La boda de Carlota y Fede II

Para celebrarlo eligieron un lugar muy especial para la familia de la novia: el Palacio de la Concepción. Allí disfrutaron de un aperitivo servido por Deloya y de las mejores vistas de Gijón: una panorámica de toda la ciudad, desde la Laboral hasta el mar.

1917300917 ©mercedesblanco

3247300917 ©mercedesblanco

3332300917 ©mercedesblanco

3338300917 ©mercedesblanco

3271300917 ©mercedesblanco

3304300917 ©mercedesblanco

3336300917 ©mercedesblanco

Fede se encargó de preparar el protocolo de mesas que estaba inspirado en los países que habían visitado juntos y al que nosotras solo tuvimos que poner unas flores.

2763300917 ©mercedesblanco

2767300917 ©mercedesblanco

Poco a poco se fue haciendo de noche y la ciudad y el palacio se iluminaron.

2738300917 ©mercedesblanco

Hicimos un camino de velas para que los invitados encontraran el lugar donde estaba preparada la cena.

2796300917 ©mercedesblanco

2809300917 ©mercedesblanco

La boda fue a primeros de octubre y acabábamos de recibir los primeros brezos de la temporada que colocamos en piezas de loza azules para mantener el mismo colorido que en la ceremonia.

2826300917 ©mercedesblanco

Carlota dividió el ramo en cuatro partes y se lo regaló a tres de sus primas y a su madre.
Pero no solo ellas tuvieron regalo, algunos de los invitados recibieron escrita en una pizarra una de sus frases más divertidas y es que hay momentos que son imborrables.

2939300917 ©mercedesblanco

2949300917 ©mercedesblanco

2931300917 ©mercedesblanco

2954300917 ©mercedesblanco

2902300917 ©mercedesblanco

2900300917 ©mercedesblanco

2905300917 ©mercedesblanco

El padre de la novia sorprendió a todos tocando la batería y regalándonos un momento tan divertido como la foto.

thumbnail_2550300917©mercedesblanco

Fue una boda muy especial, tanto que queremos repetir y es que hay bodas que tenían que celebrarse todos los años.
Fotos: Mercedes Blanco

La boda de Carlota y Fede I

Hoy queremos recordar una boda muy especial, Carlota es sobrina nuestra y vivimos los preparativos con una ilusión que iba mucho más allá de lo profesional.
Cuando has visto a alguien nacer, crecer, acabar el colegio, licenciarse en la universidad y marcharse a trabajar fuera, resulta emocionante poder, además de estar en su boda, ayudarle a que el día más bonito de su vida lo sea todavía un poco más.

460300917 ©mercedesblanco

El ramo tenia flores en distintos tonos que iban de blanco a crema y mezclaba verdes con los grises de su tocado. El resultado fue algo alegre y muy vivo, igual que ella.

9300917 ©mercedesblanco

La ceremonia fue en la Catedral. El novio y la madrina recibieron a todos los invitados en la plaza, a la que llegó minutos después la novia en un precioso coche antiguo.
807300917 ©mercedesblanco
739300917 ©mercedesblanco
866300917 ©mercedesblanco
905300917 ©mercedesblanco
935300917 ©mercedesblanco

983300917 ©mercedesblanco

La Catedral necesita muy poco para tenerlo todo, así que colocamos a lo largo del pasillo copas de piedra con hortensias azules, eucalipto, hiedra y otras flores menudas, dando un toque de frescura y enmarcando el camino hacia el lugar donde estaban sentados los novios.
3229300917 ©mercedesblanco

1160300917 ©mercedesblanco

1174300917 ©mercedesblanco

1117300917 ©mercedesblanco

1163300917 ©mercedesblanco

A la salida, los novios fueron recibidos con pétalos y muchos besos.

1680300917 ©mercedesblanco

1767300917 ©mercedesblanco
1735300917 ©mercedesblanco

Y juntos se fueron a celebrarlo…

1889300917 ©mercedesblanco

Fotos: Mercedes Blanco

Nunca igual

Lucia quería que su boda fuera igual de bonita que la de su hermana y a la vez, completamente diferente. El lugar y la época del año coincidían pero nada más.

Marcos Luengo diseñó para ella un vestido de líneas rectas y buscamos el contraste con el ramo de rosas de jardín, eucalipto y olivo.

