Algo blanco y algo verde II

La semana pasada dejamos a los novios saliendo, ya convertidos en marido y mujer, de la capilla de Santa Ana. Ahora los encontramos intentando aterrizar y estrenando ese sueño cumplido en el que se despertaran cada día.

En el jardín principal les esperaban los invitados, con ganas de celebrar y de verles.

Mientras disfrutaban fuera, dentro se ultimaban los detalles de una cena muy especial. Un cuadro de Favila, del bosque que rodea al Palacio, encargado por el padre la novia, fue la inspiración para la puesta en escena. Jugamos con dos mantelerías de lino distintas de M Viste tu mesa: una en tono gris piedra y otra verde.

Queríamos que a nadie le diera pena tener que entrar dentro, así que reproducimos el colorido del jardín en los centros de mesa, creando un efecto espejo.

La mesa presidencial estaba en el centro del patio y era para doce personas. El resto de los invitados se sentarían alrededor o en la planta superior, desde la que se veía también la mesa de los novios.

La papelería de Living las bodas, las velas y los cacharritos completaban la decoración. Todo estaba listo, solo faltaba la llegada de los comensales que encontraron su sitio gracias a un protocolo que colocamos en la zona de la panera.

Todos los kilómetros que hicieron para venir hasta aquí se los deseamos nosotras de felicidad.

Fotos: Mercedes Blanco

Casarse entre amigos

Cuando alguien del sector te llama para su boda, es una alegría doble: al final es mucha gente en la que pueden confiar y es un honor y una suerte a partes iguales que nos elijan a nosotras.

Eli, trabajo durante un tiempo con nuestra querida Paula, de Living las bodas y desde que vino a la tienda tuvimos un filing muy especial.

Como en todas las bodas que organizan, todo estaba estudiado al milímetro. Empezando por los colores: mostaza y azul.

davidfernandez-eliyguille-72

davidfernandez-eliyguille-96

davidfernandez-eliyguille-90

El ramo y los zapatos de Miss García tenían el color mostaza como protagonista, los primeros en el ante y el segundo en la cinta de terciopelo y en alguna de sus flores. La chapa de la señorita llevaba grabada una palabra especial para la novia.

davidfernandez-eliyguille-125

davidfernandez-eliyguille-132

davidfernandez-eliyguille-103

Querían un lugar especial para la ceremonia. Algo urbano y a la vez íntimo. Todo eso lo encontraron en el Hotel Ayre, concretamente en su azotea.

davidfernandez-eliyguille-165

davidfernandez-eliyguille-168

Allí mismo, de pie y delante de todos sus invitados, se dieron el sí, en una ceremonia emotiva, oficiada por Javi de Liebling. El color amarillo estaba presente en las flores y el azul en un cartel de bienvenida hecho por Living las bodas y en la papelería diseñada para la ocasión.

davidfernandez-eliyguille-194

davidfernandez-eliyguille-199

davidfernandez-eliyguille-191

Para la salida, ideamos con Paula unos conos llenos de confeti y hojas de eucalipto con los que recibieron a los novios y a toda la felicidad que venía con ellos.

davidfernandez-eliyguille-135

davidfernandez-eliyguille-263

davidfernandez-eliyguille-266

davidfernandez-eliyguille-287

Unas plantas más abajo, esperaba una celebración a la altura. Todo estaba cuidado con un cariño especial, todo el equipo había trabajado mucho para sorprender a novios e invitados.

davidfernandez-eliyguille-324

El salón estaba lleno de flores y velas. Todo en tonos azules, ocres…La luz de las velas encendidas contrastaba con los numeros de las mesas, hechos de cinc.

davidfernandez-eliyguille-306

davidfernandez-eliyguille-330

davidfernandez-eliyguille-308

La papelería parecía un espejo donde se veían todas las flores que adornaban las mesas.

davidfernandez-eliyguille-333

davidfernandez-eliyguille-332

Todo estaba listo y lo único que faltaba era gente con ganas de celebrar. Y eso, llegó.

davidfernandez-eliyguille-368

davidfernandez-eliyguille-378

Aparte de grandes profesionales, en esta boda se dieron cita buenos amigos y eso se noto en el resultado y también en estas fotos.

davidfernandez-eliyguille-422

davidfernandez-eliyguille-433

davidfernandez-eliyguille-444

Las fotos son de David Fernández, con quien hemos coincidido varias veces la temporada pasada.

