

Quería que la lavanda estuviera muy presente en la boda, así que empezamos por el ramo: le hicimos uno con cientos de tallos de lavanda atados con una cuerda, como recién cogido del campo tras un paseo por la Provenza.

MG_6347

AyHselec-308

La ceremonia se celebró en la capilla del Palacio de Meres, quisimos huir del rojo y del terciopelo y nos decantamos por el lino y el sisal para el pasillo y los reclinatorios. Los canastos llenos de lavanda y aster  enmarcaban el camino desde la puerta al altar, donde utilizamos cestos y jarrones a distintas alturas.

hilda 023

hilda 022

Fotos: Via el Invernadero

 

_MG_6232

Durante el aperitivo la lavanda siguió teniendo gran protagonismo, creamos distintos rincones entre ellos uno con una caja con los nombres de los novios y la fecha de la boda.

hilda 014

hilda 030

Las hortensias del jardín y un rincón de la sidra dieron el toque asturiano a una boda servida por el chef Nacho Manzano.

MG_6446

AyHselec-400

Uno de los detalles más prácticos y divertidos fue un rincón con sombreros panamá que trajo la novia de un viaje y que nos deja imágenes como esta.

MG_6436

Organizamos el protocolo de mesas partiendo de una idea de la novia. Las plantas de lavanda nos sirvieron de inspiración para el resto de la boda.

Colocamos faroles en distintos lugares para encenderlos cuando terminara la tarde y potenciar la magia que tienen las noches de verano.

hilda 002

hilda 006

Foto: El Invernadero

Para las mesas nos pidió cristal, usamos recipientes de distintos tamaños llenos de lavanda, aster y muchas velas.

hilda 040

Foto: El Invernadero

Llenamos el techo del llagar de luces para el baile y para una noche de verano. Nos dijeron que fue tan divertida que se les hizo de día y viendo las fotos de Dias de vino y rosas solo podemos dar fe de ello.

AyHselec-584