02462151016

03412151016

Para la decoración de Santa María de la Corte nos centramos en tres zonas: la escalinata, el inicio del pasillo y el altar. Mezclamos hortensias blancas, esparraguera, paniculata…

03462151016

03442151016

04892151016

06532151016

05412151016

06972151016

08792151016

Los novios entraron  al Real Balneario Las Caldas por el jardín, acompañados por todos sus invitados y el sonido de gaitas y tambores.

11732151016

11852151016

En el salón de los espejos estaba preparado el aperitivo. Como había muchos invitados colocamos un bodegón en el centro con todos los platos que iban a degustar antes de sentarse a cenar.

11992151016

12002151016

13112151016

A Lucia le gustó tanto el protocolo de mesas de su hermana que nos pidió el mismo, pero le sorprendimos con algún detalle nuevo. La papelería era de Living las bodas.

13432151016

13452151016

13462151016

Si en la boda de Marta el color del brezo fue el protagonista, para Lucia buscamos otro tono típico del otoño. Trabajamos mano a mano con Siapro para crear una iluminación que bañara todo de naranja, creando un ambiente muy especial.

13772151016

13752151016

La mesa presidencial era de mayor tamaño que el resto y estaba cubierta por un mantel de Mvistetumesa color calabaza.

13862151016

13832151016

Las velas colocadas a distintas alturas y las luces de verbena daban un toque romántico y acogedor.

13812151016

13912151016

El salón de los espejos se convirtió en una discoteca. Entre sus paredes disfrutaron de un concierto y una fiesta inolvidable.

19452151016

20942151016

 

21402151016

22332151016

Las fotos son de nuestra querida Mercedes Blanco.

 

 

 

 

 

Un bosque en Oviedo

A Bea le perdimos la pista cuando se  marcho fuera a estudiar y  nos reencontramos mientras organizaba su boda. Algo que nos hizo mucha ilusión y a la vez, darnos cuenta de que el tiempo pasa volando.

Marcos Luengo diseñó para ella un vestido de manga larga y volumen con un cinturón de pedrería precioso. Esa pieza y la época del año nos inspiraron un ramo diferente en tonos granates, rosas viejos y grises. Con movimiento y algunas moras.

031_boda_bea_toni_17_10_2015

116_boda_bea_toni_17_10_2015

117_boda_bea_toni_17_10_2015

Las hortensias que también formaban parte del ramo, estaban en la decoración de San Isidoro. Muchos de los invitados y la familia del novio venían de Canarias y elegimos unas flores muy nuestras.

143_boda_bea_toni_17_10_2015

Mezclamos hortensias blancas y verdes porque el color ya lo ponía el numeroso cortejo que acompañó a la novia.

155_boda_bea_toni_17_10_2015

162_boda_bea_toni_17_10_2015

249_boda_bea_toni_17_10_2015

Los novios querían una boda urbana y eligieron el Real Club de Tenis en pleno centro. Un lugar en el que estamos siendo testigos de las bodas de varias generaciones.

310_boda_bea_toni_17_10_2015

Mientras llegaban los invitados se dieron un paseo por el jardín para hacerse unas fotos y disfrutar de los primeros minutos de casados.

404_boda_bea_toni_17_10_2015

331_boda_bea_toni_17_10_2015

Las escaleras de madera y los trofeos de caza, unido a la pasión del padre de la novia por el parque de Redes, nos llevaron a decorar todo pensando en los bosques asturianos.

471_boda_bea_toni_17_10_2015

Colocamos a la entrada un sitting plan que tenía como protagonistas a los distintos pueblos de la zona y un invitado especial: un urogallo que suele estar en ese rincón todo el año.

462_boda_bea_toni_17_10_2015

Como la boda era muy grande, colocamos otro protocolo de mesas en uno de los rincones del coctel.

496_boda_bea_toni_17_10_2015

El padre de la novia hizo un dibujo y el otoño puso el resto: manzanas, castañas, brezos, hortensias…

464_boda_bea_toni_17_10_2015

La cena se hizo con vistas a las pistas.

505_boda_bea_toni_17_10_2015

Nosotras pusimos las luces, dándoles a la terraza y a la Pecera un aire especial. Del ritmo se encargaron ellos.

571_boda_bea_toni_18_10_2015

580_boda_bea_toni_18_10_2015

596_boda_bea_toni_18_10_2015

Las fotos son de Pelayo Lacazette.