 

 

 

Dos paises y una boda

Nos encantan las bodas internacionales por eso de que el amor no tiene fronteras. La que os enseñamos esta semana tiene unos novios maravillosos y dos países como protagonistas: Nueva Zelanda y España.

Ellos se quedaron enamorados del Palacio de Meres y decidieron que era el mejor lugar para citar a todos sus invitados, unos venidos desde lejos y otros de las ciudades cercanas.

El tocado de le Touquet inspiro una vez más, el ramo que hicimos para la novia, concretamente sus tonos empolvados en azul, malvas…

Mezclamos peonias, rosas de jardín, verónicas, eucalipto…para hacer algo tan delicado como la novia.

vbannareed0253

vbannareed0261

vbannareed0413

Decoramos la Capilla de Santa Ana aparentemente mezclando flores y hojas pero en realidad, juntando helechos y  hortensias, típicos de la tierra del novio y de la novia, respectivamente.

vbannareed0429

vbannareed0523

A la salida colocamos unos adornos y unos cestos con pétalos que dejaron el suelo salpicado de blanco.

vbannareed0697

vbannareed0794

vbannareed0951

El aperitivo fue muy agradable, por la época y también por el jardín en el que se celebraba. Colocamos centros distintos en cada mesa y les dimos un aire veraniego.

vbannareed0832

vbannareed1465

vbannareed1467

Al haber dos idiomas, fueron dos las pizarras que tuvimos que escribir con el menú del aperitivo servido por el Real Balneario de Salinas. Dos formas de llamar a cada uno de los platos, dos formas de escribir la misma cosa.

vbannareed1462

Los novios aprovecharon para sorprender por el detalle y porque suele hacerse después del baile, a repartir algunos ramos.

vbannareed1422

Para los centros de mesa apostamos por algo diferente: mezclamos frutas y flores pero no al azar. Elegimos el kiwi en honor a la tierra del novio y hortensias por la de la novia.

vbannareed1482

vbannareed1498

Quisimos mezclar los colores vivos del verano con el romanticismo de las velas. No hace falta elegir cuando puede tenerse todo.

vbannareed1499

vbannareed1480

Querían hacer de los dos países, uno solo y eso también lo simbolizaron en la papelería. Y con eso nos despedimos.

vbannareed1484

Las fotos son de Volvoreta.

 

 

 

 

Un 14 de febrero diferente

El amor es de todos los colores y eso hemos querido demostrar este año con nuestro escaparate y también con el post que estás leyendo ahora.

2017-02-03-19-37-40

No solo rojo. No solo rosas. Porque hay muchos colores y cientos de flores maravillosas con las que sacar una sonrisa a esa persona que te hace sonreír a ti.

De lo que no nos hemos querido olvidar es de los corazones, pero esta vez los hemos hecho diferentes, llenos de flores como las que tenemos dentro de la tienda.

2017-02-06-10-31-35

2017-02-06-10-43-01

Hay muchas maneras de decir “te quiero” y todas ellas son igual de bonitas. Por eso hemos pedido rosas de todos los colores y también flores diferentes.

2017-02-03-11-56-02

2017-02-03-11-56-45

Un ramo enorme o una sola flor, rosas o tulipanes… todo es posible cualquier día del año y también el 14 de febrero.

2017-02-03-19-32-49

2017-02-03-19-33-09

El amor esta en el aire y solo queremos que respiréis.

 

 

 

 

Un bosque en Oviedo

A Bea le perdimos la pista cuando se  marcho fuera a estudiar y  nos reencontramos mientras organizaba su boda. Algo que nos hizo mucha ilusión y a la vez, darnos cuenta de que el tiempo pasa volando.

