Una boda en el Palacio de Meres

Desde que empezamos el blog han sido muchas las bodas que os hemos enseñado en el Palacio de Meres. Hoy queremos contaros algunos  detalles sobre este escenario que salió en varias películas y donde tantos momentos felices se han vivido.

El Palacio se edificó a principios del siglo XV y fue remodelado a finales del XVII. Sus jardines e interiores conquistaron a los protagonistas de este post que no se pensaron dos veces lo de celebrar allí su boda.

Patricia paso sus últimas horas de soltera en una de sus habitaciones acompañada por Lorena Carbajal que  la dejo impecablemente maquillada y Bárbara de Barbareando encargada de peinarla y colocar el tocado de hortensias, rosas y paniculata dorada que le hicimos a juego con el ramo y los bordados de su vestido.

0017120915

0018120915

0020120915

0021120915

0260120915

La misa tuvo lugar en la Capilla de Santa Ana que es así como se llama al templo que se encuentra pegado al Palacio.

La iglesia está formada por una nave central y dos laterales. Tiene un  retablo precioso. Para la ocasión pensamos en una decoración que jugara con distintas alturas, en tonos silvestres y con gran protagonismo de las hortensias agostadas.

Las velas estuvieron presentes desde el principio hasta el final de la boda, desde media tarde  hasta bien entrada la noche, creando una atmósfera romántica.

0459120915

0519120915

0955120915

0026120915

0016120915

Cuando hace bueno, como fue el caso, el aperitivo se sirve en el jardín que hay justo delante de la fachada del palacio.  Bajo los soportales se instaló el equipo de Isaac Loya encargado ese día del catering.

0027120915

0029120915

0054120915

La decoración era muy sencilla porque ya el Palacio en si viste mucho. El brezo puso la nota de color. La hiedra parecía un espejo donde se miraba el paisaje, verde y frondoso.

Desde el corredor de madera del segundo piso siguieron muchos invitados el primer baile de los novios,iluminados por cientos de faroles y la mayor de sus sonrisas.

0031120915

0004120915

Como veis, para tener una boda de cuento no hace falta ser princesa, basta con casarse en un palacio.

Las fotos son de Mercedes Blanco.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s