 

 

 

A ciegas

Teníamos las mismas ganas de enseñaros esta boda que las que tuvimos en su día cuando estábamos preparándola. Chapa y su madre son las clientas que cualquiera quisiera tener, desde el primer momento se pusieron en nuestras manos y nos dejaron hacer. Algo que nos resultó una responsabilidad y un placer a partes iguales.

_MG_2141

Cuando vimos el vestido de Marcos Luengo, nos quedamos sin palabras, nos gustaba todo: la manga larga, el escote en la espalda, la falda de organza… Unos detalles del bordado inspiraron las notas de color del ramo que hicimos para ella con rosas de jardín, eucalipto, verónicas, flor de arroz y astrantias. Pensamos en flores que reflejaran el romanticismo y la dulzura del traje y la novia.

773C4921

773C4898

773C4914

Chapa se preparó en la suite de Rua Quince, desde allí se veía la Catedral, lugar a donde empezaban a llegar los primeros invitados.

Cuando llego la hora, Chapa salió del brazo de su padre de Rua Quince, pero hubo alguien que no quiso esperar y fue corriendo a recibirla:Cata, su niña de arras, que llevaba un vestido de Marta García-Conde. Para ella hicimos una corona y un aro con flores de los mismos colores que llevaba el ramo de la novia.

IMG_9929

IMG_9943

En la Catedral quisimos hacer algo diferente a lo que habíamos hecho en otras ocasiones. Han sido muchas las veces que lo hemos decorado y de las primeras que teníamos carta blanca para dar rienda suelta a nuestra imaginación. El retablo nos dio la pista que necesitábamos: concretamente su color azul. La época del año y la juventud de los novios quedaron reflejadas en los delfinium y las hortensias con las que llenamos el pasillo y el altar.

IMG_6202

773C5071

IMG_6200

773C5110

IMG_6222

A la salida, los novios fueron recibidos por sus familiares y amigos, con los que se marcharon caminando a celebrarlo. Un paseo corto que se alargó con abrazos, fotos y felicitaciones.

IMG_0160

IMG_0140

Aunque todo el mundo ha pasado muchas veces por delante, pocos son los que conocen el interior de Rua Quince, por eso y porque no hay mejor manera de dar la bienvenida a alguien que con unas flores, hicimos un bodegón con hiedras, velas y hortensias. Queríamos que resultara muy acogedor. El aperitivo se sirvió en uno de los salones del palacio, con vistas a la catedral.  Escribimos el menú que preparo Deloya en distintos espejos para que todos los invitados pudieran verlo.

_MG_2799

773C5611

773C5365

Unas acuarelas pintadas por la madre del novio y los nombres de jugadores del Real Oviedo, nos sirvieron para dar forma al sitting plan. Los novios son grandes forofos del equipo de la ciudad y nadie se sorprendió cuando vieron los nombres de las mesas.

773C5358

El jardín fue el lugar elegido para la cena. Global Rent monto  una carpa transparente de la que colgamos luces de verbena. Aprovechamos la entrada para colocar un recordatorio de las mesas.

IMG_6335

_MG_2785

_MG_2788

Todas las mesas eran redondas salvo la presidencial, que quisimos destacar de una manera especial, por eso pedimos a los novios que nos trajeran algo que tuviera significado para ellos. Chapa y Álvaro nos llevaron un mantel familiar y unos candelabros de plata. Para el resto de las mesas apostamos por una mantelería neutra de Deloya y los  bajoplatos de ratan de MVistetumesa que daban un toque rustico acorde con el jardín donde se celebraba la cena. Unas soperas inglesas llenas de hortensias azules daban el toque de color, el humor lo ponían los meseros que recreaban el canto de una alineación justo antes de empezar el partido.

IMG_2931

IMG_6324

IMG-20150704-WA0037

_MG_2790

_MG_2789

_MG_2791

Los novios dejaron un sobre con el nombre de cada invitado dedicándoles unas palabras. Un bonito detalle porque hay tantas cosas que decir y poco tiempo para ello. Que la papelería fuera azul no era casualidad y es que, cuando se sienten tanto los colores, no se puede pensar en otros.

IMG_6325

Inés, la hermana de la novia, vivió con mucha ilusión todos los preparativos de la boda. Conocía todos los detalles, salvo uno: que el ramo iba a ser para ella.

IMG_2939

El vals fue como el saque de honor del partido, después de eso, empezó algo grande.

_MG_3049

Las fotos son de Rodrigo Cores.