Marcos Luengo diseñó para ella un vestido de manga larga y volumen con un cinturón de pedrería precioso. Esa pieza y la época del año nos inspiraron un ramo diferente en tonos granates, rosas viejos y grises. Con movimiento y algunas moras.

031_boda_bea_toni_17_10_2015

116_boda_bea_toni_17_10_2015

117_boda_bea_toni_17_10_2015

Las hortensias que también formaban parte del ramo, estaban en la decoración de San Isidoro. Muchos de los invitados y la familia del novio venían de Canarias y elegimos unas flores muy nuestras.

143_boda_bea_toni_17_10_2015

Mezclamos hortensias blancas y verdes porque el color ya lo ponía el numeroso cortejo que acompañó a la novia.

155_boda_bea_toni_17_10_2015

162_boda_bea_toni_17_10_2015

249_boda_bea_toni_17_10_2015

Los novios querían una boda urbana y eligieron el Real Club de Tenis en pleno centro. Un lugar en el que estamos siendo testigos de las bodas de varias generaciones.

310_boda_bea_toni_17_10_2015

Mientras llegaban los invitados se dieron un paseo por el jardín para hacerse unas fotos y disfrutar de los primeros minutos de casados.

404_boda_bea_toni_17_10_2015

331_boda_bea_toni_17_10_2015

Las escaleras de madera y los trofeos de caza, unido a la pasión del padre de la novia por el parque de Redes, nos llevaron a decorar todo pensando en los bosques asturianos.

471_boda_bea_toni_17_10_2015

Colocamos a la entrada un sitting plan que tenía como protagonistas a los distintos pueblos de la zona y un invitado especial: un urogallo que suele estar en ese rincón todo el año.

462_boda_bea_toni_17_10_2015

Como la boda era muy grande, colocamos otro protocolo de mesas en uno de los rincones del coctel.

496_boda_bea_toni_17_10_2015

El padre de la novia hizo un dibujo y el otoño puso el resto: manzanas, castañas, brezos, hortensias…

464_boda_bea_toni_17_10_2015

La cena se hizo con vistas a las pistas.

505_boda_bea_toni_17_10_2015

Nosotras pusimos las luces, dándoles a la terraza y a la Pecera un aire especial. Del ritmo se encargaron ellos.

571_boda_bea_toni_18_10_2015

580_boda_bea_toni_18_10_2015

596_boda_bea_toni_18_10_2015

Las fotos son de Pelayo Lacazette.

 

 

 

Regala Flores

Empezamos el año con muchas ganas y con ideas para regalar. Las fiestas aun no han terminado y los Reyes Magos están a la vuelta de la esquina. Así que queremos echarles una mano con alguna que otra idea con la que sacar una sonrisa y buena nota en la asignatura de acertar.

Hay personas a las que cuesta regalar porque tienen de todo y como ellas mismas dicen “no necesitan nada” pero unas flores hacen falta en cualquier casa y además son apropiadas para todas las edades y momentos de la vida.

0034230415

Mercedes Blanco.

Puede ser un envío puntual o un buen hábito: un ramo cada quince días o al mes. Nosotras estamos encantadas de prepararlas con mucho cariño y hacérselas llegar a donde nos digáis.

0173130415

Mercedes Blanco.

También es una buena idea para los hijos que están fuera y que no van a pasar con ellas estas fechas o a los que han venido desde lejos invadiendo la casa de sus padres y quieren dejar la casa un poco menos vacía cuando se marchen.

2-de-agosto-2013-001

1-de-julio-2014

Hay flores naturales, preservadas y de tela. También plantas y un montón de cacharros bonitos que luego quedan de recuerdo. Si le habéis comprado un jarrón, nos lo podéis traer y lo llenaremos de flores.

rositas-spray-y-cardos

3-de-diciembre-2014-001

1-de-mayo-001

img-20150514-wa0016

 

0101230415

Mercedes Blanco

También tenemos cosas para aquellos a los que les ha sobrado una pequeña cantidad del presupuesto y quieren completar los regalos que ya tienen, con algo más.

0051170614-682x1024

Mercedes Blanco

Sea lo que sea y para quien sea, aquí estamos.

 

 

 

 

 

Una boda en Hawaii

La boda de Aida y Pablo ha sido una de las más divertidas de la temporada y ni el frío ha podido convencernos de que esperáramos al buen tiempo para enseñaros las fotos.

Cuando ellos vinieron a vernos y nos contaron la idea que tenían en la cabeza, nos encanto. Trasladar Hawaii a la Riega nos parecía un reto apasionante y el motivo precioso: ellos se habían casado allí solos y querían volver a vivir ese momento rodeados de familiares y amigos.

En la invitación hablaban de una boda pero en realidad la gente iba a asistir a un viaje…un viaje inolvidable. En la maleta solo hacía falta llevar ropa de fiesta y ganas de pasarlo bien.

La novia nos pidió un ramo de peonias y olivo. Quería algo sencillo como su vestido y que hiciera juego con el tocado que le había hecho Cristina Pascual.

aida-y-pablo-jfkimagensocial6

Al aterrizar allí los invitados estaban desconcertados: el trayecto había sido corto pero habían llegado muy lejos.

aida-y-pablo-jfkimagensocial14

Para la ceremonia nos habían pedido un arco de flores. Ambientamos el espacio con hojas de monstera, palmito, flores de acanto, peonias… El pasillo lo llenamos de pétalos, velas y flores.

 

aida-y-pablo-jfkimagensocial7

aida-y-pablo-jfkimagensocial9

aida-y-pablo-jfkimagensocial13

aida-y-pablo-jfkimagensocial11

aida-y-pablo-jfkimagensocial16

La ceremonia oficiada por Javi de Liebling fue emocionante y divertida. Fue volver a esa playa donde se habían dicho sí pero esta vez con toda la gente que no podía faltar.

aida-y-pablo-jfkimagensocial17

aida-y-pablo-jfkimagensocial18

Al final se intercambiaron Leis que son los collares hawaiianos y que nosotras preparamos para la ocasión.

aida-y-pablo-jfkimagensocial20

aida-y-pablo-jfkimagensocial21

Aunque el día era muy soleado, como es típico en Hawaii a la salida se vieron sorprendidos por una lluvia…de olivo.

aida-y-pablo-jfkimagensocial10

aida-y-pablo-jfkimagensocial37

aida-y-pablo-jfkimagensocial39

La celebración fue tipo Cocktail. Colocamos un bodegón de bienvenida, palmeras incluidas y que por un momento nos hizo dudar de si estábamos de vacaciones o trabajando.

aida-y-pablo-jfkimagensocial31

aida-y-pablo-jfkimagensocial41

Y como en casa del herrero no siempre hay cuchillos de palo, ellos quisieron poner el toque de su proyecto Rawcoco que muchos conoceréis en Gijón.

aida-y-pablo-jfkimagensocial28

aida-y-pablo-jfkimagensocial29

aida-y-pablo-jfkimagensocial32

aida-y-pablo-jfkimagensocial27

La papelería de Living las bodas daba ese toque exótico que pedían los novios y que tanto gustó a los invitados.

aida-y-pablo-jfkimagensocial30

El chiringuito de tabaco de Living las bodas no tenía nada que envidiar a los que se pueden encontrar paseando por la isla.

aida-y-pablo-jfkimagensocial42

aida-y-pablo-jfkimagensocial33

Se hizo de noche y también la luz gracias a cientos de bombillas que iluminaron el cielo de su particular paraíso.

aida-y-pablo-jfkimagensocial43

aida-y-pablo-jfkimagensocial44

Si la boda había sido diferente, la fiesta no podía ser menos. Nos pusimos manos a la obra y transformamos la carpa en una zona disco para que los invitados siguieran la fiesta.

thumbnail_imagen-1

Las fotos son de Jfk con los que hemos coincidido varias veces este año y siempre es un placer. La coordinación corrió a cargo de Wednesday WP que lograron que todo saliera perfecto.